La amenaza de huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair pone en peligro miles de vuelos este verano

La amenaza de huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair pone en peligro miles de vuelos este verano

La próxima semana se anunciarán las posibles jornadas de paro, que podrían ser entre los últimos días de julio y los primeros de agosto y afectar a las 16 conexiones que operan desde Santander

Susana Echevarría
SUSANA ECHEVARRÍASantander

Este sábado, día 30 de junio, se acaba el plazo que los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair han dado a la compañía irlandesa para que aplique las mismas condiciones laborales para todo el colectivo de auxiliares de vuelo -ya sean los contratados por la propia empresa o los que entran a trabajar a través de empresas de trabajo temporal (ETT's) u otras agencias- tal y como exige la legislación española. Y si no mejoran las condiciones de estos trabajadores a los que la compañía pretende dejarles fuera de cualquier negociación, a pesar de ser mayoría, habrá huelga de tripulantes de cabina en media Europa, lo que, por supuesto afectará a los vuelos que Ryanair opera desde Santander.

El más que seguro anuncio de huelga de Ryanair se producirá en Dublín -sede principal de la compañía- si vencido el plazo no se alcanza un acuerdo. Los días 3 y 4 de julio los representantes de los tripulantes de cabina de España, Bélgica, Portugal e Italia volverán a reunirse en la capital irlandesa y para entonces, el sindicato USO, que representa a los tripulantes españoles, espera tener «definido» el calendario de movilizaciones en toda Europa durante este verano, que afectará a miles de vuelos y de pasajeros.

Y si a esta amenaza de huelga de Ryanair le añadimos las huelgas de controladores en Francia (contra las políticas del presidente Emmanuel Macron y sus afanes de congelar los salarios y suprimir puestos de trabajo en la Administración), que desde finales del pasado año llevan afectando de lleno a los vuelos que parten o llegan al aeropuerto Seve Ballesteros de Santander, el verano pinta mal para viajar en avión.

Además, según avanza El Mundo, la huelga de Ryanair coincidirá con fechas en las que haya más actividad aérea. Es decir, que la compañía, que cuenta con 39 bases en Europa, se puede ver paralizada en los últimos días de julio y/o los primeros de agosto.

Pero, oficialmente, será a partir de la próxima semana cuando se anuncie en qué jornadas los tripulantes de cabina de Ryanair en media Europa vayan a la huelga este verano. Por supuesto, esto afectará a los vuelos que la compañía 'low-cost' opera desde el Aeropuerto Seve Ballesteros. Ryanair ofrece 16 destinos desde Santander. Doce de ellos operan durante todo el año (Barcelona, Valencia, Málaga, Tenerife, Marrakech, Dublín, Edimburgo, Londres, Bruselas, Berlín, Budapest y Roma) mientras que Milán y Düsseldorf sólo desde marzo a octubre, y Lanzarote y Palma de Mallorca, entre junio y septiembre. Además hay dos destinos, como son Marrakech y Budapest, en los que la única conexión de ambas ciudades con todo el norte de España está en Santander.

Desde el sindicato español lamentan la postura de Ryanair. «Hemos intentado dialogar con ellos y no hay manera», asegura Ernesto Iglesias, portavoz del sindicato USO del sector aéreo, que ha denunciado que Ryanair está presionando a los trabajadores que están de baja para que se cojan una excedencia.

Por el momento, los sindicatos de otros países como Alemania o Países Bajos no se van a unir a las movilizaciones porque «todavía están negociando con la empresa».

También los pilotos

En España, también las negociaciones de Ryanair con el Sepla (Sindicato que agrupa a los pilotos) para firmar un primer convenio colectivo se encuentran congeladas. Los pilotos han optado por denunciar a la compañía irlandesa ante los tribunales para que los 'falsos autónomos' pasen a la plantilla.

Ryanair emplea aproximadamente a unos 700 pilotos en nuestro país, según los cálculos realizados por el sindicato Sepla, y a unos 1.700 tripulantes de cabina (TCP) en la docena de bases que la primera 'low cost' de Europa tiene en nuestro país. Precisamente, en España es donde tiene más presencia, siendo además el segundo país europeo con más bases y pilotos de toda la red de la compañía.