El PP tendrá que aprobar el presupuesto con alguno de los exediles de Ciudadanos

La alcaldesa Gema Igual, de frente, y dos tenientes de alcalde (Ana González-Pescador y César Díaz), durante la reunión con el socialista Pedro Casares, a la izquierda. /DM .
La alcaldesa Gema Igual, de frente, y dos tenientes de alcalde (Ana González-Pescador y César Díaz), durante la reunión con el socialista Pedro Casares, a la izquierda. / DM .
Santander

El resto de la oposición municipal da por descontado que ya existe un acuerdo porque no ha habido una negociación real con los grupos

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

Que Santander tenga presupuestos en tiempo y forma para 2018 está a falta de un solo voto: el que necesita el PP (que gobierna en minoría) para sacarlo adelante. La alcaldesa Gema Igual concluyó este miércoles una ronda de contactos con los grupos políticos para sondear su posible aliento al proyecto y ya parece claro que tendrá que buscar esa mano amiga entre los dos concejales no adscritos (David González y Cora Vielva) que hasta junio integraron el grupo de Ciudadanos, desaparecido porque ambos abandonaron el partido. Los dos dejaron ayer una puerta abierta al apoyo aunque ninguno dijo tener una decisión tomada todavía. El resto de partidos no está dispuesto a darle el visto bueno a las cuentas.

De contar con un exconcejal de Cs, el PP incurrirá en una contradicción evidente, ya que la presidenta del partido (María José Sáenz de Buruaga) está clamando en el Parlamento para que el bipartito PRC-PSOE no acepte el voto de un «tránsfuga» (el también ex diputado de Ciudadanos Juan Ramón Carrancio) para aprobar los presupuestos autonómicos.

Varios ediles de la oposición dan por hecho, sin embargo, que en el Ayuntamiento ocurrirá sin problema lo que escandalizaría a Buruaga en la Cámara. Los grupos municipales tenían hasta este jueves, para presentar enmiendas al documento y la queja ha sido generalizada: tanto socialistas como regionalistas creen que el PP hace que hace, «sin voluntad real» de acordar nada. Pedro Casares calificó su encuentro de ayer con la alcaldesa como «parte del teatro» de los populares.

El socialista auguró que el presupuesto saldrá «con el apoyo de un tránsfuga» en referencia a los exconcejales de Cs. «La evidencia» de que ya estarían atados los extremos con alguno de estos ediles es la propia convocatoria a negociar «solo un día antes de que terminara el plazo para acordar el documento». Como tienen el voto «del tránsfuga garantizado, se dedican al postureo», lamentó antes de tachar de «vergonzosa» la forma en la que el PP plantea la participación de la oposición en «el documento más importante que se elabora cada año».

Idéntica sensación tiene el regionalista José María Fuentes-Pila, para quien el equipo de Gema Igual ha demostrado que «en ningún momento ha tenido ninguna intención de llegar a ningún tipo de acuerdo con la oposición: ya tiene garantizado el voto que necesita y solo se ha preocupado de montar un paripé a última hora».

David González declaró este miércoles, por su parte, que no tiene ninguna decisión tomada. El edil no adscrito explicó que está comparando el presupuesto de 2018 con el de este año y que «son parecidos en ingresos y gastos». No hará propuestas concretas al equipo de gobierno. Se limitará a «apoyar o no, según vea».

Su excompañera de partido, Cora Vielva, sí presentará enmiendas. Serán diez y en ellas habrá «un poco de todo: de urbanismo, sociales...» Si el PP las acepta, votará a favor del presupuesto. «Si no, no lo apoyaré».

Tatiana Yáñez-Barnuevo (de Ganemos Santander) no respaldará un documento económico «que sigue subvencionando los toros pese a que el Pleno votó en contra a esa subvención». Yáñez-Barnuevo también está segura de que el PP sabe quién le aprobará las cuentas «porque ni siquiera han pedido apoyo». A Miguel Saro, de IU, el presupuesto le parece «un relato de ficción, una novela que nos conduce a una realidad distópica de peores servicios y una carga fiscal no progresiva para los vecinos». El concejal no adscrito Antonio Mantecón presentó este miércoles varias enmiendas al documento y, «por si éstas no se aprobaran» -y no mostró muchas esperanzas- una enmienda a la totalidad.

Fotos

Vídeos