«No se ha tocado nada de la estructura del edificio»

La empresa encargada de ejecutar las obras subió a su perfil de Facebook el pasado 26 de abril, dos meses antes de obtener la licencia de obra mayor, una fotografía de una pala excavadora en el interior del local que se estaba reformando. Ayer aseguró que sólo se utilizó para retirar el escombro y no para realizar perforaciones en el suelo.
La empresa encargada de ejecutar las obras subió a su perfil de Facebook el pasado 26 de abril, dos meses antes de obtener la licencia de obra mayor, una fotografía de una pala excavadora en el interior del local que se estaba reformando. Ayer aseguró que sólo se utilizó para retirar el escombro y no para realizar perforaciones en el suelo. / DM .

La constructora Millán-IC Multiservicios, encargada de realizar las obras del local, niega cualquier tipo de «negligencia» en los trabajos ejecutados

José María Gutiérrez
JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

«No se ha tocado nada de la estructura del edificio, en absoluto». El máximo responsable de la constructora Millán-IC Multiservicios que estaba realizando las obras del local situado en los bajos del edificio de la calle del Sol 57 derrumbado parcialmente el pasado miércoles, niega cualquier tipo de negligencia en los trabajos ejecutados, desmiente las acusaciones de «exceso de obra» recibidas y contradice las conclusiones del informe pericial realizado por el arquitecto Javier Fernández-Cotero a instancias de los vecinos.

Tal y como publicó ayer El Diario Montañés, este estudio, presentado junto a la denuncia que la comunidad vecinal interpuso el pasado 5 de julio, recomendaba paralizar las obras para «garantizar la integridad de los usuarios de las viviendas y de los viandantes». Los motivos, que las obras estaban «debilitando la estabilidad» del edificio al estar «interviniendo» en la estructura del mismo. «En la reforma del local no sólo se ha actuado en su interior, para el acondicionamiento del mismo, sino que también se está interviniendo en la estructura del inmueble, eliminando el solado original rebajándolo a cota del nivel de la calle y abriendo huecos en la fachada este, que tiene función estructural de muro portante», destaca el informe del arquitecto, que se apoya en las ordenanzas del PGOU de Santander para refrendar sus acusaciones.

La empresa afirma que el informe del arquitecto de los vecinos realiza «acusaciones falsas» y tiene «fines interesados»

«No se ha tocado nada estructural, bajo ningún concepto, las acusaciones no son ciertas», repiten desde Millán, empresa dedicada a obras especiales y reformas que contrató Dos Imanes Producciones para la reforma del local. Por un lado explican que en la fachada «lo único» que se ha hecho es recuperar huecos originales que se encontraban cegados. «No se han abierto huecos en el muro, sólo se han destapado», explican. Y respecto al solado original retocado, las mismas fuentes defienden que se ha «eliminado» el suelo artificial que había en el anterior diseño de la coctelería Master por encima del original, «que no se ha tocado en ningún momento», y que se ha dejado de nuevo a la misma altura de la calle. Por ello, acusan que el informe pericial realizado por el arquitecto Fernández-Cotero «no es objetivo» y tiene fines «interesados».

La excavadora

Otra de las principales quejas de los vecinos ha sido la utilización de una pala excavadora antes de la concesión de licencia de obra mayor. Una ilegalidad que, en su opinión, pone de manifiesto además que se realizaron perforaciones en el suelo. La fotografía de la maquinaria se hizo ayer viral en las redes sociales. Fue la propia constructora Millán-IC Multiservicios quien la subió a su perfil de Facebook el pasado 26 de abril –dos meses antes de poseer la licencia de obra mayor– junto a un expresivo mensaje: «Rompiéndolo todo». El máximo responsable de la empresa se justifica:«esa pala sólo se utilizó para mover el escombro».

Desde Millán reividican que han realizado su trabajo de forma «adecuada», siguiendo siempre las instrucciones de la dirección técnica de las obras, el estudio de ingeniería Tainsa. En la constructora «creen saber» cuáles han sido las causas que han podido provocar el derribo, aunque prefieren no desvelarlas. En cualquier caso niega que estén vinculadas a las obras realizadas en el local e invita al periodista a cuestionar por otras anteriores, en referencia a las realizadas para instalar el ascensor.

Por su parte, desde Dos Imanes, la empresa de Guillermo Vega promotora de la obra, defienden que, «al no realizarse intervenciones sobre la estructura», es «suficiente» que el director de las obras sea un ingeniero industrial, contestando así a otra de las acusaciones vertidas por el arquitecto encargado del estudio, que denunció que las mismas no contaban con una «dirección técnica adecuada y competente».

Fotos

Vídeos