Planes bajo la lluvia

Que no salga el sol no es excusa para quedarse en casa. Estas son, solo, algunas de las opciones que brinda Cantabria

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander
Y si llueve ¿qué?, el mar sigue siendo un espectáculoJavier Rosendo
1

Y si llueve ¿qué?, el mar sigue siendo un espectáculo

Desafiar al tiempo y observar al mar es un reto y un regalo, aunque llueva. Y hay lugares imprescindibles para hacerlo: El faro de Santander (y de paso se puede visitar alguna de las exposiciones del museo); desde el Palacio de La Magdalena se puede ver la línea de la costa éste de Cantabria y la entrada a la Bahía (si la bruma lo permite); el faro de San Vicente; Costa Quebrada, la playa de Los Locos y su chiringuito para observar el mar con una cerveza, el Cabo de Ajo …. Y si en vez de mirar eres de los que gusta de pasear bajo la lluvia, entonces no puedes perderte Oyambre, Liencres, Somo...

Un salto al pasadoAndrés Fernández
2

Un salto al pasado

Entras en La Casa de las Doñas en Enterrías, es dar un salto en el tiempo de casi un siglo. Todo está como quedó cuando sus dueñas dejaron de vivir allí. La cocina, el comedor y sus cachivaches -entonces todo duraba más gracias a los buhoneros que reparaban las cosas y la obsolescencia programada no existía-, la ropa en sus armarios y las camas tendidas. La lluvia es una buena excusa para refugiarse en este lugar donde el relato de sus guías es otra buena razón para ir. Horario de invierno: Viernes de 16-19h. Sábados y Domingos de 12-14h y 16-19h Duración: 90min · Ultimo pase: 19h Teléfono 674 233 610

Historia bajo el sueloJavier Cotera
3

Historia bajo el suelo

En Santander también hay todo un mundo bajo sus aceras. En La Porticada y en la Plaza del Príncipe se pueden ver las murallas originales o los refugios antiaéreos de la Guerra Civil. La única advertencia es su alta demanda, asíque en cuanto sepa el pronóstico del tiempo, prepárese. Hay que llamar al 942 203000 o al 942 203001 para intentarlo. También se puede a través del correo electrónico turismo@santander.es o, directamente, en la oficina de turismo de los Jardines de Pereda. En ambos casos, los grupos están citados a las once, las doce y la una. Por la tarde no hay visita los domingos.

Una imagen diferente y un viaje distintoRoberto Ruiz
4

Una imagen diferente y un viaje distinto

El funicular que se toma en el Río de la Pila, o las lanchas que cruzan al otro lado de la bahía, ofrecen un pequeño viaje diferente en un día sin playa, y otra vista de la ciudad. Desde el mar o desde sus tejados El funicular del Río de la Pila (en la calle hay soportales y bares para resguardarse) funciona de 6.00 a 0.00 horas y es gratis. Las vistas desde arriba, incluso con el gris de la lluvia, no tienen precio. Otra opción si la mar no anda revuelta es irse a Somo o Pedreña en la lancha de Los Reginas. Solo por ir, por el viaje, por ver la Bahía. El billete de ida y vuelta sale por 4,95 euros.

La ferrería de CadesAndrés Fernández
5

La ferrería de Cades

Éste es un buen plan con niños. El museo, en Herrerías, no solo cuenta la historia y funcionamiento de estos ingenios del siglo XVIII que hacía de ferrería o molino harinero, aprovechando en Nansa, sino que permite todo un recorrido sensorial, olores, sonidos, por el edificio. Información y reservas :608 104 785 / 942 70 93 60

Turismo dulde, dulceRoberto Ruiz
6

Turismo dulde, dulce

LLueve, hace fresco y apetece un chocolate... o unos sobaos. Para lo primero Liérganes o Comillas son los lugares típicos y de paso se puede conocer la historia del Hombre pez o la de los indianos, el Marques de Comillas y su pasión por el modernismo y Sobrellano o la antigua Pontificia. Y si no, a la degustación de los sobaos y quesadas puedes añadirle algo de conocimiento sobre su elaboración. Algunos de los que se pueden visitar son Sobaos Ibáñez (Puente Viesgo), aunque la demanda es tan grande que tiene todo reservado. Sin embargo puedes consultar porque siempre se produce alguna baja. Teléfono 942 599 090 . Y si ya estas por la zona pasiea, en Vega de Pas, el museo etnográfico ofrece muchos datos sobre las costumbres de los pasiegos. Ojalá topes con un guía local, podrás escuchar su lengua propia. ¿Sabes que significa estordegao?

Las otras cuevasDM
7

Las otras cuevas

Enumerar aquí la larga lista de cuevas con arte rupestre que hay en Cantabria sería baladí. Todos sabemos dónde ir para conocer algo más sobre la prehistoria o la geología. Pero en algunas cavidades es posible un recorrido diferente. Aunque sea reiterativo, no te puedes perder El Soplao, pero si ya has hecho la visita 'normal' de El Soplao, puedes atreverte con la de 'Aventura'. Otra manera de ver la cueva. Y si lo que quieres es aventura bajo el suelo, silencio y la sensación de viajar al centro de la tierra, y estas en forma, una opción es el espeleopaseo en la cueva Conevtosa. Y como es verano hay que aprovechar para ver la cueva Chufín, en el Nansa, porque el resto del año cierra. Su singular recorrido hace de ella algo más que la visita a una cavidad prehistórica, un paso bajo en el que casi hay que arrastrarse y una amplia sala en cuya parte final se encuentra un lago artificial, consecuencia del embalse. A pesar de ello, la cavidad continúa. Abierto del 14 de junio al 17 de septiembre, de miércoles a domingo (10:30h a 14:30h y de15:30h a 19:30h)

Una de romanosJose Luiis Sardina
8

Una de romanos

La Domus Romana de Julióbriga, en Retortillo, es una buena opción para cobijarse bajo las piedras de lo que fue una de las casas de esos 'locos' romanos que trataron de imponerse en las montañas del norte. Es una reproducción de la casa de los Morillos, una de las edificaciones encontradas en el sitio arqueológico de Julióbrica a escasos metros. El horario en verano es: Martes a domingo de10:30h a 14:30h y de15:30h a 19:30h. El coste de 3 euros para los mayores de 12 y la mitad para los niños de 4 a 12. El resto gratis.

Y si no...DM
9

Y si no...

Pues si nada de todo esto cuadra en tus planes, siempre quedan las rutas gastronómicas: el cocido montañés en Cabezón y su entorno, el pescado y el marisco de Isla a San Vicente, o un buen cocido lebaniego en Potes. De pinchos por Castro Urdiales o Santander, las sardinas en Pedreña, las anchoas y el bonito en Santoña, los helados de Ontaneda (porque hace frío pero no tanto), la marmita de Castro...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos