Conquistas a través de los sentidos

La compañía Malabaracirco, durante el pasacalles con personajes de un antiguo circo que protagonizó este sábado por Santander/Roberto Ruiz
La compañía Malabaracirco, durante el pasacalles con personajes de un antiguo circo que protagonizó este sábado por Santander / Roberto Ruiz
Santander

Gastronomía, música, circo y deporte en la calle se unen en la nueva campaña de dinamización del comercio y la hostelería

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

«Os pedimos ayuda: atreveros a consumir en los establecimientos comerciales y hosteleros del centro de la ciudad, de los que dependen muchos puestos de trabajo y familias. Necesitamos dar un poco más de vida a Santander, sobre todo entre semana», reivindicaba ayer Óscar Calleja en voz alta. Lo hacía ante las numerosas personas que se arremolinaban en la plaza Pombo frente a la mesa donde empezaba a preparar unos tacos de lubina que, más tarde, dos afortunados pudieron degustar.

El chef, director de los restaurantes Mexsia –situado a escasos metros de allí– y Annua –en San Vicente, poseedor de dos estrellas Michelin–, protagonizó un ‘show cooking’ en el que explicó la influencia de sus orígenes mexicanos en su cocina, detalló el origen de los productos que utiliza y reivindicó la cocina fusión, que, pese a la creencia de modernidad que la rodea, «empezó a hacerse hace 500 años». «Yo sólo pretendo ampliar el abanico», defendió Calleja. Todo ello mientras preparaba, junto a su «mano derecha» Aitor Fernández, las tortitas de los tacos, las condimentaba con hoja de capuchina, crema de guacamole y «dos gotitas» de distintas salsas y untaba la piel de la lubina con chipotle de tamarindo.

A su alrededor, distintas actividades intentaban activar la vista, el tacto, el olfato, el oído y el gusto de todo aquel que se prestase a participar, como la cata de vinos de la Bodega Ferratus que llevó a cabo su propia directora, María Luisa Cuevas, o la de cafés a cargo de Mary Lozano, socia fundadora de Primos de origen. Eran horas en las que ambos productos entraban con gusto. Como las cervezas artesanas hechas en Santander que la firma Smach compartió en la calle Cádiz.

Óscar Calleja. Chef de Annua y Mexsia
Óscar Calleja. Chef de Annua y Mexsia / Roberto Ruiz

En plena vorágine sensorial, a más de uno le pilló por sorpresa la irrupción de personajes de un antiguo circo –zancudos, malabaristas, monociclistas...– que, gracias a la compañía Malabaracirco, trasladaban a otra época. A una en la que actividad comercial se desarrollaba fundamentalmente en calles y plazas y no en grandes superficies del extrarradio. Los nostálgicos también viajaron en el tiempo con los chavales de la Academia Racing, que le dieron patadas al balón en Pombo evocando los que los fundadores del club habían hecho allí mismo hace más de un siglo.

«Buscamos potenciar el comercio y la hostelería, dos sectores claves, y la vida de los barrios» Gema Igual. Alcaldesa de Santander

Quien paseara ayer por algunas de las principales arterias de Santander se encontró con un amplio y variado catálogo de actividades que vertebran ‘La ruta de los sentidos’, la nueva campaña de dinamización comercial y social de la ciudad, en este caso en el área de influencia de las plazas Pombo y del Ayuntamiento y de las calles Burgos, Juan de Herrera, Lealtad, Arrabal, del Medio y Cádiz. «Se persigue un doble objetivo: dinamizar el comercio y la hostelería y también la vida de los barrios», destacaba la alcaldesa Gema Igual, que se puso el delantal para agradecer el papel de Calleja como embajador de esta campaña, que se volverá a repetir el viernes y sábado próximos.

«Santander necesita un poco más de vida, sobre todo entre semana. Animo a consumir en el centro» Óscar Calleja. Chef de Annua y Mexsia

A la misma se han sumado decenas de comerciantes y hosteleros con promociones, descuentos, regalos, rediseñando sus locales, personalizando iniciativas, buscando en definitiva atraer clientes no repitiendo las mismas fórmulas. «Valoro mucho estas propuestas. Hay que animar a la gente a salir a la calle, a pasar el día en familia, a disfrutar la ciudad y si quieren comprar, que compren, pero que tampoco lo sientan como una obligación. Es muy importante integrar la ciudad con sus habitantes», reflexionaba Verónica Alonso desde la tienda de regalos Santander es mundial. «Es muy interesante unir a hosteleros y comerciantes en las campañas, dos sectores con los mismos intereses pero que durante mucho tiempo han caminado por separado», expresaba por su parte el secretario general de la Federación del Comercio de Cantabria, Gonzalo Cayón.

Impulso institucional

‘La ruta de los sentidos’ representa una continuidad de otras campañas que con los mismos objetivos viene desarrollando el Ayuntamiento de Santander en diferentes zona de la ciudad a la largo de este año en ayuda del pequeño comercio, que en febrero alzó la voz en señal de alarma ante la sangría de cierres que llegaron tras la campaña de Navidad y las rebajas. Entonces bajaron la persiana Filomena Joyas, Mamá Tierra, Distrito Trece, Inti Decoración, Blanco, Manso, Pretty Home, Pro Mod, Savage Culture... Los comerciantes del Casco Viejo y la federación Fedycan encabezaron la llamada de socorro a las instituciones públicas ante una dura realidad visible con sólo echar un vistazo a los locales vacíos que antes ocupaban históricos negocios. Un grito de auxilio al que se sumaron otros colectivos.

Y la respuesta desde el consistorio santanderino no se hizo esperar. «No permitiremos que el comercio agonice», dijo la alcaldesa en la sectorial que mantuvo con asociaciones y federaciones de comercio, la CEOE y la Cámara de Comercio el 17 de febrero para darles a conocer el respaldo municipal y los planes de apoyo al comercio que se desarrollarían a lo largo del año.

«Valoro mucho estas campañas. Hay que animar a la gente a salir a la calle e integrarse con la ciudad» Verónica Alonso. Santander es mundial

Ocho meses después se han encadenado iniciativas para el fomento de las compras en las tardes de determinados sábados, campañas junto con los hosteleros –como la actual– para crear rutas por las calles más comerciales, actividades para impulsar los mercados municipales (La Esperanza, México y Puertochico) y promociones del pequeño comercio por distintos barrios de Santander (Castilla-Hermida, la Alameda, el Ensanche...), considerada una forma más efectiva de atraer clientes que grandes campañas genéricas de promoción comercial en todo el municipio. «Buscamos potenciar el comercio de proximidad, que los santanderinos consuman en su barrio, que se sientan orgullosos del lugar en el que viven y que sean clientes habituales en sus tiendas y también en los establecimientos de hostelería de la zona, apoyando así a dos sectores económicos de peso para nuestra ciudad», señala Igual. «Es muy importante que el sector comercial note el apoyo de las instituciones», destaca Cayón, que aplaude las iniciativas puestas en marcha este año. «Cosas como estas siempre las vemos con buenos ojos», insiste.

Propuestas a las que hay que añadir acciones específicas con motivo de festividades o ferias como San Valentín, la Noche Mágica, la Semana del Cómic o la Feria del Stock o de la Artesanía, entre otras.

Un catálogo de iniciativas que, además, han abierto una nueva época de trabajo en común entre el Ayuntamiento y las asociaciones que en el pasado fueron muy críticas con la actuación municipal. «Seguiremos en esta línea porque el respaldo al comercio significa contribuir a mantener el empleo y la actividad económica en este sector y a que el centro y los barrios de la ciudad sean espacios vivos y centros de convivencia para sus vecinos», anuncia Igual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos