Casa El Macho, de la taberna-tienda de Gumersindo y Matilde al impulso de la cuarta generación

FOTOS: LUIS PALOMQUE | VÍDEO: PABLO BERMÚDEZ

Sus sobaos y sus quesadas elaborados artesanalmente en el obrador de Selaya gozan de gran prestigio dentro y fuera de Cantabria

Cantabria En La Mesa
CANTABRIA EN LA MESASantander

El premio a la trayectoria en el sector agroalimentario de 2019 ha recaído en Casa El Macho, empresa familiar ubicada en Selaya que ha proyectado como pocos, dentro y fuera de Cantabria, sus dos elaboraciones artesanas por excelencia: los sobaos pasiegos y las quesadas.

Sus responsables actuales, la tercera generación, sin olvidarse de sus orígenes que se remontan al siglo pasado cuando sus antepasados decidieron elaborar y vender sobaos y quesadas, tienen la mirada puesta en el futuro y por ello se han adaptado a los nuevos tiempos fortaleciendo su imagen y modernizando sus estrategias de comercialización, así como introduciendo nuevos productos en su catálogo.

Casa El Macho comenzó su actividad de la mano de Gumersindo García González y Matilde Sainz Güemes, un matrimonio que pocos años después de terminada la Guerra Civil, a mediados de los años 50, regentaba un pequeño local en Selaya, una taberna-tienda que hacía las veces de bar y venta de productos de alimentación.

Matilde vio una nueva línea de negocio y empezó a elaborar quesadas para la gente que visitaba el pueblo, sobre todo con motivo de las fiestas. En los fines de semana también llegaban visitantes, que se acercaban a bailar junto a las gentes del pueblo, al ritmo del organillo, en el pequeño salón de baile que abrieron al lado de la taberna-tienda.

Con el tiempo ese salón se transformó en un lugar para la celebración de banquetes de bodas, en los cuales se solía dar de postre la quesada elaborada artesanalmente por Matilde. Rápidamente la quesada adquirió fama y reconocimiento, lo que animó a Matilde y Gumersindo, aproximadamente a finales de los años 60, a elaborar los sobaos en la panadería del pueblo. Luego también usaron un pequeño horno que compraron para vender sus propios sobaos artesanos en la taberna-tienda.

Ya en los años 70 adquirieron la primera amasadora y el lugar destinado a salón de bodas y baile pasó a ser obrador de sobaos y quesadas. Era necesario ampliar las instalaciones para dar respuesta a una demanda creciente. La calidad del producto era apreciada por el consumidor.

Tras el cambio de régimen, a finales de los 70, el país cambió y con él la sociedad en general. Casa El Macho se consolida como un referente en su sector lo que les obligó, en 1995, a mudarse a unas nuevas instalaciones, más grandes y con más posibilidades de crecimientos, que es donde ahora está ubicada la empresa.

En todo este periodo de tiempo, el manejo de la empresa ha pasado de Gumersindo y Matilde hasta las actuales tercera y cuarta generación.

La progresión y la calidad de las elaboraciones de Casa El Macho no han pasado desapercibidas para diferentes estamentos e instituciones que les han distinguido con el primer premio al mejor producto regional de Cantabria 2001; a la Mejor PYME 2003; con el Premio Cantábrico Excelente a la Calidad Alimentaria 2018; y con el premio a la Mejor Quesada de Cantabria en el Concurso AFCA 2018.

Producción

En los meses de verano, Semana Santa y festivos, cada día salen del obrador de Casa El Macho unos 40.000 sobaos; el resto del año la producción estimada es de unas 20.000 unidades de sobao, siempre 100% mantequilla. A estas cifras hay que sumar las quesadas y desde hace poco tiempo los sobaos de medio kilo con arándanos o con perlas de chocolate Valrhona 55% de cacao, dos innovadoras versiones del clásico sobao que están teniendo muy buena respuesta por parte de la clientela.

Casa El Macho cuenta en la actualidad con una plantilla de 20 empleados que crece a 25 en temporada alta.

Sus productos se comercializan a través de distribuidores especializados, en la tienda de Selaya anexa al obrador y en la tienda on line www.casaelmacho.com. El prestigio de sus sobaos les ha situado en lugares preferentes en centros comerciales y en tiendas gourmet.