Fútbol / Regional

La Gimnástica, un campeón intratable

La Gimnástica, un campeón intratable

A pesar de la derrota en El Malecón ante los blanquiazules, el Solares se salva y seguirá otra temporada más en Tercera División

Adela Sanz
ADELA SANZTorrelavega

A lo grande y con un título más en su palmarés: campeón de Liga en Tercera División. Así ha terminado la Gimnástica, que tras un comienzo mediocre enderezó el rumbo hace seis meses y mejoró hasta tal punto que se ha convertido en un conjunto sólido y rocoso muy difícil de batir. Solo el Escobedo –subcampeón de la competición– ha sido capaz de derrotar al equipo de Pablo Lago, que iniciará en breve su asalto a la Segunda B. El Solares, por su parte, también abandonó feliz el campo. Tenía motivos para celebrar, ya que a pesar de la derrota logró la permanencia. Así que todos contentos.

No ha sido una temporada sencilla para el campeón, a pesar de sus números. Flojo comienzo, relevo en el banquillo y dudas. De hecho pocos se atrevían a finales de octubre a predecir el éxito. Pero la Gimnástica lo ha logrado gracias a la calidad de su plantilla, al compromiso de los jugadores y a la mano del entrenador asturiano, que cumplió con los objetivos que se marcó al fichar. Cuando llegó se propuso ganar cuanto antes para adquirir la dinámica de triunfos de la que adolecía un conjunto que no había logrado enlazar dos victorias consecutivas, reforzar la defensa y recuperar la confianza en sí mismos de los jugadores. Tres propósitos que ha logrado con creces, transformando a la Gimnástica en un equipo habituado a ganar, que apenas concede ocasiones y en el que todos sus futbolistas creen en sus posibilidades.

Cumplido su primer objetivo, ahora le queda el segundo y más importante, el ascenso. No va a resultar una tarea sencilla, pero esta Gimnástica parece capaz de todo. Sea cual sea el rival que le corresponda en la eliminatoria de la fase. El equipo ha llegado bastante entero al final del campeonato y cuenta con serias opciones –quizás más que en las últimas campañas– de retornar a Segunda División B.

2 Gimnástica

Álex Ruiz, Camus, Fermín (Nacho González), Luis Alberto, Cote, Víctor, Vitienes (Huertas), Javito, Nacho Rodríguez, Cagigas (Cagigas) y Perry.

0 Solares

ulio, Rubén, Palacio, Charly, Peli, Iván, Viti (Javi), Jorge, Bada, Álvaro y David (Bordas).

Goles
1-0 m. 23, Víctor. 2-0 m. 87, Barbero.
Árbitro
Arias de Juana. Amonestó por el lado visitante a Álvaro, Charly, Palacio.
Incidencias
El Malecón. La EDMde gimnasia rítmica de Torrelavega amenizó los prolegómenos del encuen

La Gimnástica salió a por el partido desde el principio, algo habitual tanto en casa como lejos de su estadio. Así, lejos de especular con el resultado, buscó el gol con el objetivo de llevarse los tres puntos y cerrar de esa manera una temporada que, desde principios de noviembre, solo puede calificarse como brillante. Remontar ocho puntos en la tabla no es algo sencillo, y el equipo torrelaveguense lo ha conseguido a fuerza de tesón y fe en sus fuerzas. Javito y Perry, titulares en esta ocasión, fueron protagonistas de las dos primeras ocasiones, un tiro desde la frontal y una acción individual que terminó con un despeje del portero. Se trataba de una declaración de intenciones, que siguió con un remate de cabeza del propio Perry minutos después y un rechace fallido de la defensa visitante, que a punto estuvo de marcar en propia meta. El gol estaba al caer y fue Víctor quien lo logró, con un lanzamiento desde fuera del área tras un pase de Borja Camus.

Con ventaja, los blanquiazules ya tenían más de media tarea hecha, pero siguieron acosando la portería rival, obligando al Solares a replegarse, dejándole sin opciones en ataque y haciéndole correr detrás del balón hasta el descanso.

La segunda mitad comenzó con un guión idéntico al de la primera, con la Gimnástica dueña del balón, del espacio y de las ocasiones. El Solares, impotente y nervioso, tuvo que conformarse con jugar atrás, cerrando espacios. A pesar de ello, no pudo evitar que los locales generasen más ocasiones, como el remate al palo de Vitienes, el tanto anulado a Luis Alberto y otras dos jugadas de Perry, muy activo durante todo el partido, en las que desbordó por velocidad a la defensa y al que solo le faltó culminar con un tanto. El gol llegó gracias al oportunismo y habilidad de Barbero, quien demostró que la Gimnástica no se equivocó al incorporarle en el mercado invernal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos