Bustamante aprueba por los pelos un test sobre Cantabria

El cantante acudió al programa 'Lo Siguiente', de Raquel Sánchez Silva, donde se enfrentó al reto de identificar rincones de la región

Sergio Sainz
SERGIO SAINZ

Nadie duda de lo cántabro que es David Bustamante y lo mucho que ejerce de embajador de la región, pero el programa 'Lo Siguiente' de La 1, presentado por Raquel Sánchez Silva, quiso poner a prueba al cantante. La colaboradora Marta Márquez introducía así su particular juego: «¿Tú conoces muy bien Cantabria? ¿Pero a la perfección?». «Creo», contestaba él. Su particular test consistía en mostrar imágenes y que el 'triunfito' resolviera si eran o no rincones cántabros.

El primer pantallazo no ponía las cosas fáciles al barquereño. «No lo reconozco y que me perdonen si es». De hecho, matizó su respuesta señalando que podrían ser las montañas de Aguilar de Campoo o Polaciones, pueblo natal de Miguel Ángel Revilla, aunque se decantaba más por «Asturias o Galicia». Incluso pedía pistas, «que voy a quedar mal», comentaba a la periodista con cara de pena. ¡Y acertó! Se trata del Tiro, en Austria. «Puedes volver a tu pueblo», bromeaba Llum Barrera.

La segunda fotografía de un puente le recordaba a «Cangas de Onís, en Asturias». ¡Y, esta vez, falló! Se trata de Liérganes, aunque reconocían que era muy parecido al que había señalado Bustamante. Ante el error, aprovechaba para saludar a los vecinos. Sánchez Silva reconocía la 'encerrona' del juego, «estáis dejándole un poco solo, ayudad a David», comentaba.

El juego continuó con la tercera imagen que no atinaba con la ubicación, «puede ser la muralla china, pero no». Pese a tener alguna pista en plató, el cantante no logró identificar la respuesta correcta: Cabárceno. «Hace mucho que no voy», se justificaba. «No conozco todo, todo», añadía para quitarse el peso de la prueba. «Porque Cantabria es infinita», remataba recordando el popular eslogan turístico. De hecho, él mismo fue imagen de la región poco después de su paso por 'Operación Triunfo'.

El cierre era más revelador, «eso me suena», citando algunos monumentos históricos, incluso el negocio de hostelería de un familiar. «¡Eso es San Vicente de la Barquera!», respondía orgulloso. Y al final, aprobado raspado y salvado por la campana de su casa. Aunque la propia Raquel Sánchez Silva restaba importancia al juego. «Tú no tienes que demostrar nada con Cantabria, has estado siempre con su nombre en la boca», aclaraba. Y así despedían el espacio, que próximamente se despedirá de la parrilla de la televisión pública por baja audiencia. Mientras, Bustamante seguirá su particular ronda mediática para presentar su último disco, 'Héroes en tiempos de guerra'.

Síguenos en: