Fútbol | Racing

Tudela no motiva a la afición verdiblanca

Aficionados racinguistas en Tudela la pasada temporada. /Celedonio Martínez
Aficionados racinguistas en Tudela la pasada temporada. / Celedonio Martínez

El ritmo de venta de entradas ha sido menor de lo esperado y cerca de un centenar de seguidores acompañará al equipo cántabro

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

Es el viaje más largo del presente campeonato regular y eso ha echado atrás a la afición racinguista, pese a que se trata de un partido muy importante de cara al desenlace de la Liga. De las 600 entradas que ha enviado el Tudelano a Santander a comienzos de la semana, apenas se han vendido 67, por lo que se espera que el Racing esté acompañado en tierras navarras por cerca de un centenar de seguidores verdiblancos. Entre la distancia y que el equipo no enamora, la afición se reserva para otra ocasión más favorable. De todas formas, serán algunos más que en los dos cursos anteriores, cuando solamente se desplazó medio centenar de personas.

La mayoría de ellos viajará en coches particulares. El único colectivo que ha decidido fletar un autobús ha sido la Peña Ceballos, que se ha animado a viajar de forma organizada para esta importante cita del conjunto dirigido por Carlos Pouso.

Eeste viernes finalizó la venta anticipada de entradas en Santander, por los que aquellos aficionados que se animen a viajar a última hora hasta Tudela podrán adquirir su localidad en el propio estadio navarro, aunque más caras. Los boletos que en los Campos de Sport y La Albericia han costado quince euros, en el escenario del encuentro tendrán un precio de veinte euros.

Con más de trescientos kilómetros de distancia entre Santander y Tudela, el tiempo estimado por carretera, en coche, es de entre tres horas y cuarto y tres horas y media. Un trayecto considerable en una temporada en la que gran cantidad de los partidos del Racing se ha disputado a menos de dos horas de distancia.

Además, la ubicación que ocupará la afición racinguista en el estadio Ciudad de Tudela tampoco será la mejor -salvo para aquellos que adquieran in situ asientos de otras zonas-. Los seguidores verdiblancos serán colocados, como en años anteriores, en uno de los fondos, fuera de las dos tribunas principales. Desde ahí, en una grada de hormigón, hay una distancia similar a la de los campos con pista de atletismo, pese a que el recinto en cuestión carece de ella.

Probablemente la afición racinguista esté pensando en la penúltima jornada del campeonato, cuando el equipo cántabro visitará a la Real Sociedad B en las instalaciones de Zubieta. Un enclave a apenas dos horas de Santander y, además, en un duelo frente a un rival directo en la lucha por los puestos de play off de ascenso a Segunda División. El problema del estadio txuri-urdin es que quizá no pueda acoger a todos los seguidores verdiblancos que deseen acompañar a su equipo en la enésima cita clave de la presente temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos