El Gobierno fija un protocolo de emergencias especial durante las obras del Puente de Lebeña

El Gobierno fija un protocolo de emergencias especial durante las obras del Puente de Lebeña
Pedro Álvarez

Los problemas viarios y de accesibilidad en el Desfiladero motivan medidas especiales para que los servicios de emergencias de la comarca puedan llegar a todos los puntos

DM .
DM .Santander

El Gobierno de Cantabria ha diseñado un plan de atención de las emergencias durante el periodo de obras en el puente de Lebeña, en el Desfiladero de La Hermida, donde se prevén cortes parciales y totales de la carretera N-621 hasta mediados de febrero.

Así, el servicio del parque de emergencias del Gobierno autonómico en Tama se ampliará con una dotación de bomberos, que se ubicará al otro lado del puente, para atender el área de la Hermida durante los periodos de corte total de la vía, que comenzarán el jueves, 18 de enero.

La dotación estará formada por tres bomberos y un vehículo de extinción que se mantendrán fuera del parque de bomberos, en la zona de La Hermida, durante los 16 días de cortes totales de la carretera nacional.

El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, ha explicado que, aunque existen alternativas viarias para la conexión con la comarca de Liébana y la A-8 en una situación de corte del Desfiladero de La Hermida, el incremento de tiempo estimado «dificulta la actuación de los equipos de emergencia». Por ese motivo, se ha optado por trasladar a La Hermida una dotación de bomberos del Gobierno cántabro, lo que permite prestar una atención más efectiva a todas las poblaciones del Desfiladero, las situadas al norte del puente de Lebeña.

En caso de que sea necesario, se reforzará la actuación del otro parque de emergencias más cercano, ubicado en Valdáliga.

Además, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha elaborado un procedimiento de actuación de los servicios de intervención en los otros dos escenarios previstos durante la ejecución de las obras del puente de Lebeña: los cortes nocturnos con esperas de unos 15 ó 20 minutos y los cortes totales de tráfico, excepto para los vehículos de emergencia.

En ambos casos, Protección Civil ha diseñado un procedimiento que establece mecanismos de colaboración y comunicación para el paso de vehículos de emergencia durante el periodo de obras.

El protocolo ha sido enviado a la Demarcación de Carreteras del Ministerio de Fomento, la Delegación del Gobierno, Dirección General de Tráfico, los Servicios de Emergencia 112 de Cantabria y Asturias, el 061, la Guardia Civil, las direcciones generales autonómicas de Obras Públicas y del Medio Natural, junto a los parques de emergencias de Tama y Valdáliga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos