«Ahora Minas está a la altura de ingenierías como Caminos»

«Ahora Minas está a la altura de ingenierías como Caminos»

María Luisa Payno Directora de la Escuela de Minas de Torrelavega

JOSÉ CARLOS ROJO

Está orgullosa del cambio que ha traído el Espacio Europeo: «Hemos pasado de ser una escuela técnica, con titulaciones de tres años, a estar a la altura de las mejores ingenierías de la Universidad de Cantabria». Directora de la Escuela de Minas de Torrelavega desde hace tres años, pone ahora el foco en la investigación. «Para estar a la altura de los mejores debemos ser fuertes también en innovación. Y eso lo tenemos fácil gracias a todos los convenios de colaboración que mantenemos con las empresas del sector».

El perfil de la escuela fue de hecho eminentemente profesional en sus inicios.

Efectivamente. Cuando se puso en marcha este centro en 1955 fue gracias al apoyo de las empresas de la comarca, que requerían mano de obra cualificada. Ahora mantenemos esa filosofía y pretendemos que la innovación vaya ganando más peso.

Con el Espacio Europeo la investigación casi es un imperativo.

Claro. Hemos pasado de ser una escuela con carreras técnicas, de tres años, a completar el ciclo con grado y máster. Estamos a la altura de las mejores ingenierías de la Universidad de Cantabria, y por eso vamos a trabajar más la investigación. Antes, cuando esto eran titulaciones técnicas, los alumnos tenían que viajar después a Madrid u Oviedo a estudiar el ciclo superior. Eso ya no sucede porque nosotros ofrecemos el ciclo completo.

¿Qué tal ha sido esa adaptación a Bolonia?

Fenomenal. Además nosotros tenemos la ventaja de que contamos con un número de alumnos muy manejable. Eso nos permite trabajar de manera muy personalizada. Somos como una gran familia. Sí que ha requerido de más trabajo de coordinación y organización. Hemos pasado de tener 40 profesores a 70, pero ha sido un cambio para bien.

Muchos docentes van y vienen desde Santander.

Sí, porque son especialistas de Caminos o Industriales, por ejemplo. En realidad es una distancia mínima. No se tarda más de 20 minutos de un campus a otro.

¿No existen dificultades por estar alejados del núcleo neurálgico de la Universidad en Santander?

En realidad no. Son más ventajas que inconvenientes. Lo que sí me gustaría sería atraer el trabajo del Grupo de Energías al campus de Torrelavega. Ahora están en Santander, pero voy a hacer todo lo posible porque se venga aquí. Lo lógico es que esté aquí.

¿Lo dice por el grado en Ingeniería de Recursos Energéticos?

Claro. Es uno de los grados que impartimos junto con la especialidad de Ingeniería de Recursos Mineros. Creo que tiene toda su lógica. Si el grado está en Torrelavega, lo normal sería que el grupo de investigación del mismo campo también lo esté. Estamos esperando a que todo el equipo de Gobierno de la universidad se asiente para tratar en serio el tema.

Ustedes defienden que la práctica es la razón de ser de este centro.

Todos los alumnos realizan prácticas en todas las empresas con las que tenemos convenios. Y lo mejor es que el resultado es tan satisfactorio que muchos de ellos terminan por alcanzar un contrato.

¿Qué fue de todos esos planes de ampliación del campus de la capital del Besaya?

Como es lógico, ahora no están los presupuestos como para plantear cuestiones de ese tipo. Lo importantes es hacer bien el trabajo con Bolonia, que lo hemos hecho, y con el paso del tiempo ya vendrán tiempos mejores.

 

Fotos

Vídeos