Santander conquista los fogones de 'Masterchef'

Santander conquista los fogones de 'Masterchef'

El Palacio de La Magdalena se convirtió en localización de exteriores del 'talent' de cocina de TVE

Sergio Sainz
SERGIO SAINZ

De los focos de televisión a la visión única del Palacio de La Magdalena como improvisado plató natural. Los concursantes de 'Masterchef' viajaron este martes a Santander para disputar su tradicional prueba de exteriores. Con ellos Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez, el popular jurado del 'talent' de cocina que repetía visita a Cantabria después de asomarse a Cabárceno o Santoña en ediciones anteriores. El propio Cruz, como voz en off, hablaba de la capital cántabra como «una de las ciudades más elegantes y bellas de la costa norte» y destacaba su «alma», así como «la huella de talento en sus calles», refriéndose a los artistas y literatos cántabros. Al tiempo que señalaron el Centro Botín como «una parada obligada para todos los amantes del arte».

El espacio apostó por el Palacio de La Magdalena como su localización al tratarse de la «joya arquitectónica más emblemática de Santander». Y, como acostumbran en sus viajes culinarios, el menú de la competición se teñía de sabor cántabro al destacar los productos de la tierra «con los que se pueden hacer virguerías». En realidad, fueron tres exconcursantes de 'Masterchef junior', Pachu Guitart, Candela Alcántara y Jaime Pérez, quienes seleccionaron los platos a cocinar por los equipos rojo y azul: rabas con emulsión de tinta, cocido lebaniego, solomillo al queso de Tresviso con pastel de patata al horno y polkas de hojaldre con espuma de café.

La emisión del concurso de Shine Iberia destacó por sus paisajes de El Sardinero, Mataleñas o isla de Mouro. Además de mostrar todo el exterior del palacio, las cámaras entraron hasta el hall real, reconvertido en comedor con la presencia del «brillante futuro de la cultura de Santander». De hecho, contaron con jóvenes comensales músicos, escritores, actores y bailarines, incluso aspirantes a chef de la Escuela Gastronómica de Santander. El show culinario aprovechó la presencia de estos jueces para lanzar un mensaje de prevención de la obesidad infantil, que afecta al cuarenta por ciento de los pequeños españoles.

Como visita técnica, 'Masterchef' contó con el reconocido cocinero Óscar Calleja, del restaurante Annua, en San Vicente de la Barquera, con dos estrellas Michelín. En su visita repartió consejos entre los aspirantes. En el caso de las rabas mezclar harina de garbanzo y trigo; con el solomillo cuidar la limpieza de la carne; en el cocido cuidar los tiempos de cocción y con las polkas controlar los cambios de temperatura del cocinado del hojaldre. Calleja analizó el trabajo desigual de los equipos, llamando su atención la diferencia entre las elaboraciones y la comunicación de cada equipo.

Samantha Vallejo-Nágera, en el hall real del Palacio de La Magdalena con algunos de los jóvenes comensales.
Samantha Vallejo-Nágera, en el hall real del Palacio de La Magdalena con algunos de los jóvenes comensales. / MASTERCHEF

Finalmente, todas las elaboraciones salieron a tiempo de las improvisadas cocinas, pese ciertos momentos de tensión. Aunque sólo un equipo, el rojo, conseguía la victoria y librarse de la prueba de eliminación. Quedan cinco semanas para resolver esta edición y conocer al mejor cocinero amateur del país en esta séptima edición del exitoso programa.

Síguenos en: