Aquella noche en Eurovisión...

Massiel consiguió un triunfo histórico en el festival. /DM
Massiel consiguió un triunfo histórico en el festival. / DM

Recordamos el triunfo de Massiel en el festival en 1968 con la canción 'La, la, la'

Javier Rodríguez
JAVIER RODRÍGUEZSantander

Como se acerca de nuevo, bueno será recordar que cuando el Festival de Eurovisión era un festival de verdad y no lo que, salvo honrosas excepciones, es últimamente (qué comentar no comentado sobre Chikilicuatre y sus émulos), se veía en familia. Esa noche nadie faltaba a la cita con la pequeña pantalla y TVE. Todos queríamos ser espectadores de la actuación del representante español y testigos de qué ocurría al final con las puntuaciones, cuando se escuchaba el «Spain, one point», cantinela de la que estábamos hartitos.

La cantante con sus coristas de fondo.
La cantante con sus coristas de fondo. / DM

Pero hete aquí que en 1968 Massiel rompió la dinámica del fracaso y ganó con el «La, la, la» del Dúo Dinámico. Fue la repera. ¡Qué noche la de aquel día! Ganar por primera vez Eurovisión y, además, a los ingleses en Inglaterra (el evento se celebró en el Royal Albert Hall y con el afamado Cliff Richard como representante local) constituyó una gozada nacional colectiva.

Massiel, junto al Dúo Dinámico, compositores del tema.
Massiel, junto al Dúo Dinámico, compositores del tema. / DM

Después, en 1969 (Madrid), la también magnífica cantante Salomé conquistaría otra vez Eurovisión (tema «Vivo cantando»), pero empatada con Reino Unido, Holanda y Francia. No fue lo mismo, claro. No emocionó igual la victoria compartida.

Cliff Richard fue otro de los participantes de la edición.
Cliff Richard fue otro de los participantes de la edición. / DM

Con el pegadizo «La, la, la» lográbamos terminar con la desesperación a la hora de presenciar el lento numerito de los votos. Massiel, que sustituía a Serrat, cautivó a la audiencia internacional. Los 29 puntos que logró dejaron al gran Cliff Richard, que defendía una buena canción («Congratulations»), a la puerta de la eurogloria. A 1 punto que nunca olvidará. Por si ello fuera poco, Francia quedó, con Isabelle Aubret, en tercera posición. Lo dicho: una noche a la medida.

El icónico vestido de Massiel.
El icónico vestido de Massiel. / DM

«Yo era muy moderna y muy progre, cantaba a Piazzola y Aute. Lo primero que se me ocurrió fue cambiarme el look, porque venía de vestir de negro largo», comentaría Massiel sobre el vestido que lució (y se pagó) para cantar en Londres, de Courrèges, que compró en París. Hay noches inolvidables. Aquí queda constancia periodística de una: la suya. La del la, la, la…

La cantante afrontando el fenómeno fan.
La cantante afrontando el fenómeno fan. / DM

Síguenos en: