Un duelo con 101 años de historia

Óscar intenta controlar el pase de Pagaza ante Urresti, en 1925.
Óscar intenta controlar el pase de Pagaza ante Urresti, en 1925. / Racing 75 años de historia

Los protagonistas del partido del domingo en los Campos de Sport fueron, en 1928, fundadores de la Liga de Primera División

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

1916. Seguramente, a inicios del año. La fecha exacta se pierde dentro de la memoria escrita que queda guardada de la historia verdiblanca. 101 años. El Racing se enfrentaba por primera vez al Arenas de Getxo. El domingo, sus destinos vuelven a encontrarse a orillas de la playa de El Sardinero. Dos históricos del fútbol español, dos fundadores del campeonato nacional de Liga en Primera División allá por 1928, que con más de un siglo en sus escudos han vivido gloria y vicisitudes para llegar hasta donde se encontrarán en la primera jornada de la competición en el grupo II de Segunda División B. Balompié añejo.

El viejo Racing era por aquel entonces un equipo bisoño, con apenas tres años de vida. En pañales. Y el Arenas, que ya había soplado siete velas, fue un invitado de excepción para un partido amistoso en Santander. El potencial del cuadro vasco atrajo a una gran cantidad de aficionados a presenciar este juego de pelota tan atractivo pero aún incipiente por Santander. El Racing soñó con dar la sorpresa tras el gol de Salinas en la primera parte. El encuentro llegó al descanso con empate a uno y siguió así hasta que el Arenas se puso serio. 1-6. Al meta Rasero, que alternaba los guantes con las crónicas en la prensa local, le llovieron críticas por todos lados.

Hubo otro amistoso antes de que el fútbol se organizase de una manera un poco lógica. El 8 de diciembre de ese mismo año. Otra goleada. 0-7 para los vizcaínos. El 24 de noviembre de 1918 se celebró el primer encuentro oficial entre ambos contendientes. Fue con motivo del Campeonato Regional del Norte - Serie A. En ese tiempo, el Racing había crecido y la distancia entre ambos clubes no era tan notoria. El Arenas ganó 3-1 en el partido de la primera vuelta, disputado en el campo del Real Club Jolaseta, ubicado en el barrio de Neguri. Y en la segunda entrega, los cántabros lograron al menos no perder, con un empate a uno gracias al gol de Díez.

El equipo vasco fue una potencia hasta los años 40, con un título de la Copa en sus vitrinas

La primera victoria racinguista ante el Arenas -que en 1919 logró proclamarse vencedor de la Copa del Rey frente al Barcelona- se hizo esperar casi un año más, en la misma competición. El tanto de Fidel Ortiz dejó los puntos en Santander. Fue el único triunfo montañés en aquella liguilla, en la que el Racing quedó último. Ambos se volvieron a ver las caras en la última edición del Campeonato Regional del Norte, en la temporada 1921-22, con empate en Getxo y derrota local en El Sardinero. El Arenas terminó como líder de grupo y el Racing fue segundo.

Hasta 1925 no se reeditó el duelo, con motivo de la fase previa de las semifinales del Campeonato de España. Doble empate. A dos goles en tierras vascas y a uno al otro lado de la frontera de La Haya. Fue el aperitivo antes de que Racing y Arenas se convirtiesen en historia viva del fútbol nacional. El Arenas fue fundador de la Primera División, con una importante labor en esta iniciativa de su vicepresidente José María Atxa Larrea. El Racing se ganó a pulso ese mismo honor, tras superar una durísima fase clasificatoria. El Arenas terminó en quinta posición y el Racing, dirigido por Patrick O'Connell, último. Pero el hito ya estaba marcado. En Ibaiondo, los vascos se impusieron por 2-1 y en la vuelta, el Racing le endosó a su rival un 5-1. Fueron buenos años para ambos clubes, en los que los rojinegros lograron un subcampeonato de Copa y los verdiblancos el de Liga, en 1931, empatado a puntos con el Athletic y la Real Sociedad.

Los caminos de ambos se separaron en 1934, cuando el Arenas cayó a Segunda División. Aunque no tardaron demasiado en volver a coincidir, ya que el Racing perdió la máxima categoría en 1940. En el escalón inferior, volvieron a verse las caras, pero en ese década sus caminos se iban a separar definitivamente hasta este domingo. El Racing se mantuvo con sus altibajos en la élite hasta la caída a los infiernos actual. Mientras que el Arenas ha tenido que luchar hasta hace apenas tres temporadas para volver a la Segunda División B, después de 36 años entre Tercera y Regional Preferente. Tras varios intentos, como el que en el año 2000 cercenó el Tropezón. Los taniegos lograron el ascenso a costa de los vizcaínos.

El destino ha vuelto a colocar enfrente a Racing y Arenas. Historia viva alrededor de un balón de cuero. Ahora, se reencuentran con uno de piel sintética. El fútbol ha cambiado. La vida de estos dos ancianos, aún más. Pero el sentimiento, el escudo y los colores continúan ahí, aunque para recordar lo de hace 101 años no nos quede más que el blanco y negro.

Fotos

Vídeos