Tres espigones reducirán los daños de los temporales y la erosión de la Segunda playa de El Sardinero

Daniel Pedriza

Descartado el rompeolas inicial, salen a licitación las obras para construir unos muros de hormigón

DM .Santander

La Demarcación de Costas en Cantabria ha sometido a información pública el proyecto de construcción de tres espigones en la Segunda playa de El Sardinero, no solo para evitar la desaparición constante de arena y la erosión, sino para frenar los daños que causan esos temporales. Un proyecto que sustituye al ideado inicialmente de instalar un rompeolas en el paseo del Chiqui.

El proyecto podrá consultarse en la Demarcación de Costas en Cantabria en el plazo de 30 días contados a partir de este viernes, tras la publicación del anuncio en el Boletín Oficial de Cantabria. Durante ese tiempo, podrán presentarse alegaciones, tanto en la sede de la Demarcación como en la dirección de correo electrónico buzon-dccantabria@mapama.es.

El pasado julio, la Secretaría de Estado de Medio Ambiente formuló Informe de Impacto Ambiental del proyecto, lo que dio luz verde a la recuperación de la configuración antigua de la playa y a la reconstrucción de los tres espigones en sentido contrario al muro exterior de la avenida García Lago.

La resolución de Medio Ambiente aceptó la alternativa seleccionada por el promotor, que conlleva "la mejora y recuperación de la playa perdida, disminuyendo los daños producidos por los temporales, aumentando la superficie de la playa para uso lúdico, lo que supone un impacto positivo sobre este factor".

Los espigones tendrán una altura de 3,25 metros y una longitud de 15

Según la alternativa seleccionada, los espigones estarán formados por escollera de hormigón de una tonelada o más, con el objetivo de que el conjunto se comporte como una estructura de gravedad.

La altura de los espigones alcanzará la cota de la PMVE: en total será de 3,25 metros. Esta cota permanecerá constante a lo largo de 15 metros, que es la longitud que tendrán los espigones. Se utilizarán 592,5 metros cúbicos de escollera para el núcleo de los espigones.

Con la colocación de los espigones se conseguirá aumentar el perfil de equilibrio de la playa y con ello el ancho de la misma.

Fotos

Vídeos