La joven diseñadora Sheila Sarmiento viste la tradición de Castro

Sheila Sarmiento/Samira Hidalgo
Sheila Sarmiento / Samira Hidalgo

La diseñadora castreña, estudiante de Grado de Diseño de Moda, es la protagonista de la exposición 'Maresía' que se puede visitar en el Centro Cultural La Residencia de Castro hasta el 2 de junio

Samira Hidalgo
SAMIRA HIDALGOCastro Urdiales

El diseño de moda inspirado en Castro Urdiales y su olor a salitre obtiene su máxima expresión en la exposición 'Maresía' que se puede visitar en el Centro Cultural La Residencia hasta el 2 de junio. La castreña Sheila Sarmiento, estudiante de Grado de Diseño de Moda, en Santander, es la protagonista de esta muestra que ofrece un paseo por diferentes rincones de Castro y por sus fiestas en cada uno de sus diez looks. A sus 22 años, la diseñadora se inspira tanto en el arte como en la historia, dos aspectos que le apasionan, ya que le encanta descubrir cosas nuevas y saber más de aquellas que ya conoce.

-¿Qué es 'Maresía'?

-'Maresía' es una palabra de origen canario que significa algo así como el olor a mar que se percibe cerca de la orilla. Elegí ese nombre para la colección ya que ese olor a mar, a salitre, es una de las cosas que más me gusta de Castro y que más echo de menos cuando viajo.

-Esta exposición es la presentación pública de su trabajo ...

-Sí, es mi primera exposición y forma parte de mi Trabajo de Fin de Grado (TFG). Anteriormente he participado en tres desfiles que organizaba mi universidad, dos de ellos de colecciones en grupo y el último, hace un mes más o menos, en el que presenté cinco de los looks que se pueden ver en la exposición en un desfile realizado en el Corte Ingles de Santander.

-¿Cómo surgió la idea de crear esta muestra?

-De cara al TFG nos dieron total libertad para hacer lo que quisiéramos y decidí realizar una exposición, ya que es una forma diferente de mostrar una colección y que nunca había experimentado antes. Son muchos los meses de trabajo que lleva una colección y un desfile acaba en cinco minutos, quise alargar ese momento un poco más.

-¿Cuál fue su fuente de inspiración?

-La colección está inspirada en Castro y en dos aspectos que, en mi opinión, son muy representativos: historia y tradición. La historia queda representada a través de los distintos edificios en los que me he inspirado, de hecho, he elegido los que considero más característicos de nuestro pueblo. En el caso de la tradición, la he querido mostrar en dos de las fiestas más importantes que tenemos: el Coso Blanco y la Pasión Viviente. Ambas fiestas las conozco perfectamente, ya que llevo participando en ellas durante muchos años. En el caso del Coso Blanco desde los cuatro años y en la Pasión los últimos nueve.

-¿Por qué eligió Castro Urdiales como protagonista?

-Estos cuatro años fuera de casa, a pesar de que estoy relativamente cerca, me han hecho apreciar mucho más lo que siempre he tenido al alcance de la mano y este proyecto me ha permitido descubrir cosas muy interesantes, detalles a los que nunca había prestado atención. Llevaba tiempo con ganas de hacer una colección relacionada con Castro, pero no sabía cómo enfocarla, así que estuve dándole muchas vueltas hasta que surgió Maresía.

-En el folleto de la exposición se hace un guiño también a la poesía. ¿Cree que la moda y la poesía están unidas?

-Claro que sí, creo que ambas son formas en las que podemos mostrarnos como somos, nuestros sentimientos... Con ambas hay una intención de transmitir emociones y un mensaje, solo que utilizamos un canal diferente. Con la poesía nos expresamos con palabras mientras que en la moda se recurre a tejidos, formas, colores o texturas. Para esta colección realizamos un pequeño poema que muestra los sentimientos detrás de esta colección en el que, además, leyendo la primera letra de cada verso en vertical, podemos leer la palabra 'Maresía'.

Sheila Sarmiento posa junto al desaparecido diseñador David Delfín.
Sheila Sarmiento posa junto al desaparecido diseñador David Delfín. / DM

-¿Desde cuándo le apasiona la moda?

-La moda es algo que siempre me ha gustado. Desde que era muy pequeña veía desfiles y revistas y siempre tuve claro que era a lo que me quería dedicar, por lo que, a pesar de lo que me decían algunos profesores, me decidí por estudiar el bachillerato artístico y después la carrera de diseño. No recuerdo un momento concreto en el que todo surgiera, pero sí que hay un diseñador que me marcó mucho, que es Davidelfin. Me encanta su filosofía y su forma de ver el mundo, de mezclar el arte con la moda, el mensaje que transmitía.

-¿Cuál diría que es tu estilo como diseñadora de moda?

-Tengo un estilo bastante minimalista. Me gustan los colores planos, sin mucho estampado, aunque para esta colección he realizado mi propio estampado que mandé a imprimir sobre el tejido. También tengo mucha tendencia a formas geométricas, líneas puras. Intento que mis diseños sean ropa que se pueda usar en la calle y que sea cómoda pero sin perder el diseño y la calidad.

-¿Cómo se ve en un futuro?

-Cuando acabe la carrera tengo la intención de irme a Madrid y buscar trabajo en alguna marca para seguir aprendiendo y, si puedo, realizar algún curso más especializado. El diseño de moda es algo constante y siempre le estoy dando vueltas, como decía Chanel, «la inspiración está en todas partes». Más adelante, si es posible, me gustaría tener mi propia marca, pero en este momento no es mi mayor prioridad.

Síguenos en: