Bodega Picos de Cabariezo, la ilusión de los amigos de infancia hecha destilería

Javier Blanco, José Antonio Parra y Jaime Parra junto a Pedro Galdós, jefe De Marketing de BM Supermercados. / FOTOS: LUIS PALOMQUE | VÍDEO: PABLO BERMÚDEZ

Implicados en recuperar la tradición vitivinícola de Liébana, también elaboran vinos y destilados de calidad reconocida

Cantabria En La Mesa
CANTABRIA EN LA MESASantander

El premio BM Supermercados a la Industria Agroalimentaria en esta cuarta edición de 2019 ha recaído en la Compañía Lebaniega de Vinos y Licores. Conocida por su marca comercial Picos de Cabariezo, este proyecto está constituido por un conjunto de bodega-destilería formada por un grupo de amigos y su entorno familiar, amantes de la comarca y sus potenciales. En el año 2000 crearon una empresa pionera en Liébana, trabajando con empeño desde sus comienzos, plantando viñedos propios y comprando cosechas a pequeños productores locales, para recuperar una antigua tradición vitivinícola casi abandonada en la zona. Su esfuerzo ha supuesto el inicio y un gran empuje en el desarrollo, cuidado y crecimiento local de estas viñas de montaña.

En 2007 inauguraron la bodega y comercializaron los primeros vinos que, a partir de entonces no han dejado de mejorar, tras la búsqueda continúa de una personalidad diferenciadora, con los cuidados más exigentes y naturales en todos los procesos. Así sus vinos se han ido implantando en el mercado reconocidos por su singularidad y calidad, destacando en jurados internacionales, y calificados como excelentes en las guías más prestigiosas en la materia.

Esta micro destilería artesana con las alquitaras tradicionales lebaniegas, confirma la importancia de la herencia y saber de la zona, famosa por la elaboración de sus aguardientes. Picos de Cabariezo comenzó así, con cuidadosas y exigentes destilaciones, obteniendo desde sus principios aguardientes de orujos artesanos de alta calidad.

Pero, además, con esa pasión por destilar que les ha ido alimentando, han llegado a elaborar también ginebras y destilados de malta extraordinarios, que resultan únicos y de los más premiados del mercado, difundiendo con gran orgullo esa tradición local.

Enoturismo

Este grupo de amigos, integrado actualmente por Javier Blanco, Jaime Parra, José Francisco 'Miche' Fuente y José Antonio Parra, supone un ejemplo de empresa innovadora en todos los sentidos, pero además desde su inicio desarrollaron un enoturismo original en la comarca, con el que han sido pioneros y referente en Cantabria. Realizan visitas guiadas con catas y degustaciones, en las que se implican personalmente, dando a conocer su trabajo, sus productos y algunos otros locales, contribuyendo a promocionar la cultura y gastronomía, y sumando posibilidades turísticas en su zona rural.

Tras la ginebra, whisky

Desde 2015 han estado inmersos en investigar, desarrollar y adaptar esos sistemas de destilación ancestrales y extraordinarios, diseñando protocolos propios, con controles de temperatura y tiempos específicos en cada destilado, con los que aprovechar todos los potenciales más exclusivos que producen las alquitaras. De esta forma, han completado todo el recorrido de un whisky único, un pura malta procesado, fermentado y destilado por ellos, que ya envejece en su sala de barricas, desde principios de 2018 y que sacaran al mercado cuando alcance su óptima expresión.

Ante todo siguen invirtiendo en viñas, para poder ir creciendo. Recientemente han plantando otras cinco mil cepas en su Finca Morillas, construyendo además unos laboriosos bancales en zonas muy inclinadas, para aprovechar los suelos más particulares. Por otro lado, seguirán trabajando en los próximos años, elaborando más whisky e invirtiendo en aumentar un costoso parque de barricas. Su objetivo prioritario es mantener un crecimiento sostenible, priorizando en la calidad por la que son reconocidos sus productos, y que les permita seguir disfrutando de lo que son y de lo que hacen.

Sus bebidas acumulan decenas de reconocimientos y la empresa fue distinguida en 2017 con el Premio Nacional Fecoes a la mejor bodega-destilería artesana.