Un desprendimiento de tierra y rocas corta la carretera en Mirones y Rubalcaba

Un desprendimiento de tierra y rocas corta la carretera en Mirones y Rubalcaba
Restos del desprendimiento de rocas entre Mirones y Rubalcaba.DM

La Consejería de Obras Públicas, que ya trabaja en la zona, tiene previsto reabrir el tráfico si no se producen nuevos desprendimientos el próximo lunes 4 de diciembre

DM .
DM .Santander

Las fuertes lluvias caídas durante los últimos días han sido las responsables del desprendimiento de rocas y tierra que ha obligado a cortar al tráfico la carretera entre entre Mirones y Rubalcaba (CA-260), concretamente en el punto kilométrico 6. La Consejería de Obras Públicas del Gobierno regional, que ya se encuentra trabajando en la zona, informa en un comunicado que espera. De momento, se ha establecido y señalizado un recorrido alternativo para llegar a San Roque de Riomiera desde Selaya por el Alto del Caracol.

Los vecinos temen quedarse aislados si mañana, tal y como indican las previsiones meteorológicas, el Alto del Caracol queda cubierto por la nieve y la circulación se ve condicionada.

Nada más producirse los desprendimientos, la Consejería ha enviado un equipo especializado en fijación de taludes para comenzar los trabajos. La tierra y rocas han rebotado en una carretera local y desde allí se han depositado en el trazado de la CA-260 que une Liérganes con San Roque de Riomiera. Si las condiciones meteorológicas lo permiten y si no se producen nuevos desprendimientos, la Consería se fija como fecha de reapertura el próximo lunes. Más que la cantidad de material que ha caído, el principal problema es la peligrosidad de futuros desprendimientos. Los servicios de fijación de taludes trabajan para asegurar la zona con mallas dinámicas que impidan futuras caídas de material.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos