Localizado un cadáver cerca de la furgoneta del joven desaparecido de Los Corrales

Estado en el que quedó el vehículo./
Estado en el que quedó el vehículo.

Su vehículo fue hallado calcinado en una zona aislada de los montes de Arenas de Iguña

NACHO CAVIA

La Guardia Civil encontró esta mañana un cadáver en una zona escarpada del municipio de Arenas de Iguña, no muy lejos de un vehículo despeñado y calcinado perteneciente a un joven vecino de Los Corrales de Buelna, Pablo Fuentes, desaparecido el pasado 26 de febrero. Los agentes investigan ahora si se trata del propietario del vehículo, una furgoneta blanca localizada horas antes en una zona próxima a la pista que va del cruce de Brenes a la Ermita del Moral. Lo cierto es que hasta que se produzca una confirmación positiva, oficialmente se desconoce la identidad del cadáver dado el estado que presenta el cuerpo, según informó la Benemérita.

El pasado 26 de febrero la familia formalizó la denuncia por desaparición de Pablo Fuentes, momento en el que comenzó el dispositivo de búsqueda. La investigación llevó a la Guardia Civil a determinar los últimos pasos de la persona desaparecida y las rutas que podía haber seguido el vehículo que conducía. Todo ello hasta la tarde del domingo, cuando fue localizado el vehículo propiedad del vecino de Los Corrales (el que supuestamente conducía antes de su desaparición), calcinado y despeñado en un barranco en la zona de Brenes. Tras diferentes gestiones se pudo confirmar que pertenecía a un hombre residente en Los Corrales de Buelna y cuya desaparición había sido denunciada el día 26, Pablo Fuentes.

A partir de ahí se intensificaron las tareas de búsqueda, realizando diferentes batidas en zonas próximas a donde fue localizado el vehículo por si esta persona pudiera estar por el lugar. El mal tiempo que marcó todo el fin de semana no ayudó en esas tareas, complicadas ya de por sí por lo agreste del terreno. Incluso se requirió la presencia de perros adiestrados este lunes, al reanudar el dispositivo de búsqueda marcado de nuevo por las inclemencias meteorológicas. Al final, a media mañana fue localizado un cuerpo sin vida en una zona de difícil acceso, a unos 500 metros de donde se encontraba el vehículo.

Pablo Fuentes, la persona desaparecida el 26 de febrero, es vecino de Los Corrales de Buelna de 39 años, casado y con dos hijos en edad escolar. Hasta su desaparición regentaba el estanco de Molledo, atendiendo en el establecimiento a los clientes que se acercaban al centro de la localidad, muy cerca precisamente del cuartel de la Guardia Civil, a la vez que facilitaba tabaco a muchos de los establecimientos hosteleros de toda la comarca. También trabajó durante un tiempo en una de las factorías más importante de su lugar de residencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos