La autopsia confirma que el cuerpo hallado en la costa de Cóbreces es el de Manuel

Los efectivos de Emergencias, tras haber recuperado el cuerpo del joven desaparecido./Javier Rosendo
Los efectivos de Emergencias, tras haber recuperado el cuerpo del joven desaparecido. / Javier Rosendo

Un pescador localizó el pasado viernes el cadáver del joven de 16 años, al que buscaban desde su desaparición el 23 de junio

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

La autopsia del cuerpo localizado el pasado viernes frente a la costa de Cóbreces ha confirmado que se trata de Manuel Blanco Iglesias, el joven de 16 años natural de Torres (Torrelavega) que desapareció la víspera de San Juan cuando se encontraba con sus padres y hermanos en una zona de acantilado en Ruiloba. Aunque coincidía tanto la complexión física como la ropa y el lugar en el que se ha encontrado, las autoridades judiciales han esperado hasta tener el informe preliminar de los forenses para informar al entorno del joven.

Ver más

La familia había ido a pescar a la Punta de la Corneja y en un momento dado, alrededor de las ocho de la tarde, el chico decidió irse a caminar solo por un sendero. Nunca más regresó. Fueron los tripulantes de un barco que regresaba de echar las redes hacia Comillas los que, alrededor de las 11.30 horas del pasado miércoles, se encontraron con un elemento extraño flotando a unas dos millas de la costa, en la perpendicular de la Punta de Rebollera de Alfoz de Lloredo, exactamente entre los molinos de El Bolao y la playa de Cóbreces. «Había un objeto flotando a nuestro lado, a estribor. Estaría a unos 300 metros de nosotros. Porque estaba el día claro, si no no nos habríamos dado cuenta», explica el capitán del 'Nuevo Playa de Luaña', Luis Moro.

Los especialistas en criminalística de la Policía Judicial de la Guardia Civil, por el estado de descomposición que presenta el cuerpo, no pudieron realizar su identificación in situ, por lo que ha sido necesario el uso de las citadas técnicas forenses para la extracción de ADN. Esa labor se ha llevado a cabo en el Instituto de Medicina Legal de Cantabria, un órgano dependiente de la Consejería de Presidencia y Justicia.

El funeral de cuerpo presente que por el eterno descanso del menor se celebrará mañana a las 12.00 horas en la iglesia parroquial de Torres y a continuación se producirá la inhumación en el cementerio de El Astillero. Mientras tanto, la capilla ardiente permanece abierta en el tanatorio de Río Cabo.

A pesar de que el caso se abrió inicialmente en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción San Vicente de la Barquera -el que corresponde a Ruiloba-, las diligencias por el cuerpo aparecido en Cóbreces se han llevado a cabo en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Torrelavega, el que estaba de guardia en ese momento. Este ha sido el que ha asumido estos últimos pasos hasta la confirmación de la identidad.