Poke, un plato de origen hawaiano

Poke, un plato de origen hawaiano

Ricardo Ezcurdia
RICARDO EZCURDIA

Cuando hablamos de poke hacemos alusión a un plato de origen hawaiano que se ha extendido rápidamente por Estados Unidos, donde se ha hecho muy popular y, a partir de ahí, ha irrumpido recientemente con fuerza a nuestro país. Si os fijáis, ya lo podemos encontrar en las cartas de muchísimos restaurantes, por lo que quizá esta receta os sugiera pedirlo en la próxima ocasión o simplemente hacerlo en casa.

El concepto 'poke' hace referencia a la combinación de pescado marinado sobre una base de arroz blanco y acompañado de otros ingredientes como aguacate, tomate, cebolla, pepino y otras verduras, todos ello ingredientes que hacen que sea una receta, rica, saludable y barata, con lo cual para qué queremos más.

Nosotros esta semana vamos a elaborar y compartir con los lectores de esta sección un poke, pero ejecutado un poco 'a nuestra manera', adaptándolo a los ingredientes que podamos tener más a mano.

Lo primero que debemos detener en cuenta es que hay varias cosas básicas que no pueden faltar en un poke. De entrada, una base con algún cereal como el arroz blanco, integral, arroz negro o, por ejemplo, quinoa; después, vegetales, que aportarán frescor y una textura crujiente, así como alguna proteína que normalmente suelen proporcionar los pescados o en algunos casos los mariscos. El salmón y el atún son los clásicos, pero puedes personalizar tu receta.

Otra de las claves fundamental es la marinada, que también ofrece diferentes opciones y con la que conseguirás aportar un toque único a tu plato.

Y, por último están los aliños; teniendo en cuenta que en un poke cabe casi de todo, lo podemos 'personalizar' a nuestro gusto, tanto en cantidad de ingredientes como en aliños, picante etc…

Pues manos a la obra. Empezamos cociendo el arroz en abundante agua y dejándolo enfriar. Hay que tener en cuenta que cada tipo de arroz tiene una coccion distinta.

A continuación cortamos unos dados de bonito y lo ponemos en un bol para marinarlo con soja, lima y un poco de azúcar.

Picamos el resto de ingredientes. A mí me gusta utilizar aguacate, pepino, guindilla, cebollino, pepinillos y cebolletas en vinagre o algún encurtido, el que más os guste; unas alcaparras quedan genial. Podéis añadirle lo que queráis, insisto, desde frutos secos como anacardos, hasta frutas frescas como el mango.

Por último, nos queda emplatar. Ponemos el arroz como base y decoramos el plato con el bonito marinado y el resto de ingredientes de la forma que más nos guste.

Podéis hacer infinitas combinaciones para que os quede una presentación de lo más original. Lo aliñamos con una vinagreta, un toque de soja, un poco de vinagre de Jerez o unos matices cítricos de naranja, lima, limón...; con un poco de aceite va perfecto.

 

Fotos

Vídeos