El Ayuntamiento: "Parece que ha habido un exceso de obra"

Roberto Ruiz

El equipo de gobierno estudiará si se puede salvar lo que queda de edificio y tras unas semanas de desescombro investigará las causas del derrumbe de parte del inmueble de la calle del Sol

DM

La alcaldesa de Santander ha tratado esta tarde de calmar los ánimos de una ciudad que mira con indignación cómo una veintena de vecinos se quedaban en la calle de la noche a la mañana después de haberse quejado hasta en tres ocasiones al Ayuntamiento de que sus casas tenían grietas. Gema Igual y César Díaz han vuelto a apuntar, como ya hicieron los vecinos, el jefe de bomberos y el propio concejal de Urbanismo a las obras iniciadas en mayo en el bar de copas que estaba montando el empresario Guillermo Vega. «Parece que ha habido un exceso de obra», admitía César Díaz, obligado a dar explicaciones antes de contar con un informe definitivo de las causas del colapso del 57 de la calle del Sol. Así de grave es lo que ha pasado esta vez.

La alcaldesa ha insistido en que se depurarán responsabilidades. Como no podía ser de otra forma. Aunque todavía no tiene claro quién pagará esta desgracia. «Para lo que ha pasado hay una causa y una consecuencia. Las causas tendremos que verlas bien y por escrito y las consecuencias jamás podrán ser que un vecino se quede sin una vivienda. Eso lo tenemos clarísimo».

El túnel de Tetuán seguirá cerrado hasta que terminen los trabajos de desescombro, en un par de semanas

A la espera de que el Ayuntamiento encuentre culpables, la información más útil que ha desvelado con cara seria la alcaldesa para una ciudad estupefacta y a las puertas de sus fiestas, es que el túnel de Tetuán seguirá cerrado hasta que terminen los trabajos de desescombro (un par de semanas, según sus cálculos), dejando a la ciudad sin su principal vía de desahogo desde el centro a El Sardinero en el momento de mayor afluencia del año.

También ha reconocido Gema Igual que concluido el desescombro estudiarán la posibilidad de salvar lo que queda del inmueble. Lo que descarta por el momento la demolición controlada del edificio.

Reunión con los responsables de la obra

Igual ha insistido en la importancia de ser prudentes a la hora de hablar de plazos y ofrecer información para no crear «falsas expectativas». Esta mañana la alcaldesa y otros ediles se han reunido con la comunidad de propietarios, técnicos municipales y los propietarios del local del bajo que se estaba reformando, además de la dirección de esa obra que, según los primeros informes, pudo ser el origen del daño en elementos estructurales en el edificio.

La regidora ha señalado que se ha trasladado a los responsables de la obra la necesidad de que comuniquen al Ayuntamiento qué obras han hecho exactamente en este local, «ya sea dentro o fuera de licencia».

Para este local se habían pedido dos licencias de obra menor, pero se hicieron trabajos que excedieron esos permisos. También se había solicitado con posterioridad una licencia de obra mayor, que fue concedida el 23 de junio, aunque, según ha explicado el primer teniente de alcalde y edil de Urbanismo, César Díaz, ahora hay que comprobar si también se fue más allá de la cobertura que daba esa tercera licencia.

Igual ha destacado que esa duda se despejará cuando se pueda entrar al local que se estaba reformando, algo que por el momento no es posible porque se sigue desescombrando la zona. «Entrarán técnicos independientes, técnicos del Ayuntamiento y técnicos de los vecinos, y como no va a haber nada que ocultar, nos lo tendrán que poner por escrito».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos