La mirada inquieta de la cántabra Marta Tormos

La mirada inquieta de la cántabra Marta Tormos

Aunque trabaja actualmente como 'community manager', aspira a hacer de la fotografía su medio de vida

Raquel López Labiano
RAQUEL LÓPEZ LABIANO

Marta López-Tormos (Santander, 1987), o Marta Tormos como es conocida bajo su nombre artístico, es una polifacética fotógrafa cántabra con una sensibilidad y tacto que se palpa en todas sus fotografías.

Como ella misma afirma es una persona «de curiosidad voraz y en constante aprendizaje. Mi actitud vital se traduce en mis fotos y mi mentalidad soñadora, capaces de capturar la belleza de lo más cotidiano; desde un paisaje congelado en el tiempo hasta una sonrisa escondida entre la multitud». Una bella frase que deja de manifiesto su gran imaginario y carácter utópico que le permiten captar a través de su objetivo meritorias escenas que conectan plenamente con el espectador.

Marta Tormos se encuentra actualmente trabajando como 'community manager' en la agencia de comunicación Semilla, en Santander, pero dedica el resto de su tiempo a la fotografía con la que no sólo tiene un vínculo laboral, sino personal que ha ido desarrollando desde pequeña. Sus destrezas e intereses los ha ido perfilando completando diferentes estudios de fotografía en escuelas como Sater (grado medio de diseño gráfico y artes plásticas), Kinema (ciclo superior de post-producción y edición de imagen) o TAI (curso superior de fotografía), así como un máster de fotografía creativa, un curso de marketing y otro de cartelería.

Su insaciable entrega y curiosidad por la fotografía le han llevado a realizar talleres fotográficos con grandes profesionales del sector como Jorge Represa, Josu Zaldibar o Rafael Roa, entre otros, en los que ha aprendido fotografía artística, documental, de desnudo, iluminación o edición de imagen. Asimismo, sus implacables ganas de aprender le han hecho vivir en el País Vasco, Inglaterra o Madrid, con lo que es indudable su naturaleza cosmopolita.

Ya en 2008 comenzó a trabajar detrás de la cámara para inmortalizar diferentes momentos en eventos, debates de prensa, congresos o inmuebles y se inició en fotografía gastronómica, de arquitectura, de bodegón, de producto, de paisaje o de retrato para seguir realizando books, editoriales de moda o catálogos de ropa. También ha conseguido trabajar con Jaime Sainz de la Maza como ayudante de fotografía para la Mutua Madrileña y para Bathco, con Thomas Canet para Cinemanía y Fotogramas y con Diego Lafuente para GQ, unas importantes referencias que le han posibilitado ampliar sus horizontes.

Con todas estas cualidades Tormos busca poder avanzar y lograr esos sueños que desde pequeña le cautivaron para conseguir hacer de su pasión su «modus vivendi», pues a pesar de su amplio abanico de conocimientos y experiencias laborales nos reconoce que la fotografía es, todavía, un mundo infravalorado. Por ello, siempre está abierta a nuevos retos y proyectos que le permitan dar lo mejor de sí.

Hoy, en Cantabria DModa, Marta Tormos nos desvela su afán por la fotografía y su apetito por seguir aprendiendo.

Imagen de una editorial de moda de la fotógrafa.
Imagen de una editorial de moda de la fotógrafa. / MARTA TORMOS

-¿De dónde viene tu pasión por la fotografía?

-Mi padre tenía una papelería en Santander, en donde comencé a realizar todo tipo de trabajos relacionados con la empresa y empecé a interesarme por la fotografía al estar rodeada de ella. Gracias a él me lancé en la fotografía e hice mi primera exposición, lo que me impulsó a seguir por ese camino.

-¿Qué significa la fotografía para ti?¿Qué quieres transmitir con ella?

-La fotografía ha sido siempre una parte fundamental en mi vida. Ha ido evolucionando día tras día hasta ser para mí, no solo un sueño, sino una transformación en una carrera profesional a la que me entrego con fuerza y alma aportando todo el conocimiento técnico y creativo para lograr captar imágenes que lleguen a cautivar y ser cautivadas.

-Has realizado diferentes trabajos fotográficos de muy variados aspectos, ¿con qué tipo de género te sientes más identificada? ¿Por qué?

-Con lo que más me siento identificada es con la paz que da un paisaje, con la historia que cuenta un retrato o con el movimiento de una falda puesta en una modelo. Todo ello me inspira.

-También has trabajado como fotógrafa de moda, ¿qué experiencias nos puedes contar de esta variante?

-He colaborado con la diseñadora Laura Sainz de Aja, suelo trabajar con Sello de Identidad y elaborando los catálogos de fotografía para tiendas como Acceso3 en Santoña y Laredo. También he realizado una editorial de moda para la revista Salysé Magazine, con la colaboración de la estilista cántabra Berta Oporto o books de moda.

Sesión de fotos para una editorial de moda en exterior
Sesión de fotos para una editorial de moda en exterior / MARTA TORMOS

-Para ti, ¿qué es una buena fotografía?

-En mi opinión una buena fotografía es una imagen que cuente una historia y consiga transmitir y generarme sensaciones. Además, y en términos técnicos, considero que debe tener buena luz y estar encuadrada. Eso es importante.

-¿Qué supone una sesión de fotos? ¿Qué proceso implica?

-En el caso de que se trate de una sesión de fotos a una modelo, ella tiene que sentirse cómoda conmigo, se divierta y se lo pasé bien. Si es así, todo saldrá rodado y obtendremos unos buenos resultados, ya que las fotografías saldrán naturales. Si, por ejemplo, es en exterior evidentemente el tiempo aquí tiene mucho que ver (risas), pero siempre es necesario que se organicen bien los tiempos. Si se trata de fotografía gastronómica, poniendo otro ejemplo, la ayuda del cocinero siempre es de gran valía para mostrar aún más exquisitos los platos a fotografiar. En eficiencia es un trabajo más 'veloz'.

-¿Fotografía digital o analógica?

-Aprendí con cámara analógica, pero reconozco que me decanto por la fotografía digital a la hora de trabajar, aunque admito que lo analógico es algo 'mágico'. Es como una máquina de escribir... Siempre pienso en todas las historias que habrán contado con ella.

-¿Hacia dónde quieres dirigir tu carrera profesional?

-¡Fácil! ¡A poder seguir haciendo lo que me gusta y descubriendo más y más cosas abriendo diferentes horizontes! Y, por supuesto, ¡poder vivir de ello!

-¿A quiénes consideras una eminencia de la fotografía?

-Mis referentes son: Helmut Newton, Annie Leibovitz, Ansel Adams, Richard Avedon, Sebastiao Salgado o Peter Lindbergh.

Marta Tormos, inmortalizada con una de sus cámaras.
Marta Tormos, inmortalizada con una de sus cámaras. / MARTA TORMOS

-En un mundo tan competitivo como este, ¿cuáles son tus herramientas para diferenciarte?

-Soy una persona realista y humilde y por eso prefiero tener una imagen de 7 y una actitud de 10 que no al revés (que es lo que suele pasar). Me considero trabajadora, resolutiva y muy extrovertida y me gusta que la gente con la que trabajo esté cómoda y bien conmigo. Esa, quizás, es la manera más fácil de diferenciarme, en cuanto a persona, por mi forma de ser. En cuanto a técnica, me distingo por intentar conseguir lo más natural en la luz, la pose y sin apenas retoque. Por último, si es en exterior, mejor.

-En fotografía ¿se está evolucionando en igualdad en cuanto a oportunidades y reconocimiento?

-Yo creo que sigue habiendo mucho favoritismo y machismo. En más de una ocasión me ha pasado no poder trabajar 'aquí' por no tener miles de seguidores en la redes sociales o escoger a alguien por favoritismo cuando literalmente esa persona no sabía gestionar nada respecto a un trabajo fotográfico. En lo referente a las desigualdades me ha sucedido, por ejemplo, estar en un congreso lleno de fotógrafos y tener comentarios machistas.

-¿Crees que el trabajo de fotógrafa está valorado o que, por el contrario, con todas las nuevas tecnologías se está perdiendo esa estima?

-No. Efectivamente, a día de hoy, la gente piensa que hacer un trabajo de fotografía es dar 'un click' y listo y que es gratis. También se cree que con un móvil ya está todo hecho y ¡para nada es así! Todo cuesta y detrás de una cámara hay mucho trabajo, obviamente.

Fotografía de retrato en blanco y negro.
Fotografía de retrato en blanco y negro. / MARTA TORMOS

-En ese sentido, ¿cómo ves el uso de la redes sociales para promocionar tu trabajo? ¿Cuál es la que más empleas?

-Las redes sociales, en mi opinión, han decaído muchísimo. Antes parecía más real. Yo utilizo Instagram, pero lo tengo como blog personal yestilo de vida, para dar a conocer cómo soy y qué cosas me gustan como fotógrafa y persona. Profesionalmente tengo mi página web www.martatormos.com, que diseñé con la ayuda de un amigo informático y en la que intento organizar los proyectos y mejorarla poco a poco.

-¿Qué opinas de las posibilidades laborales para poder dedicarse a trabajar exclusivamente como fotógrafa? ¿Qué mejorarías en Cantabria?

-En mi opinión, como mujer es bastante difícil dedicarse solo a esto: por lo que dicho antes sobre la igualdad en el trabajo. En Cantabria, en mi caso, con los diferentes trabajos fotográficos que he realizado, sigue siendo muy difícil dedicarse exclusivamente a la fotografía. Sé que hay fotógrafos en la región que viven de hacer reportajes de boda o del mundo del Periodismo, pero en mi caso espero que, aunque sea difícil, no sea imposible, ya que tengo muchas ganas de poder conseguirlo.

-¿Qué puntos fuertes y qué puntos débiles encuentras en la región para poder desarrollarte profesionalmente?

-Un punto fuerte es tener la calidad de vida que supone vivir en una ciudad pequeña y tan bonita como es 'mi tierruca'. Sin embargo, además de las pocas oportunidades, un punto débil bastante plausible es que, directamente, no valoran tu trabajo (el trabajo de fotografía u otros relacionados) o si lo hacen, está infravalorado. También considero que debería haber más oportunidades para la gente joven, nueva, emprendedora y con otra visión.

La Península de la Magdalena y El Sardinero en una fotografía aérea.
La Península de la Magdalena y El Sardinero en una fotografía aérea. / MARTA TORMOS

-¿Tienes algún proyecto personal entre manos?

-Pretendo realizar el próximo año una exposición muy personal en la que salgo yo en diferentes lugares importantes para mí. Asimismo, pienso especializarme en vídeo y drones de cara al año que viene, si todo va bien laboralmente.

-¿Cómo te ves de aquí a 10 años?

-Espero seguir creciendo y moviéndome de un lado a otro aprendiendo.

Síguenos en: