Los pasos se dan de tres en tres

Los pasos se dan de tres en tres
Daniel Pedriza

El Racing logra su tercer triunfo consecutivo en un partido más efectivo que brillante contra Osasuna B

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

La jornada 34 estaba marcada con un círculo rojo. Como en esas películas para las que suelen llamar a Jason Statham como protagonista. Semanas de puñetazos, balaceras, maletines, mucho por ganar y más aún por perder. En la recta final del campeonato comienza el juego de la ruleta rusa entre los cinco implicados a repartirse los billetes para el play off de ascenso a Segunda. Cuatro sillas para cinco traseros. Empiezan las hostilidades de verdad y las tardes de sábado en las que más de un racinguista cambia la siesta por ver un Gernika-Real Sociedad B. Por poner un ejemplo. De los apostantes al azar del revólver y la bala, el Sporting B fue el único que sacó plomo en vez de plata. El Racing giró la ruleta y tuvo suerte. La victoria ante Osasuna B le mantiene erguido una semana más en los puestos de play off. Restan cuatro partidas más a este juego a vida o muerte.

Ante Osasuna B y obligado a ganar, el Racing tenía un escenario propicio para hacer de su racha una dinámica. Para eso, o para hacer un 'Froilán' y pegarse un tiro en el pie. En casa y ante un rival prácticamente descendido, todo apuntaba bien para los de Carlos Pouso. El técnico vasco mantuvo su idea aunque con un cambio importante en el once. Uno de sus fijos, Sergio Ruiz, se quedó fuera.

2 Racing

Iván Crespo, Adán Gurdiel, Julen Castañeda, Gándara, Gonzalo, Antonio Tomás, Héber (Pau Miguélez, min. 59), Quique Rivero, Borja Lázaro (Javi Cobo, min. 84), Dani Aquino y César Díaz (Sergio Ruiz, min. 67).

0 Osasuna B

Iñaki, Samuel (Hualde, min. 46), Endika, Rubio, Albisu, Otegui, Jaime, Moncayola, Borja (Jordan, min. 77), Díaz y Javi Martínez (Adrián, min. 73).

el detalle
El central Gonzalo de la Fuente se perderá el partido del próximo domingo frente al Tudelano, después de ver ayer la quinta cartulina amarilla.
goles
1-0, min. 45: Borja Lázaro. 2-0, min. 75: Dani Aquino.
árbitro
Pinto Herrera (Comité Tinerfeño). Amonestó al local Gonzalo y a los visitantes Endika, Borja, Hualde, Rubio y Samuel.
incidencias
Campos de Sport de El Sardinero. Con césped en buen estado, en tarde nubosa pero apacible.
el público
6.598 espectadores, según los datos aportados por el club, en las gradas del estadio verdiblanco. Gran parte de ellos se quedó tras el partido para presenciar el choque de fútbol femenino entre Racing y Monte.

El Racing arrancó suelto. Percutiendo y llevando peligro. Especialmente a través de un Héber incisivo. Pero entre las circulares que reciben habitualmente los árbitros debió colarse una foto del gallego con el letrero 'Se busca' debajo. El colegiado tinerfeño la tomó con el naronés. En contra le pitó todo. A favor, no le dijo ni 'hola'. El delito del racinguista: seguramente su fama de fabricante de penaltis. O eso, o le quitó una novia en el pasado. El caso es que Pinto Herrera no señaló una pena máxima clarísima que le hicieron al extremo verdiblanco en una de sus internadas.

A partir de ahí, Héber se ofuscó y prácticamente desapareció entre protestas y decisiones arbitrales. Pero no sólo él. El equipo de Carlos Pouso también fue perdiendo poder en la parcela ofensiva con el paso de los minutos. El arreón inicial se resumió en un disparo lejano de Dani Aquino que se marchó cerca del poste derecho y un remate de cabeza de Gándara, manso, a las manos de Iñaki. Por fortuna, en tareas defensivas el Racing apenas hizo concesiones a un Osasuna B que por momentos parecía conformarse con un empate que le servía más bien de poco.

Las claves del partido

1. Buen arranque: El Racing empezó bien el partido, llegando por banda y metiendo a Osasuna B en su propia área, aunque fue perdiendo fuelle.

4. Solidez defensiva: El equipo de Carlos Pouso apenas hizo concesiones atrás a un rival prácticamente descendido. Iván Crespo tuvo poco trabajo.

2. Penalti no pitado: Varias decisiones arbitrales, entre ellas un penalti clarísimo sobre Héber no señalado, aplacaron el arreón inicial verdiblanco.

5. La entrada de Sergio Ruiz: La puesta en escena del astillerense permitió al Racing recuperar el centro del campo y sentenciar el encuentro a su favor.

3. Gol oportuno: El tanto de Borja Lázaro, al borde del descanso, cambió por completo el decorado en un partido poco brillante.

6. Puestos de play off: El triunfo de ayer mantiene al Racing en puestos de play off de ascenso a Segunda y aprieta la zona alta de la clasificación.

Una jugada, cuando el primer tiempo ya agonizaba, permitió al Racing arreglar todos sus problemas y cambiar el decorado de la película. El equipo cántabro hizo el encargo a su sicario de confianza. Borja Lázaro mató a Osasuna y, de paso, también a la maldición que le ha perseguido durante toda su carrera, encallado en los siete goles por temporada. Un gran pase de Quique Rivero al desmarque de César Díaz por la izquierda. El galgo de Villamalea le despegó el número de la camiseta a Endika y desde la línea de fondo la puso para que el '9' verdiblanco abriese el marcador al borde del descanso.

Sin mejoría

La consecución del gol no fue suficiente acicate para un Racing que, aunque dominador, seguía sin ofrecer sensación de dar por finiquitado el encuentro. Más aún con la exigua renta obtenida. Un momento de lucidez de Osasuna B podría mandarlo todo a freír espárragos. Y el equipo rojillo tuvo dos buenas opciones para haberlo conseguido. Primero, un disparo de Otegui desde la frontal del área que se marchó lamiendo el larguero. Posteriormente, un intento de Borja a la media vuelta, tras deshacerse de Gándara. El tiro del delantero, centrado, lo detuvo Iván Crespo.

Antes, César Díaz pudo dejar los puntos empaquetados con un lacito si hubiese acertado en una acción clarísima. Un gran pase de Dani Aquino le llegó al manchego. Se quedó solo ante Iñaki, pero su durmió y un zaguero le arrebató la pelota. En las películas en las que sale Jason Statham no hay tanta piedad. El Racing hacía tiempo que había perdido el control del centro del campo y precisamente el extremo fue el futbolista sustituido para dar entrada a Sergio Ruiz. La puesta en escena del astillerense, casualidad o no, devolvió al equipo cántabro la compostura. Y ahora sí, los verdiblancos lograron ejecutar a Osasuna B. Dani Aquino iba a estrellar una falta en el larguero. Borja Lázaro sacó un cabezazo poderoso que atrapó Iñaki. El murciano y el madrileño. La pareja feliz del Racing se inventó el segundo tanto. Una buena jugada entre ambos terminó con asistencia de Lázaro y remate en boca de gol de Aquino. El equipo de Carlos Pouso, dueño ya del partido, pudo pegarse un homenaje, pero el 'Torito' falló en los últimos metros. Por partida doble. Un remate de cabeza se marchó rozando el travesaño y, poco después, decidió jugársela solo pese a la compañía de Pau Miguélez. Su lanzamiento fue un horror. Sergio Ruiz también tuvo la suya, aunque su tiro se marchó demasiado cruzado.

El Racing certificó su triunfo. El tercero consecutivo. Un inmaculado paso por este tríptico de rivales al borde del abismo. Además de los nueve puntos cosechados, habrá que ver si estas tres etapas han servido para calibrar las piernas y llenar la mente de ánimos y ambiciones. El próximo partido ante el Tudelano, precisamente el que tumbó ayer al líder, será un examen perfecto de cara a lo que está por venir. En las películas para las que llaman a Jason Statham, el más listo, el más fuerte será quien salga victorioso de la refriega. Un cántabro, un guipuzcoano, un asturiano, un vizcaíno y un burgalés. No es un chiste. Ni mucho menos. Con cinco tipos apretujados en apenas siete puntos, aquí puede pasar de todo. Prepárense porque vienen codazos, balaceras, maletines, mucho por ganar y más aún por perder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos