Una radiografía arbórea de Torrelavega

Los vecinos pasean por el mayor parque de la ciudad, el de Manuel Bar quín. Al fondo, la Avenida de España. /Luis Palomeque
Los vecinos pasean por el mayor parque de la ciudad, el de Manuel Bar quín. Al fondo, la Avenida de España. / Luis Palomeque

En el casco urbano hay plantados 6.714 ejemplares pertenecientes a 133 especies, la mayoría aligustres, tilos y arces y solo el 16% es autóctono

José Ignacio Arminio
JOSÉ IGNACIO ARMINIOSantander

Germán Castellano y Mateo Rodríguez son de esos ciudadanos que dan un paso al frente para mejorar su entorno, sin esperar a que las administraciones públicas resuelvan todos sus problemas. Estos dos aficionados a los árboles y la jardinería se conocieron hace dos años a través de las redes sociales y decidieron dedicar parte de su tiempo libre, de forma desinteresada, a dar a conocer el arbolado urbano de Torrelavega, con el fin de que se valore y se respete más. Desde entonces, Germán y Mateo han desarrollado diversos proyectos, como el primer inventario de los árboles de la ciudad, un plano del parque Manuel Barquín y varias herramientas informáticas para que la gente pueda conocer fácilmente qué árboles hay en el casco urbano y un blog que, poco a poco, van actualizando. Todo ello unido a visitas guiadas, charlas y su nuevo proyecto: una guía de los árboles de Torrelavega. Muchos ciudadanos apoyan la iniciativa y esta pequeña revolución verde en la capital del Besaya ya tiene nombre: 'Torrearboleda'.

«Creemos que la única manera de que la gente valore las cosas es conociéndolas y, por eso, nuestras ideas van todas encaminadas a la difusión del arbolado», explica Germán, propietario de un centro de jardinería (La Busta). Este movimiento ciudadano también es crítico y eso no ha gustado mucho en el Ayuntamiento. 'Torrearboleda' ha ofrecido su asesoramiento altruista para reconducir lo que consideran una política desacertada en jardinería. «No es de recibo que con la pasta que se gasta tengamos una jardinería tan deficiente», señala Germán, que insiste en que no tiene ningún interés comercial.

Desde 'Torrearboleda' hacen hincapié en que tampoco tienen nada en contra del servicio de empleo Serca, que se encarga del mantenimiento de los parques y jardines desde hace varias décadas. «No hacen las cosas bien, quizá por desconocimiento, y eso hay que cambiarlo», afirma Germán, quien asegura que van haciendo las cosas «con el poco tiempo y los escasos medios de que disponemos».

Las claves

Aficionados
Germán Castellano y Mateo Rodríguez se conocieron hace dos años a través de Facebook
Objetivos
Decidieron unir fuerzas para dar a conocer el arbolado de la ciudad y que se proteja más
Trabajos
Además del primer estudio sobre el arbolado, están realizando inventarios, planos, visitas, charlas...
Colectivo
Se hacen llamar ‘Torrearboleda’ y sus propuestas cada vez tienen más seguidores

Mateo Rodríguez, funcionario de la Seguridad Social, recuerda que se conocieron a través de Facebook y que su primer trabajo consistió en hacer unos planos «a mano alzada» sobre los árboles que hay en el parque Manuel Barquín, el más grande de la ciudad. Así nació el primer inventario de árboles de esta importante zona verde, en el que se identifican todos los ejemplares, a qué especie corresponden y dónde están ubicados.

«Trabajo de chinos»

A partir de ese momento surgió otra idea más ambiciosa: hacer lo mismo en toda la ciudad. Así que se pusieron a «patear» las calles por la tarde y contar los árboles «uno a uno», un trabajo «de chinos» al que incluso se sumaron familiares y que se desarrolló entre el centro de la ciudad y las rondas de circunvalación (Bulevar Ronda). No se sabía qué especies arbóreas había plantadas en la ciudad ni el número de ejemplares, así que Germán y Mateo resolvieron esas incógnitas «con un pequeño margen de error».

En la zona de estudio contabilizaron 6.714 árboles de 133 especies plantados en los lugares de tránsito y públicos de la ciudad. Hay otras especies plantadas en jardines privados, que harían que la cifra se elevase hasta las 140, pero no se han tenido en cuenta al no estar en espacios públicos y de libre acceso. De esas 133 especies, el 65,4% son de hoja caduca y el 34,5% de hoja perenne. El 83,4% son especies alóctonas en Cantabria y el 16,5% autóctonas; el 18,8% coníferas, el 4,5% palmeras y el 76,7% frondosas.

Hay algunos que tienen un especial interés por su floración, como el cerezo japonés, el peral de Callery o el árbol del amor; por su colorido otoñal, como el liquidámbar, tulíperos, arces de Freeman..., o por su singularidad, como la paulownia imperial, única en la ciudad y con una espectacular floración. Los árboles más plantados (agrupados en familias) son: aligustres (898), tilos (483), arces (424), robles (399), ciruelos japoneses (366), árboles del amor (348), liquidámbar (276), carpes (258), plátanos (258), abedules (239), cerezos japoneses (236) y hayas (204).

Cabe resaltar también que de los 6.714 ejemplares contabilizados, 2.240 están plantados en las rondas de circunvalación y sus aledaños, lo que supone un tercio de los árboles que hay en Torrelavega.

Germán y Mateo quieren afrontar ahora un trabajo más detallado, con fichas individuales de cada árbol, su localización e historia. «Pero bueno -señalan-, por algo hay que empezar. Ya que los tenemos contados e identificados, no queremos guardarnos los datos para nosotros solos. Esperamos que sea de utilidad para todos».

El nuevo proyecto está en marcha: una guía, en papel y digital, de los árboles de Torrelavega. Esta vez sí contarán con la financiación económica, a partes iguales, del Ayuntamiento, el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) y la Consejería de Medio Rural.

Después de dos años de trabajo, ya pueden hacer un primer balance de la situación del arbolado en el municipio: «Tenemos menos de lo que nosotros queremos y más de lo que la gente piensa. Estamos un poco por debajo de lo deseable y se plantan especies de todo el mundo, aprovechando la oferta que hay en jardinería». El rincón favorito de Mateo está en el antiguo acceso al Barrio Covadonga: «Es una esquina pequeña en la que hay unos liquidámbar, tulíperos y álamos blancos». «Lo reseñable de este lugar -agrega Germán- es que esos árboles han crecido con su forma original, están sin tocar. Esos mismos árboles están en la circunvalación y están destrozados por las podas».

Podar por sistema

Desde «la serenidad y la coherencia», 'Torrearboleda' también se suma a la crítica constructiva: «El arbolado urbano es muy importante, aporta muchos beneficios, pero hay que tratarle bien. Hay que elegir bien las especies que se plantan, dónde se plantan y cómo se plantan, siguiendo siempre unos criterios técnicos serios y rigurosos. Después se tiene que hacer un buen mantenimiento. No hay por qué podar los árboles por sistema, porque lo único que se consigue es dañarlos», explican. Y ponen un ejemplo: «En la Avenida de España se ha tenido que reponer 18 plátanos. Toda la vida hemos paseado por allí pisando hojas, que no pasa nada, se hace en toda Europa. Lo que no se puede hacer es podar esos árboles cuando están en pleno periodo vegetativo, porque necesitan esas hojas para seguir viviendo. Si los podas antes de tiempo, los debilitas y al final no quedará uno sano».

El hecho se repite en otras zonas de la ciudad, donde destaca la presencia de «plátanos destrozados». Según Germán y Mateo, el Ayuntamiento se ha convertido en el «principal agresor» del arbolado con «prácticas equivocadas». Eso sí, dicen no tener nada en contra del Serca, que da trabajo a personas con discapacidad. «Hay una manifiesta falta de profesionalidad y eso no es culpa de los trabajadores. Se ha malgastado mucho dinero público y mucho tiempo», afirman.

Están muy molestos con este asunto y ponen otro ejemplo para finalizar: «En una de las visitas guiadas nos salimos un poco del Bulevar Ronda para que la gente conociera la única paulownia imperial que tiene la ciudad, un árbol de origen chino que tiene unas flores muy bonitas, pero que, por desgracia, no las hemos podido ver nunca porque se poda. Miles de personas han visto y compartido nuestra denuncia de este caso en Facebook».

árboles han sido plantados en el Bulevar Ronda y sus aledaños, lo que representa un tercio de los ejemplares que hay en el casco urbano de Torrelavega.

Fotos

Vídeos