Los Castros sumará su décima rotonda

Cruce de la Avenida de Pontejos y Los Castros donde se ubicará la nueva glorieta / Celedonio Martínez

El proyecto también prevé la eliminación de los tramos de escaleras de la acera entre la rotonda de los Delfines y Piquío

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

El Ayuntamiento de Santander tiene previsto construir una nueva rotonda en la Avenida de Los Castros con lo que, sumada a la anunciada la pasada semana para dar acceso al barrio de San Francisco, recorrer este vial de la ciudad implicará en los próximos meses atravesar 10 rotondas en 4,5 kilómetros (una media de 1 cada 450 metros).

La nueva rotonda se ubicará entre la rotonda de los Delfines -a la salida del túnel de Tetuán- y los jardines de Piquío, en concreto en la intersección de Los Castros con la Avenida de Pontejo -en la actualidad un cruce regulado por semáforos- y su construcción se completará con la mejora de la acera sur de esa calle que, en la actualidad, tiene varios tramos de escaleras.

La nueva infraestructura ha sido presentada hoy a los representantes vecinales de la zona por la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y los concejales de Infraestructuras, César Díaz, y de Autonomía Personal, Roberto del Pozo. Está previsto que el proyecto final esté listo en noviembre, una vez oídas las propuestas de los vecinos.

Igual ha destacado que con este proyecto se da respuesta a una demanda que habían planteado algunos vecinos, ya que la existencia de numerosos tramos de escaleras en la acera sur de la avenida de Los Castros dificulta los desplazamientos a personas con problemas de movilidad o familias con niños pequeños. La solución planteada pasa por la construcción de una nueva acera a la misma altura que la calzada -ahora está por encima-, junto a la banda de aparcamiento actual, respetando las plazas de estacionamiento existentes en esa margen.

De esta forma, los peatones podrán circular por esta zona evitando los tramos de escaleras y, con ello, se resuelven tanto las dificultades para transeúntes como para los residentes con problemas de movilidad, que podrán incorporarse a esa nueva acera desde los vados de las urbanizaciones y desplazarse en dirección este u oeste sin tener que cruzar a la acera norte o usar las escaleras, ha destacado el Ayuntamiento.

El proyecto, que está siendo redactado por los servicios municipales de vialidad, afecta a un tramo de 700 metros de longitud que discurre desde la rotonda de los Delfines hasta los jardines de Piquío y se aprovechará para completar la renovación del asfaltado desde la sede de la UIMP hasta la Avenida de Castañeda.

Fotos

Vídeos