Marzo, un mes de superación para Mozimán

Marzo, un mes de superación para Mozimán

Una fascitis plantar y la puesta en marcha de un negocio le han obligado a adaptarse a una serie de cambios que superado con nota

Alexánder Aguilera
ALEXÁNDER AGUILERA

Ha transcurrido cerca de un mes desde que Tristán 'Chucho' Mozimán lograse superar la barrera de los 150 kilos. A finales de marzo, la báscula marcó 149.8 exactamente, 42 menos que cuando inició el 'Desafío Try again' el pasado mes de agosto. Sin embargo, tras la ilusión por la pequeña meta alcanzada dentro de esta gran carrera de fondo, llegó una inesperada lesión en forma de fascitis plantar que le obligó a dejar de caminar durante dos semanas y media. «El dolor me impidió hacer ningún tipo de entrenamiento que supusiera tener que andar y mucho menso correr, sin embargo, pude seguir con las pesas y con la natación», explicó el protagonista. Tras este periodo de inactividad parcial, y con la ilusión intacta, Chucho pesa, hoy en día, 148 kilos.

El otro motivo que le obligó a variar el plan de entrenamiento fue la apertura de un negocio personal, que le ha ocupado gran parte del tiempo que antes dedicaba a los entrenamientos. El escenario ha cambiado, pero Chucho, tal y cómo él afirma, ha sabido adaptarse: «El mes de marzo ha sido de locos. He andado de un lado para otro con el objetivo de tener todo a punto. La obra, los proveedores… Antes disponía de mucho tiempo y podía permitirme entrenar tres o cuatro horas sin prisa, pero ahora me he tenido que adaptar los horarios. Esto me ha venido bien porque supone un ejercicio de actitud». Y es que, Mozimán no sabe en qué momento del día podrá entrenar. Por esta razón, sale con la mochila por la mañana a la espera de tener un pequeño hueco en el que continuar con su desafío.

Sobre ruedas

Por otro lado, el extenso equipo con el que cuenta se ha ampliado gracias a la bicicleta eléctrica E-Bike BMW Active Hybrid, entregada por la propia marca y que, en la actualidad, le acompaña allá donde va. Un ejemplo de ello tuvo lugar el pasado fin de semana en Benidorm, localidad donde Moziman se desplazó para disputar un encuentro con el equipo de rugby que dirige. No dudó en cargar la bici en el maletero del autobús y aprovechar para entrenar sobre las dos ruedas.

Aunque aún faltan seis meses, Mozimán ya tiene fecha para el viaje que le llevará hasta Japón. En el país oriental, coincidiendo con la disputa del mundial de rugby, realizará el 'Camino de Santiago japonés', Kumano Kodo. Se trata de una serie de caminos de peregrinación declarados patrimonio mundial de la Unesco, que son usados para llegar a los tres grandes santuarios de Kumano Sanzan. Un viaje en el que cualquiera que lo desee puede ser uno más en la expedición de Mozimán. No obstante, aún faltan seis meses en los que seguiremos de cerca los avances de este argentino.

Síguenos en: