Ciclismo

«El relevo en España llegará, pero hay que tener paciencia con los jóvenes»

Miguel Indurain, en la sede del Santander, participará en la III Marcha Ciloturista Lebaniega Jubilar Bike. / Antonio 'Sane'

Miguel Induráin, que participará el 30 de septiembre en la III Marcha Cicloturista Jubilar Bike, asegura que «Cantabria tiene todo para disfrutar de la bicicleta»

Marcos Menocal
MARCOS MENOCALSantander

Sigue siendo el más alto cuando se pone en la foto. En todas las que se hizo, ya que ayer en la presentación de la III Marcha Cicloturista Jubilar Bike no hubo nadie que se marchara sin una con el campeón navarro. Migue Indurain (Navarra, 1964) sigue siendo el mismo genio cercano que en los años noventa, cuando sus hazañas le convirtieron en el mejor ciclista del mundo. Acudió como embajador del Santander, principal patrocinador de la prueba ciclista que se celebrará el próximo 30 de septiembre en Potes. El navarro será uno de los 700 inscritos para la prueba, que como ya es habitual repite los dos mismos recorridos posibles: El primero de 106 kilómetros y el segundo, más exigente, de 182. Indurain invita a «disfrutar de un día bonito. Hay un trazado bueno para hacer ciclismo y es un lugar precioso para pasar el día con la familia». La participación se ha duplicado y la posibilidad de pedalear junto al campeón de Villava no deja de ser un atractivo más.

-El año pasado participó en la segunda edición de la Marcha Lebaniega Jubilar Bike y este año repite. Está claro que a usted le gusta Cantabria.

-Sin duda. Cantabria es una tierra de ciclismo y me ha tocado correr mucho por aquí y conozco bastante sus carreteras. La Marcha lleva tan solo tres años y ha duplicado su participación que es algo que ya habla por sí solo. Los medios de comunicación y las redes sociales contribuyen a que siga creciendo y eso es algo que se nota. Si no hay ninguna novedad estaremos en la salida.

«El ciclismo y el turismo es un binomio perfecto para disfrutar de este tipo de Marchas» Sin excusas

-Se le ve en forma, ¿se atreverá esta vez con el recorrido largo (182 km.)?

-No le conozco en su totalidad. El año pasado hice el corto (106 km.). Es muy bonito el corto y tiene sus puertos. Se sube y se baja. Ozalba y Hoz son dos puertos ya exigentes y primero ya has subido Piedrasluengas, que es muy largo. Además hace bien poco que pasó la Vuelta por allí y eso añade un aliciente a la gente para que se inscriba y al público para seguirlo. Es una buena oportunidad para disfrutar de un buen día. En principio la idea es hacer la corta como el año pasado. Voy a ver si engaño a alguno de los ciclistas de mi época para que me acompañe, pero esa es la idea.

-El ciclismo está de moda y prueba de ello es que cada fin de semana hay una Marcha, una carrera máster o de cualquier categoría... ¿qué le parece?

-Este año hemos cumplido más de veinte años celebrando la Marcha que lleva mi nombre. Fue algo que empezó como un homenaje que me hicieron a mí y poco a poco se ha ido sucediendo. Antes no se hacían tantas, pero la gente las demanda.

-Ciclismo y turismo, ¿qué opina del binomio?

-Pues que es la mezcla perfecta. Otra cosa es el ciclismo de competición, pero el que quiera disfrutar de la bicicleta lo puede hacer de mil maneras. La bicicleta le gusta prácticamente a todo el mundo. Cada vez se va más en bicicleta, incluso en las ciudades y hay profesionales, amateurs, gente que sale por hacer deporte, afición... Lo único que falta son los sponsors. En este deporte no se cobra entrada y tiene más complicado recuperar las inversiones. Ha habido años en los que las empresas lo han pasado muy mal y se necesita que vuelvan a apostar por el ciclismo; Movistar y Caja Rural son pocos para un país como España.

«Es una buena oportunidad para disfrutar de la bicicleta; un buen lugar para ir con la familia» Invitación

-¿No le parece que en España estamos mal acostumbrados a los triunfos? Alberto Contador ha dicho adiós hace unas semanas; Purito ya no está y Valverde quién sabe... ¿Tiene España el relevo asegurado?

-Esto es algo que pasó ya antes. Es ley de vida; Purito y Contador ya tienen una edad y Valverde, a pesar de tener mucha clase, veremos qué tal se recupera de la lesión, pero es algo que siempre ha ocurrido. Pasó antes de Perico, luego conmigo, Olano... Es obvio que es muy difícil, porque estamos hablando de grandes campeones y de ganar a los mejores a nivel internacional. Todo va por épocas y hay que ser pacientes y dar tiempo a los ciclistas. Claro que hay corredores buenos, pero sin prisa. Ahí están Landa o Izagirre, que ya han hecho cosas buenas; y De la Cruz o Enric Mas.

-A Enric Mas le señaló Contador directamente como su sucesor...

-Es muy bonito que digan algo así de ti, pero hay que darle tiempo. Decir nombres es meterle presión. Claro que el chaval ha demostrado cualidades, pero ya veremos. Que todo vaya despacio y con tiempo. A la gente hay que darle tiempo y paciencia.

-¿No le parece que la ausencia de carreras como el Circuito Montañés produce un freno en la salida de los ciclistas jóvenes?

-Claro que es una de las razones, pero es normal que la crisis haya azotado de lleno a los organizadores y eso produce un efecto dominó. Era un vivero de corredores y una forma de brillar. Era una competición dura y exigente que marcaba un poco el devenir de cada uno. La crisis afectó a todos y el ciclismo es algo que lo ha sentido.

-El ciclismo siempre es noticia, pero desafortunadamente en muchas ocasiones por sucesos muy tristes, ¿qué cree usted que se podría hacer para evitar tantas tragedias en la carretera?

-El ciclismo siempre ha sido peligroso; no sólo por los coches y los accidentes de tráfico, sino que también las bajadas, la lluvia... Un palo, una piedra que se cruza puede ser fatal. Hoy en día se ha complicado más aún porque se ha multiplicado el número de ciclistas y de coches. Deberíamos hacer una campaña para que la gente tome conciencia de que se debe compartir la carretera y que las dos tienen el mismo problema. El problema es que el ciclista siempre es el peor parado, tenga o no la culpa. Debemos prevenir antes que lamentar.

«A Mas le nombró Contador su sucesor, pero quizás sea echarle presión. Hay que ir despacio» Ganadores

-¿Cómo invitaría a la gente a que participase en La Lebaniega?

-Tiene buen recorrido, se come muy bien por la zona y es una buena oportunidad de pasar un día en familia. Cantabria es un lugar perfecto para montar en bicicleta, porque tiene de todo. Es normal que llueva de vez en cuando porque si queremos tener la zona verde no queda otra. No hay muchas excusas para aquel que le guste pasar por un buen día. La prueba es que de 700 participantes, el 80% son de fuera de la tierra. Eso es que el atractivo llama la atención.

De cerca

-¿Pensaba usted ganar cinco veces el Tour de Francia?

-No. Sólo en participar. Eso fue un premio.

-¿Cambiaría algún Tour por haber ganado una Vuelta a España?

-No. El Tour es el Tour. Me empeñé en ganarla e hice siete veces la Vuelta. Empecé muy bien siendo el líder más joven de la historia, pero no pude con ella.

-Años 1989 y 1990. ¿Si no le hubiera tocado trabajar para 'Perico' Delgado habría podido ganar la ronda francesa?

-No, no lo creo. Las condiciones físicas y mentales con las que hay que afrontar un Tour no son las mismas, pero disputar la general, no. No lo creo.

-¿Quién es su ciclista favorito?

-Bernad Hinault.

-¿Contador, 'Purito' o Valverde?

-Cada uno tiene lo suyo. Contador tiene un palmarés impresionante, pero cada uno es un fuera de serie.

-¿Quién le dio más 'guerra'; Chiapucci, Bugno o Rominger?

-Chiapucci me dio mucha porque estaba siempre en loa pelea. Bugno tenía un motor increíble. Yo le ganaba el Tour, pero él me ganaba los mundiales y Rominger era un todo terreno. Le iba mejor el frío que el calor, pero me lo complicó mucho. Los tres me hicieron más difíciles los años de ciclismo.

-¿Giro, Vuelta o Tour?

-Tour.

-¿Anquetil, Coppi, Merckx e Hinault?

-Hinault era mi ídolo y tuve la oportunidad de correr con él.

-¿Froome o Armstrong?

-Los dos son grandes ciclistas; los dos han sido buenos contrarrelojistas y quizás Froome, porque es más accesible por su carácter.

«Quizás correr más por África, Asia o sudamérica. Hice muchos kilómetros, pero allí no corríamos» Que le faltó en el ciclismo

-Toca hablar de fútbol, ¿Real Madrid o Barcelona?

-No soy un especialista. Veo algún partido bueno, pero me da igual. Que gane el mejor.

-¿Comida de cuchara o de tenedor?

-De todo. No tengo ninguna predilección.

-¿Villava o París?

-Villava es donde nací y tengo mis amigos y París era el objetivo.

-¿Pensó que su retirada sería como fue?

-Lo ves venir. Cada año te cuesta más. Al final no estás centrado y lo ves venir.

-De no ser ciclista hubiera sido...

-Pues no lo sé. Empecé muy joven a los 18 años. Era lo que me gustaba. Mis padres eran agricultores y quién sabe si hubiera seguido con la tarea.

-Año 1991. ¿Tenía estudiado atacar en el descenso del Tourmalet?

-No. Era una etapa decisiva. Los líderes estaban pasándolo mal y la carrera se decidió así. Las bajadas son parte de las carreras.

-¿Corrió alguna vez más rápido que en aquella contrarreloj de Luxemburgo de 1992?

-No lo sé. Creo que fue la contrarreloj más dura que hice en mi carrera deportiva y si es tan dura las diferencias son más grandes.

-¿Nadal, Gasol o Indurain?

-Que cada uno elija el que más le gusta. Cada uno hace un deporte distinto y es mejor que elijan los aficionados.

-¿Qué le faltó por hacer?

-Hice muchos kilómetros. No corrí mucho en Sudamérica. Hoy en día se corre mucho por África o Asia y quizás eso sí que me quedó sin hacer, pero kilómetros hice muchos más de los que imaginé.

Fotos

Vídeos