La Cueva de El Pendo se confirma como la joya turística de Camargo

Un grupo de visitantes accede a la cueva a través de la escalinata
Un grupo de visitantes accede a la cueva a través de la escalinata / Daniel Pedriza
Camargo

El número de turistas que visitó la cavidad continuó creciendo en agosto y septiembre con más de 1.100 visitantes que el año 2016

SAMIRA HIDALGO CAMARGO.

El barrio de El Churi, en Escobedo, ha sido testigo este verano del ir y venir de turistas que se acercaron a visitar la Cueva de El Pendo, una cavidad que batió récords en los meses de julio con 1.899 visitantes, 396 más que el pasado año, y en agosto, mes en el que se incrementó aún más el número de visitas con 3.244 personas, 715 más que en 2016. Se trata de unas cifras que han ido aumentado, de hecho, el año anterior accedieron un total de 9.049 personas a la cavidad, de las cuales 7.334 se contabilizaron hasta el mes de septiembre.

Este año la cueva arroja datos también positivos y es que, hasta septiembre, ya han accedido 8.484 personas, por ello se espera superar el número de visitantes que continúa creciendo en los últimos cuatro años. Eugenio Gómez, concejal de turismo del Ayuntamiento de Camargo, aseguró que con estas cifras el «balance es positivo, ya que el total de visitas del año anterior se alcanzó casi en el mes de agosto de este año. Es muy probable que al final del mes de octubre hayamos llegado a la misma cifra que la que se consiguió durante todo el año pasado, por lo que estimamos que en 2017 pasaremos de 3.000 visitas más que en 2016».

En lo que va de año las visitas casi han alcanzado las de todo 2016, 9.049 personas

En cuanto al origen de los visitantes, a nivel estatal predominan los cántabros, seguidos de madrileños, barceloneses y vizcaínos. Con respecto al usuario extranjero, que representa un 8% de los usuarios en 2016 y un 10% hasta septiembre del presente año, el origen es mayoritariamente de Francia, por delante de Alemania, Reino Unido e Italia.

Difusión importante

Echando la vista atrás, durante el año de apertura en 2003 visitaron El Pendo 3.250 personas, una cifra muy aproximada a la que se registró sólo durante el mes de agosto de 2017. Según indicó la Consejería de Cultura, el incremento de visitantes a la cavidad «se debe a una mayor difusión de la cueva por diversos canales y organismos públicos y privados».

Del mismo modo, otro de los aspectos que ha influido en este crecimiento es que en agosto de 2016 se estableció la doble visita cada media hora en grupos de doce personas, algo que ha continuado en julio y agosto de este año, lo que ha conseguido «reducir los tiempos de espera y garantizar una visita más personalizada y, en consecuencia, de mayor calidad para el usuario», se explicó desde la Consejería.

Otro de los factores que han favorecido el aumento de turistas a El Pendo es la adaptación a las nuevas tecnologías ya que el año pasado se introdujo la venta online de entradas, lo que supuso una mayor flexibilidad y facilidad para los interesados en visitar las cuevas. A este respecto, desde Cultura se destacó la creación de las visitas virtuales que permiten conocer la red de cuevas prehistóricas de Cantabria desde cualquier lugar.

La conservación

En cuanto a la repercusión que la afluencia de público puede tener con respecto a la conservación, la Consejería de Cultura aseguró que «se llevan exhaustivos controles de medición de los diferentes parámetros que pueden afectar a la cavidad, haciéndose controles periódicos de las mismas», además de medidas como la desestacionalización de las visitas.

La cueva de El Pendo celebró el pasado mes de agosto el vigésimo aniversario del descubrimiento del friso de sus pinturas. Precisamente, en este acto, el presidente del Itinerario Cultural del Consejo de Europa 'Caminos de Arte Rupestre Prehistórico', Pedro Gómez, fue el encargado de otorgarle la certificación como Patrimonio Rupestre Europeo, convirtiéndose así en la primera cueva del continente en obtener este reconocimiento.

«Estamos haciendo hincapié en darlo a conocer, de hecho, existe la posibilidad de llevar a cabo un hermanamiento con una zona francesa para difundir este certificado a nivel europeo. De esta manera, se llamará la atención de gente interesada en turismo de cuevas, lo que generará más afluencia de personas de cara al próximo año», comentó el concejal de turismo. Se trata de un reconocimiento que, sumado al que posee la cueva como Patrimonio Mundial de la Unesco y el que detenta su entorno gracias a la declaración de Área Natural de Especial Interés, hace que El Pendo sea un lugar único.

Fotos

Vídeos