«El MetroTUS no ha salido como queríamos y cargo con ello, pero lo solucionaremos»

Gema Igual, en el microespacio recién inaugurado en Fernando de los Ríos, donde ella misma propuso la fotografía para la entrevista./Javier Cotera
Gema Igual, en el microespacio recién inaugurado en Fernando de los Ríos, donde ella misma propuso la fotografía para la entrevista. / Javier Cotera

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, asegura que «para informar de lo que era el proyecto teníamos que haber hecho más y otro tipo de cosas, pero no lo supimos hasta que no lo vivimos»

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

Gema Igual no hizo huelga el 8 de marzo, día en que tiene lugar esta entrevista. Al contrario, se pasó todo el día corriendo de reunión en reunión. Fue su forma de subrayar su condición de mujer con responsabilidades y defiende su libertad para hacerlo así, puesto que al tiempo considera «justas» las demandas de las feministas «porque debemos tener igualdad de oportunidades y hemos de hacer hincapié en la educación». Igual consideró que daba «ejemplo si sigo trabajando: en todos los actos que he tenido hoy he reivindicado. Y participo en la manifestación». Esta conversación, sin embargo, no va de mujeres. Gira en torno al nuevo sistema de transporte público de Santander, que copa las tertulias ciudadanas desde el 1 de febrero.

–Últimamente, el MetroTUS ha tapado todo lo demás. Dejó usted caer el otro día que mucha gente protesta por motivos políticos, pero es difícil encontrar un usuario que no se queje de los cambios.

–El MetroTUS no ha salido como yo quería. He embarcado a los santanderinos en algo que no se ha cumplido, porque dije que lo peor que podía pasar era un transbordo y cuatro minutos de espera. Y ha habido desajustes. Por eso estamos trabajando incansablemente y por eso me comprometo a proponer soluciones y a reunirnos con todos los colectivos que quieran. Ya hemos anunciado cambios para la próxima semana. Es cierto que hay muchas personas que confiaban en el transporte públ ico a las que les estamos dificultando el día a día y también que hay otras que están en la manipulación política. Al 60% de los usuarios no les afectan las modificaciones, y a los que se mueven de El Sardinero a Valdecilla se les ha mejorado con un bus más rápido. Esto no se ve porque queda ensombrecido con lo otro, que está intoxicado políticamente. El origen de todo es que la reorganización no ha resultado como se propuso y cargo con ello, pero que se me permita decirlo todo.

–¿Tiene la sensación de que haga lo que haga ahora las críticas van a ser duras? Porque si rectifica tal como le piden, le recordarán el dineral gastado. Y si no lo hace, tendrá a media ciudad en armas.

–Cuando un proyecto nace mal (y este ha nacido mal) es más difícil levantarlo. Eso solo se suple con acercamiento a los vecinos, con más sensibilidad y con mayor trabajo. Como esto lo vamos a hacer, el resto será poner a cada uno en su sitio. El MetroTUS no es nocivo para todos. Es un sistema de cambio al que habrá que adaptarse. También habrá cosas que rectificar, pero es una reorganización del transporte urbano y todas las transformaciones generan recelos. Con las primeras escaleras mecánicas también surgieron desconfianzas porque se paraban y todo el mundo decía ‘esto no funciona’. El MetroTUS acabará siendo ‘cambios con beneficios’.

Entrevista completa en la edición impresa de El Diario Montañés y para suscriptores de ON+

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos