¿Cómo es un perro 'Biodogtor'?

Jumper es un Welsh Terrier y tiene 7 años.

Conocemos a Jumper, preseleccionado para este proyecto cántabro de investigación que apuesta por la detección precoz del cáncer a través del olfato canino

Raquel Tenorio
RAQUEL TENORIO

Esta semana tenemos a un protagonista muy especial, Jumper, uno de los 35 perros preseleccionados para formar parte del proyecto Biodogtor. Charlamos con Carolina San Miguel, su propietaria, y también con José Luis García, adiestrador canino, quien junto con la veterinaria y etóloga Nuria González, se encuentran al frente de este proyecto pionero en Cantabria.

La aventura para Jumper comienza en marzo de este año, cuando desde Biodogtor se hace un llamamiento a familias con perro que pudieran estar interesados en participar en un estudio científico sobre la detección precoz del cáncer, a través del olfato canino. José Luis nos cuenta que lo ideal para aprender a desarrollar el olfato es que los perros se encuentren en una situación de no estrés. El hecho de que sean perros de casa favorece esta condición. Siempre se buscará el estímulo a través de juegos y de manejo en positivo, para facilitar este estado idóneo.

Jumper, preseleccionado para el proyecto Biodogtor.
Jumper, preseleccionado para el proyecto Biodogtor. / DM

Jumper pasó una primera selección basada en un cuestionario sencillo. Datos sobre la edad del perro, su facilidad para relacionarse con el entorno, posibles miedos o enfermedades. «Es muy importante la capacidad olfativa», afirma José Luis Garcíua, pero también lo es la posibilidad de poder trabajar con ellos de una forma fácil y fluida. Jumper cumple con estas dos premisas. Un perro de raza Welsh de 7 años, con cierto carácter, como buen terrier, nos comenta su propietaria. Pero es un perro sin miedos, cariñoso y activo. Le gusta mucho dar saltos, «de ahí viene su nombre, no sabíamos cómo llamarle y el mismo nos lo dijo».

Conoce el proyecto este domingo

Jumper vive con los padres de Carolina, aunque pasa mucho tiempo con ella y con su hermano, que le da largos paseos por el campo. Esta facilidad de adaptación a diferentes ambientes es muy positiva para la sociabilidad del perro.

Dignificar a los perros

Este proyecto, además de la evidente finalidad de la detección precoz del cáncer de colon y de pulmón, tiene como segundo objetivo, remarca el adiestrador, «dignificar el trabajo del perro dentro de la sociedad» y facilitar su integración en ella. Este es uno de los motivos por los que se apuesta por la utilización del olfato de los perros en vez de las denominadas «narices mecánicas», que es una herramienta desarrollada con el mismo fin.

El adiestrador canino José Luis García posa con Delfín.
El adiestrador canino José Luis García posa con Delfín. / DM

Una vez reducida la lista de candidatos a 110 ejemplares, se hizo una prueba de personalidad y una una prueba de campo que consistió en búsqueda de premios en la hierba a través del olfato. Estos ejercicios fueron cronometrados y grabados para su posterior valoración.

Los perros, en primer lugar, utilizan el sentido de la vista para hacer una búsqueda. Por lo que se recomienda realizar los ejercicios en zonas con diferentes alturas de hierba. Primeramente en espacios con hierba baja e ir aumentando paulatinamente en altura. De esta forma se consigue impedir el sentido de la vista y se favorece el uso del olfato. Una tercera parte del cerebro de perro es utilizada para procesar la información de su sentido más complejo.

Jumper está cumpiendo rigurosamente con su entrenamiento.
Jumper está cumpiendo rigurosamente con su entrenamiento. / DM

Carolina San Miguel sigue estas pautas de entrenamiento con Jumper cada día, cuando salen a pasear, aunque «si llueve mucho, pues practicamos en casa».

La siguiente prueba tendrá lugar en diciembre y será la definitiva. De ella, saldrán los 15 perros que comenzarán el entrenamiento para detectar la huella olfativa del cáncer. Cinco de ellos se especializarán en el reconocimiento del cáncer de pulmón, otros cinco en el de colon y los restantes quedarán en la reserva.

Gracias a la Junta Vecinal de Orejo, se dispone de un centro de entrenamiento dónde los perros Biodogtor deberán aprender a distinguir las muestras de pacientes que padecen la enfermedad con las de personas sanas. Se trata de muestras de aliento guardadas en contenedores especiales para su conservación. Ellos reconocerán la enfermedad a través de la composición química del aliento que se encuentra alterada, ya que se está directamente relacionada con la química de la sangre o con la actividad metabólica. Nos apunta José Luis García que «en un primer momento serán muestras de cáncer en cuarto estadio, que es el más desarrollado, porque el olor es más intenso, y progresivamente se irá reduciendo la dosis».

La veterinaria Nuria González Morcillo con Anouk en sus brazos.
La veterinaria Nuria González Morcillo con Anouk en sus brazos. / DM

El perro se sentará ante una muestra positiva y se harán pruebas de hasta unas 300 muestras a doble ciego, en las que ni adiestrador, ni perro saben cuáles son las afectadas por la enfermedad. Si el porcentaje de acierto es elevado, se estudiaría la posibilidad de integrarla como prueba no invasiva del diagnóstico precoz del cáncer.

Éste será el trabajo que desempeñará nuestro amigo Jumper si es uno de los seleccionados. Todas las mañanas, de lunes a viernes, será recogido junto con sus compañeros y trasladado al centro de entrenamiento donde hay cabida para el «trabajo» y para distintas actividades y juegos.

Desfile canino, este domingo

¿Crees que no tienes posibilidad de echar una mano al proyecto Biodogtor? Pues no es así. Tanto si tienes mascota como si no, puedes acercarte este domingo, a la Bolera de Cueto-Valdenoja, donde se va a celebrar un desfile canino con sorteos y catering solidario organizado por el Club Rotario Santander-Sardinero, para recaudar fondos para la huella olfativa del cáncer. ¡Te esperamos!

Jumper, junto al símbolo de los rotarios.
Jumper, junto al símbolo de los rotarios. / DM

Y si tienes alguna historia que contarnos, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de la dirección de correo electrónico dmascotas@cantabriadmoda.com.

Nos leemos el próximo sábado con más información sobre nuestros amigos de cuatro patas.

Hasta entonces, ¡feliz fin de semana!

 

Fotos

Vídeos