Bridgestone espera hoy poner fin a dos años de conflicto con nuevo marco laboral

Bridgestone espera hoy poner fin a dos años de conflicto con nuevo marco laboral
Luis Palomeque

Después de que la empresa cediera el lunes y ofreciera actualizar salarios conforme al IPC, sindicatos y Dirección negociarán el convenio

Jesús Lastra
JESÚS LASTRAPuente Sn Miguel

La noche del lunes los teléfonos móviles echaban humo entre los representantes sindicales de UGT. La Jefatura de Recursos Humanos de Bridgestone Europa, como avanzó el mismo lunes este periódico, acababa de trasladar al sindicato que se comprometía a poner sobre la mesa una revisión salarial equivalente al Índice de Precios sobre el Consumo (IPC) durante el periodo 2016 a 2019. La compañía cambiaba su postura respecto a la actualización retributiva y ofrecía una salida a las movilizaciones iniciadas ese mismo día, el último capítulo de una negociación infructuosa que se ha demorado durante dos años y que ha venido a poner sobre la mesa las diversas estrategias sindicales durante todo el proceso.

Con este contexto, hoy está prevista la reunión que debe llevar a poner fin al cisma laboral en la corporación, que cuenta con 2.700 empleados, 360 de ellos adscritos a la planta de Puente San Miguel. La oferta de la empresa, que igualmente incluye flexibilidad individual y ciertos compromisos de trocar contratos temporales por indefinidos durante los dos próximos ejercicios, tenía como condición obtener la mayoría del comité intercentros, conformado por 13 delegados: cuatro de UGT y CC OO; dos de USO y BUB; y uno de ELA. El hecho de que ayer ya no se celebraran movilizaciones obliga a pensar que hoy se desencalle la situación.

Porque el inicio de la huelga el lunes se dejó sentir con fuerza en la instalación cántabra y en las plantas de Burgos (1.400 empleados), Basauri (950) y Galdácano (30), especialmente en el área de producción. Como ejemplo, en Puente San Miguel la caldera permaneció apagada durante toda la jornada, mientras que en la factoría castellana varios departamentos ni siquiera encendieron la luz, tal y como confirmó el presidente del comité en la instalación del Besaya, Luis Ruiz Eguren, a la sazón portavoz de UGT, sindicato promotor de estas movilizaciones junto a BUB después de que fueran ambos quienes suspendieran a última hora el calendario consensuado de protestas fijado del 29 de enero al 4 de febrero.

Nuevo intento

No es, por tanto, la primera vez que los sindicatos se sientan con la esperanza de cerrar un acuerdo favorable a la plantilla. Cuando UGT y BUB desconvocaron la huelga previa esperaban un gesto de la empresa en busca de una revisión salarial al alza. Bridgestone no accedió y ambas organizaciones se descolgaron de la Mesa de Negociación al entender que aquella postura era «una tomadura de pelo». Tan solo USO mantenía abierto el diálogo.

Entre la cita de la semana pasada y el inicio de la huelga del lunes, una comunicación de la Dirección a los sindicatos en la que revelaba que su oferta definitiva de mayo estaba pactada previamente con CC OO y UGT con conversaciones en Bruselas. CC OO firmó convenio de eficacia limitada en otoño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos