Mantecón, a su llegada esta mañana a los juzgados de Santander, con su abogado Juan Manuel Brun
Mantecón, a su llegada esta mañana a los juzgados de Santander, con su abogado Juan Manuel Brun / Celedonio Martínez

Mantecón se querellará al no haber avenencia con De la Serna y Yáñez

  • El proceso seguirá adelante porque "no ha habido interés en matizar absolutamente nada"

El concejal no adscrito de Santander Antonio Mantecón presentará una querella por injurias y calumnias contra el alcalde, Íñigo de la Serna, y la concejal de Ganemos Tatiana Yáñez, después de que este martes el acto de conciliación previo haya terminado sin avenencia entre las partes.

El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Santander ha celebrado hoy el acto de conciliación al que obliga la ley como paso previo a la presentación de una querella por injurias y calumnias en delitos privados (que necesitan la denuncia expresa del afectado y que se persone).

El acto de conciliación ha terminado sin avenencia porque el alcalde y Yáñez han declinado atender las peticiones que realizaba Mantecón.

Yáñez y Mantecón han acudido al Juzgado de Primera Instancia número 8, pero el alcalde no lo ha hecho y su postura la han defendido sus representantes procesales.

En la demanda de conciliación, Mantecón solicitaba al alcalde y a la edil de Ganemos que se retractaran de las declaraciones que habían hecho contra él y que le pidieran perdón públicamente.

La demanda que dio lugar a este acto de conciliación se refería a declaraciones de Yáñez en el pleno municipal del 28 de junio en las que, según las transcripciones que ha adjuntado Mantecón, ésta concejal le acusó de haber intentado desviar fondos públicos para usos particulares y le llamó "tránsfuga".

Mantecón también señalaba en su demanda que el alcalde, tras esas acusaciones de Yáñez, "insinuó" que "había intentado desviar fondos públicos para usos particulares" y, además, se refirió a él como "tránsfuga".

La demanda de conciliación registrada por Mantecón incluía transcripciones de informaciones publicadas en medios de comunicación y de declaraciones del alcalde y de Yáñez en radios y prensa, que el edil no adscrito afirma que han "menoscabado gravemente" su "buena fama".

Antonio Mantecón ha dicho que está dispuesto a llegar hasta el final en este asunto. "No queda otra, hasta dónde llegue la Justicia, ya lo veremos", ha señalado.

El edil ha indicado que hay una serie de valores que tanto él como Santander Sí Puede tienen "especial cuidado en que no se mancillen", como son la honestidad, la honradez y la ética.

Mantecón asegura que eso es "precisamente lo que han atacado". "Tengo muy claro que quien ponga en duda eso acabará ante un juez", ha advertido.

El abogado de Mantecón, Juanma Brun, ha añadido que interpondrán la semana que viene una querella criminal por injurias y calumnias, y en el caso de este segundo delito se están planteando pedir la pena máxima que supone dos años de cárcel.

Según ha explicado, en su demanda de conciliación pedían una serie de cuestiones "que eran negociables", pero el proceso seguirá adelante porque "no ha habido interés en matizar absolutamente nada".

"Esperábamos al menos un mínimo acercamiento. Con que hubiéramos visto un mínimo interés de llegar a un mínimo acuerdo, porque entendemos que en el fragor de un pleno puedes decir ciertas cosas", ha aseverado el abogado.

Brun ha detallado que el delito de injurias está penado con multa e indemnización -que Mantecón ha adelantado que, en caso de ganarse, se destinaría a movimientos sociales-, mientras que en el de calumnias se puede llegar hasta a dos años de cárcel en los supuestos más graves.

"Con la actitud que están teniendo nos estamos planteando pedir las penas máximas", ha insistido el abogado, que ha agregado que las declaraciones se hicieron "con publicidad", lo que agravaría la pena.

Por su parte, en su contestación al escrito de Mantecón, el alcalde planteaba que "ni siquiera ha insinuado la comisión de delito alguno por parte del concejal no adscrito".

El alcalde explicaba que, ante la acusación formulada por otra edil de la Corporación en el pleno celebrado el pasado 28 de junio, pidió la opinión del resto de grupos políticos municipales al respecto.

Sobre la utilización del término "tránsfuga", De la Serna expresaba que el diccionario de la RAE lo define como "persona que con un cargo público no abandona éste al separarse del partido que le presentó como candidato".

En consecuencia, según el escrito del alcalde, el encaje de la palabra "tránsfuga", "le guste o no al concejal no adscrito, refleja con total precisión su situación en este momento".