El maridaje perfecto con Royal Bliss en el Cormorán de Sergi Arola

Elena Urigüen, brand ambassador de Royal Bliss, elabora uno de los cócteles. /DM
Elena Urigüen, brand ambassador de Royal Bliss, elabora uno de los cócteles. / DM

El 'mixer' de Coca-Cola descubre a hosteleros y profesionales las armonías que ofrecen sus bebidas combinadas con platos del chef catalán

ALICIA DEL CASTILLO

Royal Bliss es la apuesta de The Coca-Cola Company para ofrecer a los hosteleros una herramienta que les permita sorprender a sus clientes con tónicas y refrescos de gama alta para elaborar atractivos combinados con un toque personal. Hasta diez 'mixers' premium sin alcohol, diseñados por los diez mejores bartenders del panorama nacional, entre los que se encuentra el cántabro Óscar Solana. Compuestos por más de 40 matices, son perfectos para combinar, respetando y potenciando los matices y aromas de cada una de las bebidas espirituosas a las que acompaña.

Con tres años ya cumplidos, Royal Bliss ha conseguido demostrar su versatilidad a hosteleros, profesionales de sala y establecimientos que quieren profundizar en un mundo lleno de matices, buscando el equilibrio perfecto entre el trago y el bocado. En cuestión de maridajes no hay reglas escritas por lo tanto, además del vino, la cerveza, el champán o los refrescos, bebidas espirituosas como el ron, la ginebra o el vodka, están listas para salir de su zona de confort.

Desde el pasado mes de abril, diez barmans embajadores de la marca están presentando en diferentes establecimientos seleccionados de unas 20 ciudades españolas, entre ellas Santander, la exclusiva gama de Royal Bliss a través de una experiencia que busca despertar nuevas sensaciones y conquistar a nuevos clientes.

Menú degustación

Con cuatro de estas bebidas, Royal Bliss ha propuesto ocho maridajes con platos del chef Sergi Arola, del restaurante Cormorán, en la segunda playa de El Sardinero. Un menú degustación servido en cuatro tiempos para descubrir un maridaje único. «Los consumidores demandan nuevas experiencias y lo sorprendente de estos maridajes son las armonías que se desprenden de cada sorbo», explica Elena Urigüren, brand ambassador de Royal Bliss y sumiller, encargada de diseñar los combinados degustados.

Esta cata maridaje con copas supone un reto para el comensal, verdadero protagonista de esta experiencia, que haciendo gala del famoso eslogan de la marca, 'complicarse la vida es maravilloso', se dispone a vivir y disfrutar algo diferente, fuera de lo habitual.

Lascas de presa ibérica.
Lascas de presa ibérica.

Cada plato se acompaña de un combinado, refrescante en unos casos e intenso en otros, que descubre una serie de notas diferenciales. El pase comienza con dos entrantes fríos. Tiradito de salmón, encurtido al café, leche de arroz y cítricos; y lascas de presa ibérica al vino de jerez, con queso valluco, pistacho verde, manzana y guindilla. Ambos platos se acompañan de dos combinados diferentes para los que utiliza la misma base de Royal Bliss Creative Tonic Water con ginebra, twist de limón y frambuesa, en el primero, y palo cortado, manzana deshidratada, angostura y AOVE en el segundo. De corte moderno, esta tónica neutra es perfecta para combinar con ginebras que tienen personalidad propia, con notas florales, frutales o más especiadas.

Patatas bravas Arola.
Patatas bravas Arola.

La segunda armonización llega con otros dos entrantes calientes, de sobra reconocidos: las patatas bravas Arola y los buñuelos de merluza con salsa de vermut blanco. Para ellos se proponen dos combinados con base de Royal Bliss Vibrant Yuzu Sensation con ginebra, campari y naranja deshidratada en el primero; y ginebra, twist de limón y deshidratado más perfume. En este caso se los combinados se preparan con la tónica más tradicional de la marca, con un punto cítrico y amargor marcado, para disfrutar del gintonic más clásico.

Escabeche suave de ventresca de atún.
Escabeche suave de ventresca de atún.

Para el plato principal se proponen dos elaboraciones con mayor intensidad: escabeche suave de ventresca de atún o pastel de carne en su jugo, con una salsa ravigote, similar a una vinagreta. Los acompañan dos combinados de Royal Bliss Gingerale con ginebra, limón deshidratado y hierbabuena; o con ron añejo y lascas de jengibre. La base de este 'mixer' de jengibre es perfecto para acompañar bebidas añejas con paso en barrica, potenciando sus matices más especiados.

Torrija de sobao con chocolate.
Torrija de sobao con chocolate.

El último plato es el postre, y también ofrece dos elaboraciones: arroz -inflado- con leche o torrija de sobao con chocolate. En este caso, el Royal Bliss Bohemian Berry Sensation se combina con ron añejo, melocotón almíbar y canela; y con vodka macerado en frambuesa para ofrecer dos cócteles aromáticos y únicos, con notas afrutadas al inicio -melocotón, mango, albaricoque- y un final más ácido -frutas silvestres-, que ponen el broche a esta expeciencia de Royal Bliss.

RESTAURANTE CORMORÁN BY SERGI AROLA

Dirección: Paseo de El Sardinero, 2ª Playa, Santander.

Teléfono: 942 291 990.

Director gastronómico: Sergi Arola.

Inaugurado: Junio de 2018.

Jefe de cocina: José Ramón González.

Jefa de sala: Lourdes Cuadriello.

Estilo de cocina: Alta cocina de autor.

Precio medio de la carta: Entre 35-40 euros.

Menú ejecutivo: 22 euros, de martes a viernes.

Recomendaciones: Arroz negro con calamar de potera, ensaladilla rusa cremosa con virutas de katsobushi, las famosas bravas Arola y el bocata de calamares.

Capacidad: 90/100 comensales.

Cierra: Lunes.

Bodega: Extensa carta de vinos y coctelería by Royal Bliss.

Terraza: En la planta baja, a pie de playa, Cormorán Bar & Grill, un concepto diferente, más informal.

Wifi: Sí.

Aparcamiento: Zona de la playa.