"No somos perfectos"

fotogalería

Ángel Viadero se queja amargamente mientras mira a su banquillo / Javier Cotera

  • El técnico cántabro, para el que su equipo "fue dominador claro y merecedor del triunfo", destacó "la fe que tienen los jugadores por ganar hasta el final"

"No somos perfectos. Entrenamos para ello, pero, probablemente, acabaremos la temporada sin serlo. Somos un buen equipo, cometemos pocos errores, pero hay veces que nos complican", aseguró Ángel Viadero al término del partido ayer en El Sardinero. Matizó sus palabras al tiempo que explicó lo sucedido. "Obligamos al rival a hacer mucho si quiere ganarnos y hoy (por ayer) el Boiro, ya se ha visto, ha marcado dos buenos goles en dos ocasiones en las que apenas hemos concedido facilidades". Así fue. El Boiro no inquietó la meta de Crespo, sin embargo no se fue con puntos para Galicia por otra de las virtudes que también recordó el entrenador. "Este equipo tiene fe en lo que hace.Cree y eso le permite crear. Eso es muy importante". El partido de ayer fue una demostración de que los jugadores quieren ganar y sólo ganar, aunque durante muchos minutos de los partidos no lo parezca. Después de encajar un gol en el minuto 86 corrieron para anotar uno más, el de la victoria, en el 88.

El rival del Racing le complicó las cosas sin apenas proponérselo. Defendió con cuatro hombres y luego cambió a una línea de cinco, algo que no es nuevo y que tiene pinta de que será más habitual de lo deseado. "Me da pena por los futbolistas porque en las 33 jornadas que llevamos no han tenido una tarde tranquila. Les ha costado ganar muchísimo siempre, pero no hay más que ver cómo se agarran a los partidos para sacar la mejor versión. Eso es algo muy bueno", añadió.

Por otro lado, para Viadero sólo hubo un dueño en El Sardinero. "Hemos sido dominadores del juego y justos merecedores del triunfo. En la primera parte no hemos sabido cerrar el resultado, el rival ha acertado, pero nosotros sabíamos que podíamos ganar. Hemos creído y lo hemos conseguido".

Volvió a salir a relucir ese calificativo de rácano, en el sentido peyorativo, o de reservón en el mejor de los casos, que le han colgado a este Racing. A Viadero empieza a ponerle de mal café."Si a un equipo con defensa de cinco le hacemos diez ocasiones y le metemos tres goles... Nosotros a lo nuestro". Al entrenador que los equipos rivales se defiendan más de la cuenta no deja de parecerle "un halago" y se mostró más que satisfecho por ello. "Que hagan eso, como hoy (por ayer) el Boiro no es más que una muestra de respeto. En esta categoría hay muy buenos entrenadores y profesionales y analizan al equipo que se van a enfrentar y parece que nos respetan". Finalmente tuvo palabras de ánimo para Jagoba, que se retiró lesionado y que probablemente se pierda varias jornadas. "Está mal el chaval. Sintió un pinchazo en los isquiotibiales; sale de una y entra en otra.Probablemente habrá que marcarse un objetivo con él para recuperarle".

Del árbitro, que le expulsó, no dijo mucho. "No sé porque me ha echado. Ha decretado cuatro minutos de añadido y luego ha modificado y ha dicho que cinco; a mí no me gusta darle un minuto de gloria a nadie y sólo he preguntado al linea que por qué... No sé nada", concluyó el técnico racinguista.