Protección en parques y plazas

Alameda de Oviedo. Maceteros/Daniel Pedriza
Alameda de Oviedo. Maceteros / Daniel Pedriza
Santander

El Ayuntamiento instala medidas de seguridad atendiendo la petición policial

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

Las nuevas medidas de seguridad instaladas en calles, plazas y jardines de Santander comienzan a ser visibles. Bolardos, bloques de piedra y grandes macetas han sido instalados en diversas localizaciones. La Alameda Segunda ha sido sembrada de grandes maceteros de zinc en los que la empresa Jardines de Santander coloca plantas para que resulten decorativos. En el inicio y final de la calle Burgos han sido colocados más bolardos de fundición y en jornadas de gran afluencia de público hay vigilancia de Policía Local con agentes y vehículos.

La instalación de bolardos y maceteros tienen como fin impedir que cualquier vehículo penetre por estos concurridos espacios en un acto terrorista, como ha sucedidos en varias ciudades, entre ellas, la última, Barcelona. También se han colocado maceteros con árboles en la entrada a la Plaza Porticada. Cuatro, flanqueando el monumento a Velarde. Y también maceteros con árboles en la calle de Juan de Herrera. Todos ellos trasladados de la calle del Puente, donde eran elementos decorativos.

Grandes maceteros han sido instalados también en la Plaza de Alfonso XIII en su entrada por Calvo Sotelo, en el acceso a la Catedral entre Correos y el Banco de España, rodeando la plataforma giratoria de acceso a la calle de Cádiz y en la esquina Calderón de la Barca-Jardines de Pereda (Hotel Bahía).

Otro tipo de maceteros, hexagonales, han sido instalados en la esquina de la Avenida de Calvo Sotelo. Todos los elementos proceden de los almacenes municipales y de la empresa que mantiene los parques y jardines de Santander.

Próximamente se incorporarán directrices para implicar a policías locales porque, como explica el delegado del Gobierno Samuel Ruiz, «es necesario que todos los que trabajan vinculados a la seguridad reciban formación específica para poder luchar contra este tipo de terrorismo, nuevo para nosotros. Es importante que los policías, locales y nacionales, y los guardias civiles sean conocedores de cuáles son las amenazas y de cómo hacerlas frente. Que sean capaces de identificar los riesgos y actuar en consecuencia y mejorar su capacidad de prevención y su capacidad de reacción».

En el caso de los policías locales, «tienen una presencia muy activa en las calles y es por ello fundamental que cuenten con la formación necesaria para poder actuar lo mejor posible desde el primer momento de un atentado», dice Ruiz. El Ayuntamiento de Santander ha optado por la instalación de maceteros de peso pero que se puedan mover en caso de necesidad y acceso de coches de bomberos o policía.

Además, ha instalado siete grandes bloques de piedra en la parada de autobús de los Jardines de Pereda, para proteger la gran explanada delante del templete, donde se celebran numerosas actividades.

Nuevos elementos

En los próximos días seguirá adelante la instalación de otros elementos de protección contando con las directrices de la Policía y el apoyo de los santanderinos porque, como dice el delegado del Gobierno, «es fundamental la colaboración ciudadana» en la prevención de atentados y en su persecución. «La detención del principal terrorista del atentado de Barcelona fue gracias a las llamadas de los ciudadanos alertando de su presencia», explica.

Distintas unidades policiales han participado en las labores de refuerzo en las calles. La mayor presencia en Santander y Torrelavega corresponde a la UPR de la Policía Nacional, mientras que en el resto de la región ha destacado la implicación de unidades de la Guardia Civil como la Usecic y el GRS.

La Policía Local recibirá formación para saber cómo actuar en caso de un atentado

El refuerzo de seguridad se organiza «en estrecha colaboración con los ayuntamientos, con dispositivos de seguridad para todos aquellos eventos que conciten a numerosos vecinos y visitantes. Este verano, como consecuencia de las directrices del Ministerio del Interior, la seguridad se ha reforzado en las fiestas patronales, conciertos, desfiles, atracciones de feria, fuegos artificiales, etcétera. Los eventos más multitudinarios cuentan siempre con su propio dispositivo de seguridad. También se están protegiendo los espacios públicos que habitualmente son transitados por muchas personas», dice Ruiz.

Las medidas que se están tomando en lugares públicos van «desde la colocación de obstáculos que dificulten los accesos a los vehículos, a una mayor visibilidad de la presencia policial y controles preventivos por parte de las fuerzas policiales. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Cantabria han realizado este verano una labor de prevención y de control exhaustiva», acaba el delegado del Gobierno.

Fotos

Vídeos