Cantabria lidera la subida del paro en enero

Cantabria lidera la subida del paro en enero
Se Quintana

La región tiene un 6,6% más de desempleados que en diciembre, aunque ha mejorado los datos respecto a enero de 2017, cuando había un 10% más

Jesús Lastra
JESÚS LASTRA

Después del jarro de agua fría que supuso días atrás la publicación de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al cierre de año en Cantabria, que arrojaron un aumento de 1.800 parados en la comunidad a lo largo de 2017 y venían a poner mesura, y contradecir, el optimismo desatado con la actualización del paro de diciembre, que apuntaba a una caída de 5.513 reclamantes en relación a 2016 tras una rebaja de 881 desempleados en el último mes del ejercicio, la actualización de enero ha vuelto a evidenciar que la región aún tiene mucho camino por recorrer para escapar de los vaivenes de la estacionalidad aparejada al sector servicios.

Según las estadísticas ofrecidas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social hace escasos minutos, Cantabria comienza 2018 con 2.556 personas demandantes más, un repunte del 6,64%, para sumar 41.062 nombres y apellidos en las bases de datos del Servicio Cántabro de Empleo (Emcan) en busca de una oportunidad laboral.

Ese incremento es muy superior a la media nacional, pues el conjunto del país sufrió una subida del desempleo del 1,87%, un comportamiento típico de una época del calendario en que el rigor invernal se deja notar no solo en el mercurio de los termómetros sino también en la oscilación del mercado laboral. Según el Ministerio, 63.747 ciudadanos engrosaron las listas del Inem hasta alcanzar los 3.476.528 parados.

Ninguna otra autonomía se acerca en términos porcentuales al crecimiento del desempleo en Cantabria en el mes de enero. Castilla-La Mancha registró un alza del 4,56% y Asturias del 3,86%. En la otra cara de la moneda, Baleares redujo sus guarismos un 1,03% y Canarias hizo lo propio en un 0,18%. La ciudad autónoma de Melilla mejoró también un 3,36%.

A pesar de la mala noticia, la comparación interanual sigue sonriendo con solidez a la comunidad, pues el número de inscritos en el Emcam se desplomó un 10,26% en relación al mismo mes de 2017, una diferencia que supone una reducción de 4.694 personas. La rebaja, en este caso, sí que es superior a la media española, que recortó la estadística un 7,54%, con 283.703 demandantes menos en los últimos 12 meses.

El dato cántabro de enero hay que ligarlo al fin de la campaña navideña, que había permitido que los servicios volvieran a erigirse como motor en las contrataciones y la creación de empleo, aunque de carácter temporal. Como ya avanza Comisiones Obreras en una primera reacción ante la primera actualización del año, 30.436 parados en la región pertenecen al sector terciario, el 74,12% del total.

El 50% sin prestación

El número de desempleados cántabros sin cobertura se situó en 19.030 personas en diciembre, lo que representa un 50,5 por ciento del total de los parados registrados el último mes del año 2017.

Un total de 19.476 parados percibían en diciembre una prestación por desempleo, 9.798 contributiva, 7.672 un subsidio, 1.738 una renta activa de inserción y 268 una ayuda por el programación de activación del empleo.

Según los datos que publica hoy el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el gastos en prestaciones por desempleo llegó en Cantabria en diciembre a superar los 16,2 millones de euros, la mayor cantidad para prestaciones contributivas (11,5 millones).

La cuantía media de prestación contributiva por beneficiario fue en ese mes de 785,1 euros en Cantabria frente a los 828,1 de la media del país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos