El sorteo de la Lotería, más amarillo que nunca

El sorteo de la Lotería, más amarillo que nunca
EFE

La elección de este vibrante color para las medias, calcetines, diademas y pajaritas de los niños de San Ildefonso no ha pasado inadvertido por los internautas

CANTABRIA DMODA

La Lotería de Navidad sorprende año tras año, pero en esta ocasión ha sido por algo más que por la emoción de los afortunados que logran alzarse con algún premio. El sorteo de este 2018 ha dejado algunos momentos anecdóticos, como el llanto de una de las niñas encargadas de repartir suerte, Nerea Parejo, que ha roto a llorar mientras cantaba la cifra que entregaba el primer quinto premio.

El sorteo también ha destacado por la vestimenta de los niños de San Idelfonso, que este año han puesto un toque de color a la repartición de suerte con unos llamativos leotardos de tono amarillo.

Las niñas lucían medias y diademas en el pelo con este vibrante color, mientras que ellos llevaban el amarillo en sus calcetines y sus pajaritas. La elección de vestuario ha sido sin duda una de las sorpresas en el arranque del sorteo, ya que irónicamente, el tono es tradicionalmente asociado a la 'mala suerte'.

Este detalle ha llamado la atención de muchos cibernautas porque justo, este año, este tono es más que un color. Otros años han llevado medias azules, rojas o grises.

Imágenes de los últimos años en los que se ve el color de las medias de las niñas de San Ildefonso.
Imágenes de los últimos años en los que se ve el color de las medias de las niñas de San Ildefonso.

Esta anécdota no ha tardado en convertirse en uno de los puntos más comentados en redes sociales, donde a los pocos minutos del arranque del sorteo ya comenzaban a aparecer publicaciones que relacionan el tono escogido con la polémica independentista catalana: