Ángel Polo: «Las tendencias actuales requieren productos nuevos»

Ángel Polo es el propietario y gerente de Exclusivas Apolo./
Ángel Polo es el propietario y gerente de Exclusivas Apolo.

Exclusivas Apolo comenzó distribuyendo yogures por Cantabria y ahora suministra 2.700 productos por toda la región

DIEGO RUIZ

Exclusivas Apolo comenzó su andadura en el año 1989 en una nave de Mercasantander con dos cámaras frigoríficas y un camión para distribuir yogures. Hoy en día, esta empresa suministra 2.700 productos por toda Cantabria con una facturación de unos seis millones de euros anuales, posee una cartera de 700 clientes tan solo en el sector de hostelería, tiene contratados a veintidós trabajadores y dispone de un parque móvil con ocho vehículos.

«Empecé -señala Ángel Polo, propietario de la empresa- siendo una delegación de Yogures Frinat, una sociedad belga-holandesa, la primera que fabricó este producto sin conservantes ni colorantes. Fue mi punto de partida en unas instalaciones de Mercasantander, en las que contaba con unas cámaras ya instaladas. Adquirí entonces, para la distribución, un camión frigorífico».

«Pagaba el traspaso de Mercasantander y me di cuenta de que la empresa de los yogures no iba bien, por lo que me decidí a meter nuevos productos, así que a los tres años ya tenía tres camiones y otros tantos conductores-repartidores contratados», afirma Polo.

Quesos, embutidos y productos perecederos fue lo primero que Exclusivas Apolo comenzó a distribuir en comercios de alimentación. «Doce años después comenzamos a vender también a establecimientos de hostelería. Al principio, en una proporción de un 80% por ciento en alimentación y el resto en hostelería. Hoy el 70% es ya para hostelería y el 30 para alimentación. Esto fue producto de la proliferación de Mercadona, Día, Aldi..., que obligaron a cerrar los pequeños comercios, las tiendas de barrio. Así, nosotros cumplíamos con la labor de ser meros intermediarios», recuerda.

Metida ya de lleno en esta dinámica, Exclusivas Apolo se decantó «por los productos de calidad enfocados a la hostelería, aún sin malear por la gran distribución. Productos caros, buenos, gourmets y para profesionales».

Hoy, esta empresa maneja 2.700 productos, aunque la previsión de Ángel Polo es «reducir un poco. Es una locura».

De todos estos productos de calidad, los que más distribuye Apolo son «quesos regionales, nacionales e internacionales, y natas. También cecinas, jamones, foie, salmón ahumado... Pero si hablamos de familias de productos, sobre todo los quesos», dice.

El sector

Es obligado preguntar a Ángel Polo sobre el momento por el que atraviesa el sector y por cómo se presenta el futuro. «El sector va bien -afirma- aunque se pasó muy mal con la crisis de 2007. Hasta 2012 no fueron nada bien las cosas y, desde 2013 hasta hoy se ha mejorado bastante. Pero las sensaciones para este año no son nada positivas, se habla de la posible llegada de una nueva crisis, pero nosotros seguiremos trabajando para crecer más y seguir bien posicionados». «Estas navidades -continúa- han sido extrañas, se ha concentrado todo en Nochebuena y Nochevieja».

En cuanto al futuro, en especial en el relativo a la distribución en el sector hostelero, Polo matiza que «los cocineros buscan ahora innovar, salirse un poco de lo tradicional, que tampoco se ha olvidado. La cocina actual es de fusión y de maridajes. La comida japonesa, por ejemplo, se ha impuesto mucho y algunos cocineros hacen recetas sin que sean japoneses. También tiene mucha incidencia lo mexicano y lo peruano. Por eso integramos nuevos productos para satisfacer estas tendencias, siempre en función de la demanda. Se trata de servir a nuestros clientes».

Exclusivas Apolo tiene una cartera de unos 700 clientes, sólo del sector hostelero, distribuidos por toda la región, y además suministra a cadenas como Lupa o Supermercados BM, para facturar unos seis millones del euros al año.