El Capricho, premiada en la feria parisina SIAL

El Capricho, premiada en la feria parisina SIAL

Su esturión 'Alma' ha sido distinguido en la categoría innovación

Conservas El Capricho, empresa de Santoña, ha obtenido la máxima distinción en una de las categorías de los premios SIAL Innovation que se otorgan con motivo de la feria alimentaria SIAL de París, que se desarrollará del 21 al 25 de octubre.

Concretamente, ha sido reconocida con este galardón por su esturión 'Alma' en aceite de oliva, en la categoría de 'Productos del Mar' de estos premios.

Conservas El Capricho es una conservera especializada en anchoas y bonito del norte que en los últimos años ha decidido innovar y renovar su gama de productos incluyendo tres nuevas referencias: Mejillones de las rías gallegas en escabeche; Sal Mûria (extracto de anchoa, que ha sido seleccionado igualmente como innovador en la feria SIAL París) y el premiado Esturión 'Alma'.

La citada conservera decidió hace tres años lanzarse salir al exterior junto a otras nueve empresas dentro del consorcio de exportación Santander Fine Food, con el que estará presente en la feria parisina y a través del cual ha llegado a países tan diversos como: Francia, Reino Unido, Portugal, Italia, Bélgica, Alemania, EEUU, Colombia, EAU, Grecia y Suiza.

Santander Fine Food ha afirmado que este premio a El Capricho supone un «revulsivo en este ánimo exportador» y ha señalado que 15 han sido los productos seleccionados de entre 2.355 presentados, siendo solo dos españoles.

Los productos han sido examinados por 22 expertos del sector de la alimentación mundial. La gala de entrega de premios será el 22 de octubre durante la celebración de la feria con la presencia de líderes en la distribución mundial y multitud de medios.

Características

Esta conserva se presenta enlatada con aceite de oliva virgen extra de la firma Castillo de Canena, sin ningún tipo de conservante o aditivo. Elaborado de forma totalmente artesanal, se parte de lomos de esturión 'Acipenser Baerii' procedentes de ejemplares jóvenes, de poco más de un año, criados íntegramente en España, con los más altos estándares de calidad y bajo la premisa de sostenibilidad. Más tiernos y sabrosos que el utilizado habitualmente para consumo, de carne blanca y consistente, según se abre la lata están listos para incorporar a otros platos, o para tomar directamente. Su carne tiene una textura suave y fina, el sabor es exquisito y sorprendente, con una baja aportación energética.

Desde el punto de vista nutricional, es una excelente fuente de proteínas, fósforo y ácidos grasos Omega 3. Su carne finamente veteada de grasa es jugosa y tiene propiedades cardiosaludables.

 

Fotos

Vídeos