Ayuntamiento y Gesvican ponen nueve viviendas a disposición de los afectados del derrumbe de la calle del Sol

Afectados por el derrumbe del edificio de la calle del Sol. / María Gil Lastra

Los pisos se ofrecen en alquiler, calculado en función de los ingresos de la familia durante el primer año de contrato

EFESantander

El Ayuntamiento de Santander y Gesvican han puesto nueve viviendas en alquiler a disposición de los afectados por el derrumbe parcial del número 57 de la calle Sol, según ha informado hoy la concejal de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina, en el marco de la Comisión Sociosanitaria.

Se trata de cuatro viviendas de la Sociedad de Vivienda y Suelo (SVS) del Ayuntamiento santanderino y otras cinco de Gesvican, la empresa de gestión de vivienda del Gobierno regional, que se ofrecen en las mismas condiciones de alquiler que aplica habitualmente Gesvican.

Así, los afectados por el derrumbe que estén interesados en alguna de estas nueve viviendas pueden acceder a ellas en régimen de alquiler con una cuota mensual que se calcula durante el primer año en función de los ingresos de la unidad familiar y, en sucesivos ejercicios, en función de la superficie.

Las nueve viviendas cuentan con cocina equipada y en aquellos casos en los que sea necesario dotarlas de mobiliario, las ayudas extraordinarias municipales permitirán cubrir esta necesidad.

Por otro lado, para aquellos vecinos que prefieran continuar buscando alquiler en el mercado libre, la Sociedad de Vivienda y Suelo de Santander seguirá ayudándoles en la búsqueda de pisos que se ajusten a sus preferencias y necesidades, una tarea en la que está trabajando ya.

Además

Tres vecinos siguen en el centro de acogida

Según ha explicado la concejal de Familia y Servicios Sociales, a día de hoy tres personas siguen alojadas en el Centro de Acogida Princesa Letizia, dos familias se han mudado ya a pisos de alquiler y el resto de afectados están en casas de familiares o en otras viviendas de su propiedad.

Actualmente, seis familias buscan alojamiento, algunos de ellos para trasladarse de manera inmediata y otros, con vistas ya al mes de septiembre, cuando finalice el periodo vacacional y aumente la cartera de pisos de alquiler disponibles en la ciudad.

El personal de la SVS ya ha contactado con todas esas familias para conocer sus necesidades y preferencias en cuanto a ubicación, tamaño, precio y otras características de las viviendas que requieren, y ha empezado a gestionar los primeros contactos y visitas a pisos.

Apoyo económico

Al mismo tiempo, el Ayuntamiento ha puesto en contacto a los afectados con representantes de las empresas suministradoras de servicios como la luz, el gas y la telefonía para poder coordinar las altas o bajas de esos servicios.

En el caso del suministro de agua, la empresa Aqualia, adjudicataria de este servicio municipal, no cobrará los gastos de enganche posteriores para las familias que puedan regresar a sus viviendas, un importe estimado en unos 150 euros por vivienda.

Por su parte, Viesgo tampoco cobrará ninguna factura mientras no puedan regresar a sus casas, incluidas las lecturas anteriores que no se habían contabilizado todavía.

Y EDP no cobrará el enganche ni las adaptaciones que puedan ser necesarias para reanudar el suministro a los pisos que puedan volver a ocuparse, lo que supone unos 350 euros por familia, aproximadamente.

Estas medidas acordadas por las compañías suministradoras se suman a las adoptadas por el Ayuntamiento que, además de abonar las ayudas económicas de emergencia y estar tramitando nuevas ayudas, reembolsará la parte proporcional del IBI que se corresponda con los días del año que deban permanecer fuera de sus viviendas.

En cuanto a las ayudas económicas, Tejerina ha señalado que el Ayuntamiento ha concedido hasta el momento 15.300 euros a los afectados por el derrumbe parcial del inmueble.

De ese importe, 13.300 euros corresponden a la primera ayuda de emergencia, un mínimo de 500 euros para atender necesidades básicas, que se incrementa en función del número de miembros de la unidad familiar y de las circunstancias personales.

Otros 2.000 euros son ayudas concedidas a las dos familias que han encontrado ya alquiler, que reciben 1.000 euros en cada caso para cubrir pagos relacionados con ese alquiler (pago de fianza, primera mensualidad, etcétera).

En el caso del titular del local de tatuajes situado en uno de los bajos del inmueble, la Agencia de Desarrollo ha activado el procedimiento para la concesión de una ayuda directa que podría llegar hasta un máximo de 3.000 euros.

La concejal de Familia y Servicios Sociales ha subrayado que las ayudas de emergencia concedidas hasta ahora son adicionales a cualquier otra que los vecinos puedan solicitar por otras vías.

Fotos

Vídeos