El Ayuntamiento da el último paso para comenzar las obras del Metro TUS

vídeo

Infografía de uno de los intercambiadores del Metro TUS, que estará junto a la Escuela de Enfermería / DM

  • El proyecto incluye un corredor central entre Valdecilla y los Campos de Sport del Sardinero, que en algunas zonas estará formado por un carril exclusivo

Será durante la primavera de 2017 cuando se estrene el Metro Tus. Mientras tanto, la maquinaria burocrática y técnica del proyecto no dará un respiro. La Junta de Gobierno Local aprueba este lunes el proyecto técnico de construcción de la infraestructura necesaria para la implantación del servicio. Así lo adelantó ayer el concejal de Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, quien recordó que la iniciativa para la construcción del sistema de autobús de alto nivel de servicio en Santander tiene como objetivo implementar «una serie de actuaciones enfocadas a la optimización del actual sistema urbano de transporte, permitiendo reducir el tiempo medio de los desplazamientos y mejorando las conexiones y frecuencias».

El proyecto, cuya ejecución supondrá una inversión de 3,2 millones, contempla las infraestructuras clave para su implantación en el corredor entre Valdecilla y los Campos de Sport del Sardinero, que en algunas zonas estará formado por un carril exclusivo, para reducir el tiempo de viaje, mejorar la regularidad del servicio y limitar la presencia del vehículo privado.

Entre otras, se reducirá el boulevard del Paseo de Pereda en 1,80 metros para ganar espacio para la calzada. Este boulevard, que cuenta en el centro con una zona de césped, mide casi 11 metros de ancho y se quedará en nueve. Además, se tendrán que buscar alternativas para la parada de taxis cercana a la Catedral y para aparcar motos. También se tendrá que redefinir el carril-bici cercano a los campos de Sport de El Sardinero, se modificarán algunas zonas de carga y descarga y afectará a las zonas de dos tramos de acera, que se ocuparán.

Asimismo conllevará una serie de mejoras para maximizar la eficacia del sistema así como la comodidad y seguridad de los propios viajeros, como un modelo de videovigilancia para detectar vehículos no autorizados, modernos intercambiadores y paradas inteligentes, según informó el Ayuntamiento.

Remodelar las líneas

Pero, en realidad, la plataforma es la excusa para remodelar el grueso de las líneas de transporte público existentes con el objetivo de liberar lo máximo posible el centro neurálgico de autobuses. La idea es que los viajeros que quieran alcanzar el corazón de la ciudad desde los barrios o el extrarradio lo hagan a través de uno de los dos intercambiadores (Valdecilla o El Sardinero). En ellos se hará transbordo a los buses que recorrerán de forma constante el vial único entre ambos puntos. Es de suponer que éstos lo tendrán fácil para circular porque los semáforos también se adaptarán para darles siempre la prioridad sobre los vehículos privados.