Viadero solo cuenta con un central específico para visitar al Izarra

Granero y Regalón, en la sesión de ayer. / Celedonio Martínez

Las lesiones de Gonzalo, Javi Gómez y Juan Gutiérrez dejan a Regalón como único zaguero, junto al reconvertido Granero

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

A veces los males azotan a una zona que ven debilitida. Eso le ha pasado al Racing y a su defensa esta semana. De cara al partido del sábado (17.00 horas) frente al Izarra, Ángel Viadero sólo dispone de un defensa central específico. Al menos así será salvo recuperación milagrosa.

La lesión de Gonzalo obligó al técnico racinguista a reconvertir a Borja Granero a la posición de zaguero junto a Paco Regalón. Los jóvenes Javi Gómez, que ya había entrado en la dinámica del grupo después de una intervención quirúrgica que le ha tenido parado todo el verano, y Juan Gutiérrez esperaban en la recámara. Por lo que pudiese pasar.

A Gonzalo, en el gimnasio, le acompañaron los dos chavales. Ambos con problemas en un tobillo. Y, salvo sorpresa, ninguno de los tres podrá entrar en la convocatoria para el partido de Estella. Así pues, si no pasa ninguna desgracia más, Regalón y Granero serán la pareja elegida y casi obligada para el centro de la zaga.

Por toda esta serie de desdichas, Viadero tuvo que mirar ayer un poco más abajo para completar la sesión y, quién sabe, también para llenar el autobús con destino a tierras navarras. Los canteranos Miguel Goñi y Mantilla se ejercitaron con el primer equipo y al menos uno de los dos podría viajar a Merkatondoa para completar el banquillo.

La otra opción que le queda al técnico de Canalejas es la de Miguel Gándara, que durante toda su carrera ha sido defensa central, hasta que, por exigencias del guión, se ha reconvertido a lateral derecho. Puede ser un recurso en caso de necesidad.

La buena noticia es que Gonzalo ayer ya se calzó un rato las botas para trabajar junto al también lesionado César Díaz y el recuperador, José Ángel Gutiérrez. La contusión en el pie sufrida en el partido frente al Sporting B le sigue molestando, pero los dolores van remitiendo y evoluciona favorablemente.

La defensa racinguista cuenta con pocos efectivos. No surgió una posibilidad satisfactoria para contratar a otro lateral izquierdo que acompañe a Julen Castañeda -Álex García podría actuar de urgencia- y en el puesto de central, a los veteranos Gonzalo y Regalón, el club ha querido acompañarles con los canteranos. Pese al ofrecimiento de un futbolista como Álex Quintanilla para esa demarcación, que podría llegar en unas buenas condiciones económicas para el club por su situación personal, la entidad racinguista ha preferido, por el momento, no cerrarle la puerta a los chavales. El problema es que, esta vez, las lesiones les han atacado a ellos también.

Fotos

Vídeos