Gregorio Varela recordará este miércoles en Santander cómo estamos comiendo en España

Gregorio Varela recordará este miércoles en Santander cómo estamos comiendo en España

El catedrático de Nutrición hablará en el Colegio de Médicos sobre la importancia de «recordar, creer y adherirnos al estilo de vida mediterráneo»

José Luis Pérez
JOSÉ LUIS PÉREZSantander

El catedrático Gregorio Varela Moreiras intervendrá este miércoles, 20 de marzo, en el ciclo Gastronomía y Salud, que organiza el Colegio de Médicos de Cantabria, y que cuenta con la colaboración del Igualatorio Cantabria y la Academia de Gastronomía de Cantabria, con la conferencia '¿Cómo estamos comiendo en España?: teoría y realidad'.

La jornada se celebrará en el salón de sctos del Colegio de Médicos a partir de las 19.30 horas. La entrada es libre, hasta completar el aforo.

El presidente de la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y Académico de Número de la Real Academia de Gastronomía durante su intervención disertará sobre cómo es nuestra alimentación en la actualidad. Para el conferenciante existen «fortalezas y debilidades», con aspectos positivos y otros negativos. Los primeros, en su opinión son el mantenimiento «relativamente importante» de un consumo alto de pescado, sobre todo en la población adulta, pero menos en la población adolescente e infantil. Otro aspecto favorable es que, en cuanto a la calidad de la grasa, se cuenta con la presencia de grasa monoinsaturada, gracias al aceite de oliva.

Sin embargo, en los aspectos más negativos, principalmente, son el abandono del consumo de cereales, y la asignatura pendiente de lo integral. «Hemos abandonado de manera casi dramática el consumo de legumbres. Desde el punto de vista de fuentes de proteínas, deberíamos moderar el consumo de carnes y derivados porque consumimos por encima de lo aconsejable, y también hacerlo en los azúcares añadidos, sobre todo los que son más jóvenes», recalca el catedrático.

Para ello, Varela propone «recordar, creer y adherirnos por tanto al estilo de vida mediterráneo. Merece la pena, por salud, placer, convivialidad y sostenibilidad, en definitiva, el mejor puzle bien probado por muchas generaciones y la ciencia».