De izquierda a derecha, Alfonso Gil (UGT), Lorenzo Vidal de la Peña (CEOE) y Carlos Sánchez (CCOO), ayer, en la sede de la CEOE.
De izquierda a derecha, Alfonso Gil (UGT), Lorenzo Vidal de la Peña (CEOE) y Carlos Sánchez (CCOO), ayer, en la sede de la CEOE. / D. Pedriza

Patronal y sindicatos critican a Podemos por condicionar el presupuesto al cese de Blanco

  • Trabajadores y empresarios organizan una serie de debates sobre la situación de la región y reclaman al Gobierno que presente su proyecto para 2017

«Desproporcionado», «matar moscas a cañonazos», «lo que cuentan son los resultados»... La patronal CEOE y los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO coincidieron ayer en criticar la decisión de Podemos de condicionar su apoyo a los Presupuestos de Cantabria al cese de Salvador Blanco como consejero delegado de la Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria (Sodercán) y exigieron al Gobierno regional la presentación de su proyecto presupuestario para 2017.

Ante un requerimiento de los periodistas sobre el asunto, Alfonso Gil, el responsable de Organización de UGT, dijo que le parece «desproporcionado» anteponer el futuro de una región «a la mejor peor, nula o negativa gestión de una persona en una empresa pública» y rechazó con énfasis que eso pueda contribuir a retrasar los Presupuestos o incluso a repetir o a mantener los de este año: «Que vayan al Juzgado si hay algo ilegal», pidió.

«Es como matar moscas a cañonazos», definió Carlos Sánchez, secretario general de CC OO. «Y será una irresponsabilidad si finalmente se lleva a cabo». «Si eso finalmente conduce a que el presupuesto no se apruebe, entonces ya hay que hacérselo mirar», avisó.

Para Vidal de la Peña, presidente de CEOE-Cepyme, Cantabria necesita un presupuesto y definir su hoja de ruta para que se pueda generar actividad y empleo y por eso no entiende, apuntó, «cualquier condicionante de personas o individualidades».

La crítica no se paró en Podemos, ya que la patronal y los sindicatos mayoritarios censuraron también al Gobierno regional por la tardanza en la presentación de los Presupuestos de Cantabria para 2017.

Los tres reclamaron al Ejecutivo que cumpla «sus compromisos» y presente las cuentas para su debate en la concertación social y para que se puedan presentar sugerencias antes de su registro en el Parlamento. «Esta región está perdiendo el tiempo y toda posibilidad de recuperación a la par que el resto de las comunidades», advirtió Vidal de la Peña.

Sánchez pidió un presupuesto «inversor», que «ponga el énfasis» en políticas públicas que generen actividad sin aumentar el déficit y rebajando la deuda. «Hay que encontrar la ecuación», dijo. Y Gil, abogó por un presupuesto eminentemente inversor que «genere sinergias» con la inversión privada.

Debates sectoriales

La de ayer fue una imagen no muy habitual para una iniciativa que sus protagonistas afirman que se trata de una iniciativa inédita en España.

Es la alianza de la patronal y los sindicatos mayoritarios para ir de la mano es busca de un interés común: el desarrollo económico de la región y con ello la generación de empleo. Con tal motivo se han organizado cinco debates sectoriales entre el 3 y el 10 de octubre para acercar posturas y acudir así con los deberes hechos a las reuniones de la concertación social, conscientes de que habrá asuntos en los que sea difícil un consenso como es la cuestión fiscal.

Hablamos’ es el nombre de esta iniciativa. «Lo que queremos es generar estabilidad en la empresa, en el empleo y con ello estabilidad económica en beneficio de las familias cántabras», destacó el líder de la patronal. Carlos Sánchez (CCOO) abundó en que con la estabilidad entre empresarios y sindicatos se pretende lanzar «un mensaje a los inversores» para que la comunidad autónoma sea atractiva a las empresas gracias a la paz social y de esta manera sacar definitivamente a Cantabria de la crisis.

«No se trata de suplir la concertación social», advirtió el sindicalista de UGT, sino de que empresarios y sindicatos se reúnan fuera del «marco formal», de conocerse personalmente y no directamente en un conflicto o mesa de negociación. Por eso el foro va destinado a los representantes de las federaciones y los empresarios de cada sector.

A patronal y sindicatos no les gusta la condición de Podemos para apoyar el Presupuesto

Gil destacó que se tratarán los problemas que afectan a cada ámbito, además de hablar sobre formación, condiciones de trabajo y relaciones laborales, y que el fruto de ese trabajo puede ser trasladado después al Gobierno para mejorar el diálogo social. Tanto el presidente de la patronal como los representantes sindicales resaltaron que, aunque ambas partes tienen algunos «intereses contrapuestos», también comparten uno «común»: el que las empresas sean más productivas y competitivas y perduren en el tiempo.

Uno de los asuntos que más separa a los sindicatos mayoritarios y los empresarios es el modelo fiscal y así lo reconocieron ayer. Tanto Comisiones como UGT defendieron la fórmula de que la comunidad incremente sus ingresos a través de los impuestos, adoptando un modelo fiscal «progresivo».

Por su parte, la postura de la patronal se centra en que «la solución no va por la vía de los impuestos». A juicio de Vidal de la Peña, una subida de los tributos a las empresas restará inversión y reducirá la creación de empleo.

En cada uno de los encuentros habrá un número igual de representantes sindicales y de empresarios (tres de UGT, tres de CC.OO, tres empresarios por CEOE y otros tantos por Cepyme). Las citas, que se pueden duplicar si hay mucha demanda, tendrán una duración máxima de una hora y se desarrollarán de 16.30 a 17.30 horas en la sede de la patronal en la calle Rualasal.