Racinguistas todos

Llegó el momento deseado. Desde que supimos que no éramos campeones de grupo, el objetivo pasaba a ser disputar seis partidos de play off. Ya lo tenemos aquí. Remontada de las que quedarán para siempre en nuestro recuerdo, en nuestra retina y en nuestros tímpanos y de la que hablaremos años y años. Con este tipo de historias suele ocurrir que a base de repetirlas y contarlas se van deformando normalmente hacia acabar siendo cada vez algo más épico y bonito. No digo que no pueda ocurrir, pero permítanme pensar que me parece difícil mejorar el guión de lo ocurrido ante el Villanovense.

Sin embargo, ya ha pasado una semana y no es que en fútbol importe el presente, es que en tiempo de play off, una semana es una vida. Lógicamente tenemos que aprovechar la inercia positiva de lo vivido en El Sardinero el domingo pasado y se ha empezado a ver colgando el cartel de no hay billetes varios días antes del partido. La afición responde. Sí, la afición. Porque opino que no deberíamos hacer distinciones y hacer racinguistas de primera o de segunda categoría según vengan más o menos a menudo al campo. Por una razón muy sencilla: los necesitamos a todos. Entiendo que a alguno le saldría del alma el domingo antes del partido bajar al centro del campo y nombrar uno por uno los que hemos ido a ver al Boiro, a la Arandina y a la Mutilvera y los que no estuvieron, a su casa. Pero los necesitamos a todos. Si siempre fuéramos los de siempre, no se habría logrado la atmósfera que se consiguió hace apenas unos días y que los jugadores sin duda agradecieron. Si siempre fuéramos los mismos, no se llenaría el campo en el partido más importante en años del club. Fíense de mí cuando les digo que nos hacen falta todos y cada uno de los que puedan acudir al partido de ida y lástima que no entren diez mil más, porque se habría llenado también.

Disfrutemos del partido, del ambiente que va a haber, de las caras de los niños que sí han ido todo el año y nunca han visto El Sardinero a reventar, de los ojos como platos que se les ponen cuando se grita gol y no somos seis mil sino todo el estadio a la vez. Disfrutemos de todo esto y del equipo porque el fútbol está para tardes como esta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate