Las pruebas de ADN determinarán si el cuerpo aparecido en Cóbreces es el del joven Manuel Blanco

El helicóptero del Gobierno, esta mañana en el prado de Cóbreces donde aterrizó con el cadáver encontrado en el mar./Javier Rosendo
El helicóptero del Gobierno, esta mañana en el prado de Cóbreces donde aterrizó con el cadáver encontrado en el mar. / Javier Rosendo

El cadáver lo encontró el presidente de la Cofradía de Pescadores de Comillas, en una zona próxima a la que desapareció el joven de Torrelavega el pasado 23 de julio

SARA TORRE Alfoz de LloredoMARIÑA ÁLVAREZ Santander

Esta mañana ha aparecido el cadáver de un hombre joven en el mar, a una milla de la Punta de Rebollera, entre la costa de Cóbreces (Alfóz de Lloredo) y de Ruiloba, exactamentre entre los Molinos de Bolao y la playa de Luaña. Lo ha encontrado sobre las 11.00 horas el presidente de la Cofradía de Pescadores de Comillas, Luis Moro, cuando faenaba por esta zona. Aunque todavía no se ha confirmado la identidad, el lugar está cercano a los acantilados en los que el 23 de junio se perdió la pista de Manuel Blanco, el joven torrelaveguense de 16 años que estaba pescando con sus padres y hermanos en un paraje de Casasola, salió a dar un paseo por un sendero y ya no regresó.

El pescador reconoció que se trataba de un cuerpo humano por la ropa que vestía y de inmediato llamó al 112. El servicio de emergencias movilizó al helicóptero del Gobierno de Cantabria y a la Guardia Civil. Este periódico ha sido testigo de la maniobra de la aeronave, que voló hasta el punto señalado por la tripulación del pesquero 'Nuevo playa de Luaña'. Entonces, un buzo se lanzó al mar para coger el cuerpo, que fue izado en una cesta y llevado a tierra firme. El aparato tomó tierra en una zona conocida como Las Antenas. Ya aquí, el cadáver fue sacado otra vez, después procedieron a limpiar el helicóptero y a suministrar combustible para, a continuación, volver a introducir el cuerpo.

El servicio de emergencias del Gobierno de Cantabria ha confirmado a este periódico el hallazgo del cadáver, pero de momento no se puede asegurar que sea el chico desaparecido.

A pesar de estas cautelas, el propio presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, lo daba por hecho en su cuenta de Twitter, donde expresaba sus condolencias a la familia de Manuel Blanco, natural de Torres (Torrelavega). Poco después matizaba que el cadáver está todavía sin identificar. El cuerpo queda bajo la custodia de la Guardia Civil, a la espera de que se realice la autopsia y se confirme su identidad. Dado el estado en el que se encuentra el cuerpo, los especialistas en criminalística de la Policía Judicial no han podido realizar su identificación in situ, por lo que será necesario el uso de técnicas forenses para la extracción de ADN.

Este domingo se cumplirían 15 días de la desaparición de Blanco y de la puesta en marcha de un dispositivo de búsqueda en el que han participado decenas de pescadores y voluntarios de esta comarca, sumándose a los efectivos de emergencia. Helicópteros, lanchas, buzos y personal de Protección Civil y del 112 llevan todo este tiempo peinando la zona por tierra, mar y aire con la ayuda de perros rastreadores, en un radio de búsqueda que se llegó a extender desde la costa de Comillas hasta la playa de Covachos (Santa Cruz de Bezana).

Así lo contamos

Síguenos en Facebook