ZAPATÓN

Eduardo Solís, director del instituto, y el profesor José AntonioDíez, junto a los estudiantes Camilo Collado del Cid, Judith Mariana Sánchez, Roberto González García, Rubén Adonay Contreras y Yassine Nouguiaz.
Eduardo Solís, director del instituto, y el profesor José AntonioDíez, junto a los estudiantes Camilo Collado del Cid, Judith Mariana Sánchez, Roberto González García, Rubén Adonay Contreras y Yassine Nouguiaz.
  • «Siempre ha estado ahí, pero es ahora cuando parece que empiezan a tomar más en serio esta opción de emprender que hasta hace bien poco no barabajan»

La vida está llena de oportunidades. Que suene a tópico no significa que lo sea. STARTinnova es el fiel reflejo de esa realidad. Un proyecto que este año suma su cuarta edición, escribiendo una página más en la historia del programa en el que han participado ya cuatro promociones generacionales de estudiantes. De la sorpresa inicial de la primera convocatoria a la adrenalina que produce conocer el reto que es esta cuarta cita, en la que toma parte el IES Zapatón. Participa junto con Solvay, su empresa mentora.

El programa se mantiene fiel a su esquema: de un lado están los jóvene emprendedores, que tienen la oportunidad de participar en esta iniciativa y la aprovechan, y del otro los experimentados empresarios; en medio, los universitarios 'e2', que valoran muy mucho esta iniciativa que hubieran querido poder tener en sus tiempos de estudio en el instituto.

El germen de STARTinnova nació para enfocar el emprendimiento como una asignatura más de la vida, de la que hay que tener todos los conocimientos posibles. Se pretende que sea tratada como algo normal, tal y como hacen en otros países.

Para el instituto este proyecto es una oportunidad de poder motivar el aprendizaje de los alumnos en escenarios que van más allá del aula. Además supone el contacto directo con la empresa mentora que se traduce en una consciencia de la realidad, los problemas y los proyectos en que están inmersos los empresarios. En una sociedad en la que nadie es ajeno a la problematica existente, STARTinnova se ha convertido en un complemento a la formación que se imparte en los centros.

Los tutores destacan la importancia de que los estudiantes sean conscientes de todos los detalles que implica el entramado empresarial. Se intenta que no se queden en una capa superficial sino que profundicen y vayan más allá.

Según profesores implicados en el programa el emprendimiento «siempre ha estado ahí, pero es ahora cuando parece que empiezan a tomar más en serio esta opción de emprender que hasta hace bien poco no barajaban, y que vinculaban a la ficción televisiva y cinematográfica de comienzos rudimentarios de oficinas,talleres y laboratorios ubicados en garajes, por ejemplo.

STARTinnova hace que los estudiantes crean en sí mismos, y en sus ideas pues todas pueden ser válidas. En los próximos meses tienen tiempo para que el 'brainstorming' inicial tome forma. Apoyándoles en todo momento estarán los profesores: desde el inicio, la idea, hasta su puesta en funcionamiento, después de conocer un aspecto clave como es la financiación. Con una motivación así seguro que todos los participantes no sólo harán un gran papel sino que disfrutarán con la experiencia.