Una colilla provoca un incendio en la calle Guevara

Una colilla provoca un incendio en la calle Guevara

La Policía tuvo que lanzar un colchón en llamas por la ventana para evitar que el fuego se propagara por la casa

DM .Santander

La situación ha sido la siguiente. Seis y media de la mañana de hoy, viernes. Los vecinos de la calle Guevara número 20 notan la presencia de humo en sus viviendas y llaman a la Policía Local y al 112, que a su vez da aviso a los bomberos de Santander.

Los agentes son los primeros en llegar y ante la presencia de fuego en un colchón de una de las viviendas del edificio lo tiran por la ventana para evitar que el fuego se propague por el resto de la casa.

Una dotación de bomberos con una escala se personó en la calle Guevara y lo que encontró fue un colchón en el suelo, todavía humeante, y la vivienda donde se originó el fuego vacía. "El hombre salió por su propio pie y nos aseguramos de que no habia nadie más dentro de la vivienda", explican los bomberos, que procedieron a ventilar la casa.

Tres personas, una mujer y sus dos hijos, tuvieron que ser atendidas por inhalación del humo sin necesidad de ser trasladados al hospistal.

¿Origen del fuego? Al parecer y según informan los bomberos de Santander un hombre -en una habitación alquilada- estaba fumando en la cama y la colilla provocó el incendio del colchón.

Tres personas, una mujer y sus dos hijos, han tenido que ser atendidas por la dotación de una ambulancia del 061 por inhalación de humo tras incendiarse un colchón en un piso de la calle Guevara de Santander.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Policía Local y los Bomberos de Santander, el suceso se produjo a las 6.30 horas de esta mañana y no ha sido necesario trasladar a ninguna persona al hospital como consecuencia del mismo.

Un colchón de una habitación alquilada de un piso de la calle Guevara 17 se incendió pasadas las seis de la mañana y el propio inquilino lo sacó a la calle.

No obstante, hubo que atender en el mismo lugar del suceso a una mujer y sus dos hijos, que también residían en una habitación alquilada, como consecuencia del intenso humo que se produjo al arder el colchón.

Se desplazaron al lugar para atender el suceso miembros de la Policía Local, del Cuerpo Nacional de Policía y bomberos de Santander.

Fotos

Vídeos