El Consejo de Ministros da luz verde al contrato del ramal de Barreda en la A-67

Vista aérea del enlace de Sierrapando con la autovía A-67 y la A-8. / Javier Rosendo

El proyecto tiene un presupuesto de licitación de 165,2 millones de euros y está previsto que entre en funcionamiento a lo largo de 2020

enrique munárriz | daniel martínez
ENRIQUE MUNÁRRIZ | DANIEL MARTÍNEZTorrelavega

El Ministerio de Fomento sigue dando pasos para la construcción del ramal de continuidad de la Autovía A-67 entre Barreda y Sierrapando, el que permitirá descongestionar la circulación en el entorno de Torrelavega. Tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado el pasado martes de la aprobación del expediente de información pública y el documento de las expropiaciones del proyecto para someterlo a exposición pública, está previsto que hoy el Consejo de Ministros autorice la celebración del contrato de obras, valoradas en 165,2 millones de euros.

Esa cantidad supera en alrededor de 20 millones de euros la que dio a conocer el titular del departamento, el santanderino Íñigo de la Serna, cuando presentó esta nueva infraestructura el pasado mes de mayo en la Delegación del Gobierno en Cantabria.

La de hoy es una más de las muchas metas administrativas que tiene que superar la obra antes de que sea una realidad a lo largo de 2020 –si se cumplen los plazos y no hay contratiempos–, pero decisiva por su significado simbólico. De esta forma, se explicita el respaldo político a un proyecto que llevaba mucho tiempo en los cajones del Ministerio y que ahora, con la reactivación de la obra pública que quedó casi paralizada durante los años de crisis, se recupera del olvido. Debido a la «gran envergadura» de los trabajos y a la «importancia» del proyecto por su trascendencia en la descongestión del tráfico rodado, De la Serna se ha comprometido a dar «la máxima celeridad posible» a este ramal, que también incluye varias entradas a lo largo del trazado.

Reacciones

Las autovías que ahora se cruzan en el corazón de Cantabria, la de la Meseta (A-67), que conecta con Palencia, Valladolid y Madrid, y la del Cantábrico (A-8) para viajar a Oviedo y Bilbao, comparten trazado en algo más de un kilómetro. Este punto es el que da origen a retenciones kilométricas, especialmente cuando el tráfico es intenso durante las operaciones salida o regreso de vacaciones y puentes. Ese problema se suma también a la congestión por la altísima circulación de cerca de 60.000 vehículos cada día en su tramo inicial.

Ese kilómetro compartido entre el túnel y Sierrapando hace que en algunos casos los dos carriles de la autovía pasen a ser uno y se inicien las temidas colas. Es precisamente este problema el que se pretende solucionar con el ramal de continuidad, la obra más importante en materia de carreteras que tiene en cartera De la Serna.

Si los cálculos de los ingenieros son acertados, la solución al problema de los atascos serán poco más de 2,9 kilómetros nuevos de vía, los mismos que tendrá el ramal de continuidad. Arrancará en el enlace de Sierrapando, pasará por la denominada ‘Finca de los Soldados’ y se unirá de nuevo con la A-67 entre los campos de fútbol de Rinconeda (Polanco) y Barreda (Torrelavega). A lo largo de él habrá un falso túnel de 390 metros cerca de Posadillo y un viaducto de 200 metros, además de varios desmontes y taludes que generarán muchos metros cúbicos de tierras sobrantes.

Actuaciones

Construcción de un ramal. El tramo de autovía de nuevo trazado de 2,95 km con dos calzadas de dos carriles cada una, entre el enlace de Sierrapando y la A-67 a la altura de Barreda, dando continuidad al trazado de la autovía.

Enlace en Barreda. Se sitúa entre la zona norte de Barreda y la zona sur de Requejada, y tiene la función de unir la actual A-67 con el ramal de continuidad Sierrapando-Barreda. Tendrá dos direcciones: Torrelavega y Palencia.

Adecuación del enlace de Sierrapando. Se trata de dar continuidad a la A-67 desde este enlace hacia Santander, diseñando vías colectoras para canalizar los movimientos permitidos en este enlace y en el de Los Ochos.

Actuación en el enlace de Torrelavega. Consiste en el aumento de la capacidad de la calzada sentido Torrelavega de la A-67, y permitirá segregar el tráfico hacia la A-8 con una mayor anticipación.

Tercer carril a Polanco. Tercer carril en la A-67 hasta el enlace de Polanco, dada la proximidad con el enlace de Barreda, que tiene un coste cercano a los 55 millones de euros, según anunció el ministro durante su presentación.

Tres enlaces

Los planos muestran tres enlaces para acceder a este ramal de continuidad, algunos a través de vías ya existentes y otros por las nuevas que están proyectadas. Técnicamente, el más complejo de todos será el de Sierrapando. Además de conectarse con la A-8, también debe de dotar de accesos al entorno de Los Ochos y al polígono industrial de la zona mediante dos nuevas rotondas: una próxima a la vieja estación de Sierrapando y la otra detrás de las instalaciones de Forum.

Las otras dos entradas estarán en el límite norte de Barreda con Requejada y en Torrelavega. La primera será una bifurcación de dos calzadas de dos carriles cada una hacia la capital del Besaya y Palencia, respectivamente. La actuación en el de Torrelavega será modificar el que ya existe. Para ello, se va a aumentar la capacidad de la calzada, lo que permitirá segregar el tráfico hacia la A-8 con una mayor anticipación.

Lo que no especificó ayer Fomento en su nota de prensa es si el Ministerio ha accedido a introducir la modificación que solicitaba el Ayuntamiento de Torrelavega, la de crear una entrada directa a sus instalaciones del Serca.

Tercer carril hasta Polanco

Si el Consejo de Ministros aprueba sin modificaciones el texto que llevará hoy el titular de Fomento, el plan de obras incorporará una importante novedad respecto al documento inicial que ya se conocía. En concreto, la construcción de un tercer carril en la A-67 hasta el enlace de Polanco, dada la proximidad con el enlace de Barreda. Este tercer carril es distinto al que Cantabria también solicita hasta la entrada a Santander para que la autovía que comunica las dos principales ciudades de la región pase de dos a tres carriles. Esa intervención tendrá que llevarse a cabo –así lo ha manifestado De la Serna– en la misma carretera, pero dentro de otro proyecto en el que también está trabajando la Demarcación de Carreteras y que se hará de forma paralela al acceso directo al puerto y la remodelación del enlace de Raos. Todo ello con un presupuesto de otros 141 millones.

En este mismo documento se incluyen distintas medidas para que el impacto de las obras en el medio ambiente sea el mínimo posible, tanto durante los trabajos como una vez acabada la actuación. En este sentido, se realizarán cerramientos en la autovía para evitar el paso de la fauna y se llevarán a cabo distintos planes para proteger la calidad del aire y prevenir la contaminación de los suelos. En total, la gestión de residuos generados por la labor sobre el terreno y la aplicación de las normas ambientales supondrán el 6,7% del presupuesto del proyecto.

Acuerdo pendiente

El Consejo de Ministros también puede aprobar hoy la creación del nuevo juzgado mixto en Torrelavega, una decisión que está pendiente desde hace un par de semanas. Aunque inicialmente el ministro de Justicia, Rafael Catalá, dijo que su intención era crear uno en Santander, el Gobierno regional, el Tribunal Superior de Justicia y el Consejo General del Poder Judicial le hicieron ver la necesidad de «priorizar» un juzgado mixto para la capital del Besaya. Este dará cobertura también a las sustituciones de los jueces de Reinosa y San Vicente.

Fotos

Vídeos